Aquellos macabros meses en los que se gestó Frankenstein

Esta es la historia del oscuro trasfondo de aquellos meses trágicos durante los cuales la joven Mary Shelley escribió su mejor libro.

William Purser: Villa Diodati, circa 1830.
William Purser: Villa Diodati, circa 1830.gentileza

Cargando...

La escritora inglesa Mary Wollstonecraft y el empresario estadounidense Gilbert Imlay se conocieron en Francia. Allí, el 25 de Floreal del segundo año de la República, 1794, nació su hija Fanny Imlay. Gilbert se marchó en 1795 y Mary Wollstonecraft lo siguió a Londres, pero Gilbert la rechazó. Una noche lluviosa, Mary saltó al Támesis. La salvó un desconocido.

Mary se casó dos años después con el filósofo anarquista William Godwin, pero murió en septiembre, de complicaciones al dar a luz a su hija Mary Wollstonecraft Godwin, hoy conocida como Mary Shelley. Fanny tenía entonces tres años, y Godwin buscó a su padre, pero Imlay no estaba interesado en la huérfana, así que Godwin la adoptó.

Tiempo después, Godwin se casó con Mary Jane Clairmont, que tenía dos hijos, Claire y Charles. En 1803, nació el hijo de Godwin y Mary Jane, William. Así crecieron, en la casa de Mary Jane Clairmont y William Godwin, sus cinco hijos, Fanny (Frances) Imlay Wollstonecraft, Mary Godwin Wollstonecraft (después, Mary Shelley), Claire y Charles Clairmont y William Godwin Clairmont.

En 1812, cuando tenía quince años de edad, Mary Godwin conoció al poeta Percy Bysshe Shelley, recién casado con Harriet Westbrook, a quien Percy abandonaría en 1814 para huir al Continente con Mary. Con ellos también se marchó Claire. La fuga de las dos jóvenes hijas de William Godwin se supo en todo Londres, y el filósofo fue por ello ridiculizado en la prensa.

Los tres regresaron en setiembre y se instalaron en una casa en Londres. Mary dio a luz en febrero de 1815 a una niña prematura que murió poco después. Para entonces, Claire y Lord Byron –con quien los tres se encontraron durante su viaje– ya eran amantes. La mancha en la reputación familiar creció cuando Claire, Mary y Percy volvieron a viajar juntos al continente para reunirse nuevamente con el libertino lord.

Antes de la partida de Mary, Claire y Percy, Fanny había discutido con Mary, y en sus cartas intentó reconciliarse con ella. Su soledad era evidente. Pero, absorta en su difícil relación con Shelley, y en su propia escritura, Mary no le prestó demasiada atención. El trío regresó poco después a Inglaterra, esta vez con Claire embarazada, y se instalaron en Bath, intentando ocultarla para protegerla de las habladurías.

La noche del 9 de octubre de 1816, Fanny salió de su casa, llegó hasta Swansea, Gales, y se registró en una posada del lugar, el Mackworth Arms Inn, en donde pidió que nadie la molestara. Esa noche, Mary, que estaba en Bath con Percy y Claire, recibió una carta de Fanny, que se la había enviado antes, desde Bristol. En su casa de Londres, Godwin también recibió una, despachada igualmente desde Bristol.

Después de leer las respectivas cartas, el filósofo William Godwin y el poeta Percy Bysshe Shelley, alarmados, por separado, partieron de inmediato rumbo a Bristol. Pero Fanny ya no estaba en esa ciudad. Cada uno por su cuenta, ambos la rastrearon, y ambos lograron seguir su rastro y llegaron hasta Swansea. Arribaron a la localidad galesa el 11 de octubre, solo para encontrarse con la noticia de que, la víspera, Fanny había sido encontrada muerta en su habitación de la posada. Fanny Imlay se había suicidado con una dosis letal de láudano a los 22 años de edad. La breve nota del diario local, The Cambrian, omitió su nombre. El informe forense la declaró sencillamente muerta, no suicida. La familia contó mil historias a su entorno para ocultar la verdad: que estaba en un viaje de vacaciones, que había enfermado de gripe en Gales, que había fallecido a consecuencia de una «fiebre inflamatoria»... Ni Percy ni Mary mencionarán esa muerte en su correspondencia.

No mucho tiempo antes, durante una velada del verano de 1816 que se volvería mítica, en Villa Diodati, Byron había desafiado a Mary, a Percy y a su médico personal, el doctor John William Polidori, a escribir una historia cada uno, y elegir la mejor de las cuatro. Mary comenzó a escribir la suya en junio, a los 18 años de edad, y la terminó en mayo. Entre la primera y la última línea de aquella historia que escribió, Fanny Imlay decidió suicidarse con una dosis letal de láudano en la solitaria habitación de una posada galesa y Harriet Shelley apareció muerta, un triste y pálido cadáver flotando en las heladas aguas del río Serpentine, en el londinense Hyde Park. Fanny murió en octubre y Harriet murió en diciembre, unos días antes del matrimonio de Mary y Percy Shelley. Y fue a lo largo de aquellos macabros meses que se gestó Frankenstein; or, The Modern Prometheus.

juliansorel20@gmail.com

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...