Compra de votos es “difícil de probar”, dicen desde el TSJE

Carlos María Ljubetic, director de Procesos Electorales del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), afirmó este lunes que la compra de votos y el soborno constituyen algo “difícil de probar” en las elecciones que se hacen en nuestro país. Lamentó además que haya un solo agente fiscal electoral asignado para toda Asunción y el departamento Central. Por otra parte, destacó que pese a factores adversos hubo una concurrencia habitual en las internas partidarias que se celebraron ayer, domingo.

La compra de votos en las elecciones que se hacen en nuestro país — una cuestión frecuente y cultural — es difícil de probar para que sea un hecho castigado, dijo hoy Carlos María Ljubetic, director de Procesos Electorales del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE).
La compra de votos en las elecciones en nuestro país —una cuestión frecuente y cultural— es difícil de probar para que sea un hecho castigado, dijo hoy Carlos María Ljubetic, director de Procesos Electorales del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE).Nathalia Aguilar

Ljubetic destacó este lunes en una entrevista con ABC Cardinal que las internas partidarias celebradas ayer, domingo, tuvieron la concurrencia habitual de otros comicios a pesar de la pandemia, del Día del Padre y de las condiciones climáticas adversas. “El PLRA está (con participación) muy cercana al 35% y el Partido Colorado en 40,3%. La participación no fue menor que antes”, dijo la autoridad.

Consultado sobre si el factor dinero, es decir la compra de votos, pudo haber incidido en este hecho al aprovecharse los políticos de la situación económica vulnerable de la gente en estos momentos de crisis por la pandemia, Ljubetic dijo que sí, pero indicó que solo con dinero o con compra de votos no se puede ganar una elección.

“El voto del aparato (partidario) y del dinero puede definir una elección; solo con el dinero es muy dificultoso. No se gana solo comprando votos. La gente se moviliza también por su lado, por su voluntad”, opinó.

En ese sentido, dijo que el soborno para la compra de votos —un delito que se vio mucho ayer en varios locales en todo el país— es una cuestión “muy difícil de controlar a no ser que se haga tan abiertamente y pueda intervenir la Policía”.

“Detectarlo puede ser sencillo, pero probarlo es más difícil”, añadió Ljubetic, al tiempo de indicar que acabar con esta práctica “solo se podrá lograr con un mejoramiento del nivel económico y social de la ciudadanía”.

En relación a estos casos, lamentó que el Ministerio Público asigne a un solo fiscal electoral para Capital y Central. “La Fiscalía electoral es muy limitada; una fiscal para Central y Capital, para unos 2.500.000 de habitantes, es una locura”, manifestó.

Sobre de dónde sacan los políticos el dinero para sus campañas, reconoció que, pese a cumplirse la Ley de Financiamiento Político, “corre plata” por debajo de las rendiciones que hacen, algo que dificulta mucho el trabajo para hacer que se cumpla. En ese sentido, finalizó argumentando que solo se podrá aplacar esta práctica con el control concatenado de varias instituciones.

Las internas partidarias se realizaron ayer para la elección de candidatos con miras a las municipales que se harán el 10 de octubre de este año. Los comicios debían hacerse en 2020, pero fueron pospuestos por la pandemia del COVID-19, que ya se cobró 11.633 fallecidos en nuestro país hasta ayer.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05