Miembro del EPP saldrá de prisión militar

La supuesta integrante del grupo criminal EPP, Laura Mariana Villalba Ayala, de 37 años de edad, saldrá de la prisión militar de Viñas Cue, donde está recluida desde su captura producida el 23 de diciembre de 2020, pero para ser trasladada probablemente al Centro de Rehabilitación Social (Cereso), que es la cárcel del municipio de Cambyretá, departamento de Itapúa.

Laura Mariana Villalba Ayala (remera amarilla), saliendo del área penal militar de Viñas Cue.
Laura Mariana Villalba Ayala (remera amarilla), saliendo del área penal militar de Viñas Cue.Archivo, ABC Color

La ministra de Justicia, Cecilia Pérez, confirmó que Laura Villlalba será llevada a la penitenciaría sureña cuando estén dadas las condiciones de seguridad para su traslado.

La secretaria de Estado dijo que incluso ya tienen una resolución firmada por la jueza Rosarito Montanía. Sin embargo, no pudo precisar cuándo se hará la transferencia. Fue en el programa Momento Justo de radio ABC Cardinal 730 AM.

La integrante confesa del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), Laura Villalba, había sido capturada por militares del Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI) en la falda del Cerro Guasu de Amambay, cuando estaba saliendo del campamento de la banda terrorista como para regresar a la “vida de civil”.

La mujer fue sorprendida en posesión de una pistola calibre 9 milímetros con la que el EPP mató a un matrimonio alemán en 2015 y a ocho militares en 2016.

Laura Villalba es considerada como la principal reclutadora de niños que luego son alistados en el EPP. De hecho, fue la que supuestamente trajo desde Argentina y metió en el campamento del EPP a las dos niñas de 11 años que fueron abatidas por el CODI el 2 de setiembre de 2020. Una de las criaturas fallecidas incluso fue registrada en Argentina como hija de Laura, pese a que en realidad era su sobrina.

La citada también sería responsable de la desaparición en el monte de su sobrina de 14 años que quedó herida luego del último enfrentamiento entre el CODI y el EPP que se registró el 20 de noviembre de 2020, en la misma zona del Cerro Guasu, cuando fueron abatidos los secuestradores Lucio Silva, Esteban Marín López y Rodrigo Argüello.

Estos últimos estaban regresando al campamento principal de la gavilla luego de secuestrar al exvicepresidente de la República, Óscar Denis, quien sin embargo nunca más apareció.

Laura Villalba es hermana de la recluida Carmen Villalba y de los prófugos José Villalba, quien era considerado jefe logístico del EPP; Osvaldo Villalba, “comandante” de la organización terrorista desde 2005, y Liliana Villalba, otra de las cabecillas actuales del brazo armado.

Otras integrantes de la misma familia son María Rosa Villalba, quien fue capturada en 2006 cuando se dirigía al campamento del EPP, y Myrian Villalba, abogada defensora de casi todos los miembros de la banda y madre documental de la otra niña de 11 años abatida el año pasado en la guarida del grupo criminal.

“Activistas” afines al terrorismo

La presunta ntegrante del EPP, Laura Villalba, la semana pasada fue objeto de una fallida visita en su lugar de encierro de parte falsos activistas de Derechos Humanos que vinieron a Paraguay supuestamente en carácter de una “misión humanitaria” que solamente iba a buscar a la adolescente terrorista que se perdió en el monte el año pasado.

El citado grupo se denomina Dónde está Lichita y está integrado en su mayoría por izquierdistas radicales argentinos que, de acuerdo a lo que se ve en sus redes, abiertamente apoyan al EPP. En un primer momento encontraron en Paraguay la adhesión del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP).

Este último es un ente autárquico cuyo presidente es José Antonio Galeano Mieres. Recién después de la reacción de las familias víctimas del EPP, el repudio masivo contra la “misión humanitaria” que vino de Argentina y la expulsión de esta comitiva del territorio paraguayo, el MNP emitió un comunicado en que básicamente se echó para atrás en su postura inicial de apoyo a los extranjeros que defienden a los secuestradores del EPP.

Después de que fueran echados de nuestro país, y una vez reinstalados en Argentina, los izquierdistas radicales revelaron la verdadera intención de su visita a Paraguay, al exigir en sus redes sociales “libertad inmediata” para la fundadora del EPP, Carmen Villlalba, y para la hermana de esta y a la vez reclutadora de niños terroristas, Laura Villalba.

Sobre Laura incluso escribieron que lleva “más de ocho meses de injusta y arbitraria prisión” y que “es otra presa política del Estado terrorista de Paraguay”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.