Amedrentamiento a la prensa: “Sin libertad de expresión, no hay democracia”, asegura abogada

Ante el amedrentamiento a la prensa que se dio por parte de unos fiscales que buscan datos sobre periodistas que redactaron artículos, la abogada especialista en Derechos Humanos, Alejandra Peralta Merlo, aseguró que “sin libertad de expresión, no hay democracia”, sosteniendo también que los ataques a este derecho atentan también contra la democracia.

Libertad de prensa
Imagen ilustrativa sobre un intento de censura a la libertad de prensa.Shutterstock

Cargando...

Los fiscales Aldo Cantero, Daniela Benítez y Rodrigo Estigarribia, quienes emitieron unos oficios a ABC Color y Última Hora, negaron haber incurrido en un amedrentamiento a la libertad de prensa, pese a que como en los tiempos de la dictadura de Alfredo Stroessner, solicitaron datos de periodistas encargados de realizar publicaciones

Al respecto, la abogada Alejandra Peralta Merlo, magister en Derechos Humanos, precisó que conoce a los mencionados agentes del Ministerio Público y sostuvo que le causó sorpresa esta petición conociendo la trayectoria de los fiscales, ya que esta solicitud “puede tomarse como un amedrentamiento a la prensa y hacia la libertad de expresión”.

Continuando con sus explicaciones, Peralta sostuvo que no se habla sobre que “el periodista está por encima de la ley”, sino, en este caso se enfatiza la protección a la libertad de expresión que es un derecho humano y que si esta libertad no existe, tampoco existiría la democracia.

“Sin libertad de expresión, no hay democracia; limitarla o restringirla es bastante preocupante”, apuntó la especialista durante su visita al programa Expediente Abierto de ABC TV.

Libertad de expresión es la “piedra angular de la democracia”

Asimismo, Peralta calificó a la libertad de expresión como “la piedra angular de la democracia” y lamentó que este derecho se ve sumamente afectado incluso a nivel continental, sosteniendo también como parte de su idea que un ataque a esta libertad, es también un ataque a la democracia.

Incluso la abogada sostuvo que no se puede repetir y “caer en lo mismo” en referencia a una persecución a la prensa como la que se vio durante la dictadura stronista, que durante ese régimen, averiguar el nombre de un periodista fue el preámbulo del cierre de ABC Color.

“El periodismo es una profesión que tiene que ser celosamente protegida y más aún para quienes realizan trabajos en frontera. Proteger la identidad muchas veces es vital; es algo de vida o muerte”, sentenció la defensora de los Derechos Humanos.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...