DNCP denuncia presunta falsificación para participar de licitación del IPS

Contrataciones Públicas presentó ayer una grave denuncia en la Fiscalía contra la conocida empresa de limpieza Potî del clan Palumbo. Según el escrito, la mencionada compañía habría falsificado una autorización de Vital SA para participar de una licitación del IPS por G. 68.696 millones, unos US$ 9,2 millones. Vital SA, que también aparece como proveedora de la previsional, informó que entregó la documentación solo a dos firmas.

Última convocatoria del IPS para la contratación del servicio de limpieza por más de G. 68.696 millones. La adjudicación se canceló.
Última convocatoria del IPS para la contratación del servicio de limpieza por más de G. 68.696 millones. La adjudicación se canceló.Archivo, ABC Color

Cargando...

La denuncia presentada ante el Ministerio Público está firmada por el director nacional de Contrataciones Públicas, Agustín Encina. Argumenta que es contra personas innominadas, no obstante, aclara que se tratarían de los responsables de la conocida empresa Potî SA, cuyos representantes ante la DNCP son Alberto Palumbo y sus hijos Carlos y Jorge Palumbo.

La compañía, por más de una década, acaparó los contratos de limpieza del Instituto de Previsión Social (IPS). El año pasado no logró ganar y hace días volvió con “todo” para conseguir nuevamente el codiciado contrato por más de G. 68.696 millones, alrededor de US$ 9,2 millones, con la previsional para limpiar algunas de sus principales dependencias.

Según el escrito de la DNCP, mediante la recepción de una denuncia el 6 de noviembre último en el portal web, se verificó que en el marco de esa intención por volver a ser contratado y participar de la convocatoria (cancelada) “LPN SBE 105-23 CONTRATACIÓN DE SERVICIOS DE LIMPIEZA E HIGIENIZACIÓN PARA LAS DISTINTAS DEPENDENCIAS DEL ÁREA CENTRAL DEL IPS”, la firma Potî SA (presentada en consorcio con Alberto Palumbo bajo la denominación del Consorcio Capital) presentó un documento que supuestamente es falso o de contenido falso.

La denuncia relata que la documentación supuestamente adulterada corresponde a una “requerida para acreditar la capacidad técnica de los ofertantes y que supuestamente fue expedida por la firma Vital SA a favor de la firma Potî SA y del señor Alberto Palumbo (...) para la provisión de un producto para la esterilización de áreas profundas y críticas (quirófanos) de las dependencias del IPS”.

La DNCP detalla que el Pliego de Bases y Condiciones establecía que: “La empresa prestadora de los Servicios de Esterilización Profunda de Áreas Críticas deberán garantizar la eficiencia y seguridad sanitaria del servicio, a cuyo efecto, se deberá presentar catálogos y anexos (características y composición de los productos), de los productos ofrecidos, con certificación de origen. Documentación respaldatoria de autorización suficiente, por parte de la fábrica, distribuidor o representante para ofertar el servicio solicitado”.

Verificaron documento

El escrito de la DNCP relata que el comité evaluador de la licitación del IPS elaboró un informe en el cual se cita que se pidió informes a la empresa Vital SA (Sandra Patiño Mancuello/Casilda Mancuello/Chiara Ruggilo) para confirmar si otorgó la autorización a las empresas oferentes. Señala que la mencionada firma contestó que solo entregó las autorizaciones a dos empresas: Mimbi SA (José Manuel González/Paolo Miguel Laguardia) y Serpar SA (Berta Noemí Ortellado/Fernando Escobar), omitiendo a Potî SA.

“La denuncia formulada ante la DNCP motivó la apertura de una investigación de oficio –aún en trámite– por parte de esta institución a través de la Resolución DNCP N° 4286/23 del 9 de noviembre de 2023 y, en el marco de la sustanciación de dicha investigación, se solicitó a la empresa Vital SA que confirme si expidió o no dicha autorización a favor de la firma Potî SA” (sic), señala.

Agrega que, por medio de un correo electrónico del 14 de noviembre pasado, la firma Vital SA respondió a la DNCP diciendo que solamente emitió la correspondiente autorización a dos empresas: MIMBI SA y SERPAR SA, “descartándose así que hubiera emitido la autorización a favor de POTÎ SA o del señor Alberto Palumbo, con lo cual surgen indicios de que estas personas podrían haber presentado un documento cuya autoría fue desconocida por el supuesto emisor del mismo” (sic).

No es la primera vez

Los antecedentes evidencian que no es la primera vez que surge una denuncia por supuesta falsificación contra la empresa Potî. El año pasado, para la licitación de limpieza, también saltó el mismo problema.

Ese hecho –que también se relata en la denuncia presentada ante la DNCP– le había costado al clan Palumbo “ganar” otra vez en esa ocasión el contrato por más de G. 72.320 millones, unos US$ 10 millones.

En el inconveniente, llamativamente, aparecía también Vital SA. Entonces, el IPS anunció una denuncia cuyo avance no se conoce.

“Para nosotros es auténtico”

Jorge Palumbo, uno de los representantes de Potî SA, aseguró que la empresa Vital SA sí les otorgó la autorización correspondiente. “Para nosotros es auténtico, que ahora quieran desconocer escapa de la práctica comercial nuestra”, dijo. Indicó que no es la primera vez que tienen el problema con la citada compañía, pero esta vez lograron documentar todo el trámite. Añadió que presentarán denuncias por las prácticas dominantes de Vital SA.

Más de US$ 12,5 millones

La empresa Vital SA (representada por Sandra Patiño Mancuello, Casilda Mancuello y Chiara Ruggilo y que salta en la denuncia de la DNCP como la encargada de dar autorizaciones) aparece con dos millonarios contratos con el IPS por servicios de “desinfección de acción prolongada” para sus diferentes dependencias. El primero por G. 39.535 millones (US$ 5,4 millones) se firmó el 9 de marzo de 2020, mientras que el segundo –aún vigente y por 24 meses– se refrendó el 3 de mayo de 2022, por el monto global de G. 52.324 millones.

Es decir, con dos contratos la mencionada empresa consiguió de la previsional G. 91.859 millones, alrededor de 12,5 millones de dólares, en menos de 4 años.

Lo llamativo es que el servicio contratado por el IPS con Vital SA es similar al que se les “exige” a las empresas de limpieza para cumplir la capacidad técnica, según el PBC. Más curioso es que la citada compañía aparece en los informes de evaluación de las licitaciones de los años 2021 y 2022 otorgando autorizaciones y siendo subcontratada para realizar la desinfección de las áreas críticas (quirófanos), de acuerdo a los documentos.

O sea todo apunta a una aparente doble contratación de Vital SA para hacer lo mismo al mismo tiempo en el IPS.

ABC buscó ayer a la representante de Vital SA, Sandra Patiño, para conocer detalles de los informes enviados a la DNCP.

Sin embargo, dijo que todo estaba a cargo del abogado Eduardo De Gásperi y prometió enviarnos el número de teléfono de este para contactarlo, hecho que no ocurrió hasta el cierre de nuestra edición.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...