Atribuyen a EPP secuestro del exvicepresidente Óscar Denis

El grupo terrorista Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) se adjudicó ayer, mediante unos panfletos, el secuestro del exvicepresidente de la República Amancio Óscar Denis Sánchez, de 74 años de edad. El expolítico liberal fue capturado junto con un peón en su estancia Tranquerita, situada en el distrito de Bella Vista Norte, departamento de Amambay. Hasta el cierre de nuestra edición, no había aún información oficial sobre pedido de rescate.

Amancio Óscar Denis Sánchez, exvicepresidente de la República que fue secuestrado ayer en Amambay.
Amancio Óscar Denis Sánchez, exvicepresidente de la República que fue secuestrado ayer en Amambay.

BELLA VISTA NORTE, Amambay (Aldo Rojas Cardozo, corresponsal). El secuestro de Óscar Denis, quien fue el vicepresidente de Federico Franco entre 2012 y 2013, fue descubierto aproximadamente a las 15:15, cuando los empleados de su estancia Tranquerita que estaban transportando ganado hallaron la camioneta del patrón abandonada en un camino interno de la finca, a 3.000 metros del casco central.

El rodado estaba con las cuatro puertas abiertas y dentro de él fueron recogidos varios panfletos de una célula del EPP que se identificó como Brigada de Ajusticiamiento de Matones de Indígenas.

Amancio Óscar Denis Sánchez estaba trabajando junto a un grupo de peones en el retiro denominado Fondo, cuando a eso de las 13:15 recibió un llamado telefónico de otro empleado que le pidió que fueran a auxiliarlo, ya que acababa de sufrir un accidente al ser chocado por un animal en otro sector de la propiedad.

Efectivamente, Denis, quien también fue gobernador de Concepción, parlamentario, ministro de Agricultura y presidente del PLRA, salió del retiro a bordo de su camioneta y llevando consigo al peón Adelio Mendoza Benítez, de 21 años, quien debía abrir los portones que tenían que pasar en su trayecto hacia el punto del accidente.

Sin embargo, como Denis nunca llegó al auxilio de su empleado accidentado, este último se comunicó con otras personas que estaban en el casco central y que al final lo rescataron. Para ese momento, Denis y el peón había sido ya estaban secuestrados.

Al menos hasta esta madrugada no había una información oficial acerca de un pedido de rescate.

Los criminales, llamativamente, dejaron en el rodado todas las pertenencias del exvicepresidente, como su celular, su reloj, etcétera.

El Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI) tuvo que enviar el primer contingente en helicóptero, para asegurar el perímetro y descartar explosivos.

Intervinieron los fiscales Carlomagno Alvarenga y Marco Amarilla, aunque desde Asunción viajaron en avión sus colegas Federico Delfino y Lorenzo Lezcano, quienes recién anoche pudieron acercarse a la escena.

Para llegar al lugar del secuestro, se recorren 20 kilómetros por la Ruta PY05, desde el centro de Yby Yaú, y luego se transitan otros 22 kilómetros por un camino de estancias que necesariamente implica pasar por un precario puente sobre el río Aquidabán, que a su vez representa el límite entre los departamentos de Concepción y Amambay.

El lugar de la captura de Denis y su peón queda a solo 8.000 metros del retiro Aquidabán de la estancia Overá, perteneciente a la familia Silva Smith, que fue atacado el jueves último justamente por un grupo armado que entonces sería el mismo que ayer se llevó al exvicepresidente de la República.

La zona del plagio se halla a 32 kilómetros en línea recta del punto donde el 2 de setiembre pasado el CODI eliminó a dos niñas en el campamento del EPP.

LEA TAMBIÉN:

Efraín pide cabezas

Contestan de esta forma al gobierno

“Hay que responder con la misma fuerza”

Mario Abdo fue al norte

Explicación sobre caso Yby Yaú motivó reacción dispar de senadores

Postergan juicio a OGD con excusa del covid

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.