Lluvias denotan precariedad de caminos de tierra en Alto Paraguay

Con las primeras precipitaciones que se están registrando en el departamento, de nuevo aparece el eterno problema de la precariedad de los caminos de tierra, esto porque no se hicieron trabajos serios para reparar los tramos viales de la zona durante la sequía que afectó a la región. En contrapartida, hay mucha alegría entre los pobladores por la llegada de las benditas lluvias.

Pasajeros del colectivo que se dirigía a Bahía Negra, en pleno trabajo por sacar al ómnibus del lugar empantanado. Esto ocurrió el sabado.
Pasajeros del colectivo que se dirigía a Bahía Negra, en pleno trabajo por sacar al ómnibus del lugar empantanado. Esto ocurrió el sabado.abc color

Cargando...

Las lluvias que se están registrando desde hace una semana en todo el Alto Paraguay. Trae un gran alivio tras la larga temporada seca que de nuevo afectó a la zona, donde no se producían precipitaciones de grandes proporciones desde mayo, lo que hizo que varias comunidades y pequeños productores ganaderos, sean asistidos con el acarreo de agua en camiones cisternas.

Lea más: Benditas lluvias ayudan a superar temporada de sequía en Alto Paraguay pero empeora caminos

La prolongada sequía de más de 5 meses, una vez más, castigó con todo al departamento, siendo los pequeños ganaderos los que más pérdidas económicas sufrieron, debido a la mortandad de sus animales vacunos, hecho similar con la muerte de numerosos animales de la rica fauna chaqueña.

Marcas de lluvias

El pasado domingo 19 llegaron las primeras lluvias en el departamento, después de una larga sequía. Las precipitaciones alentaron la esperanza de que podrían aumentar en los días sucesivos. Tal situación se dio para tranquilidad de los pobladores de la región, y hasta la fecha, en un lapso de 7 días existen zonas donde las lluvias ya superaron los 220 mm. Con esta marca podemos decir que la temporada seca está quedando atrás.

En el distrito de Fuerte Olimpo, una de las zonas más castigadas por esta sequía, las precipitaciones fueron en el orden de los 150 mm, las cuales traen alivio a las numerosas familias, quienes desde hace meses estaban siendo asistidos con el acarreo de agua en camiones cisternas.

En numerosos establecimientos ganaderos podíamos observar la gran cantidad de agua en los tajamares y aljibes, que unos días atrás estaban casi secos. Este ambiente ayuda a los productores para asegurar la supervivencia de sus animales.

Con la llegada de más precipitaciones, se podrá también llenar de agua los tajamares para el consumo del vital líquido, atendiendo que en estos momentos se encuentran en un 50% de reserva de agua, cantidad aún insuficiente como para vencer la sequía, pero sin duda alguna ayuda a poder disponer con más facilidad del agua.

Caminos, la misma historia de siempre

Apenas se está iniciando esta temporada de lluvias y de nuevo resurge el viejo y conocido problema de la precariedad de los caminos de tierra, a consecuencia que no se hicieron los trabajos serios durante la larga temporada de sequía.

Existe un convenio entre el Ministerio de Obras Publicas y Comunicaciones, la Gobernación del Alto Paraguay y la Asociación de Caminos para mantener transitable los tramos ruteros del departamento, para lo cual la mencionada asociación se encarga del cobro de peaje, considerado por todos como la más cara de todo el país.

El puesto de peaje funciona en la zona 65, unión de la ruta bioceánica con el camino de tierra. En dicho sitio se realiza el cobro a los conductores que deseen transitar hacia los distritos de Fuerte Olimpo y Bahía Negra.

El precio difiere dependiendo del tipo de vehículo que se posee: así los pequeños pagan G. 50.000, los camioncitos de hasta 5 mil kilos pagan G. 75.000 y los camiones de gran porte como los transportadores de mercaderías y ganados tributan G. 100.000. El pago se realiza ida y vuelta.

Los usuarios del camino alegan que se paga un peaje de oro, pero en la realidad no se ve la inversión en la reparación de los caminos, pues con los primeros aguaceros, los tramos quedan totalmente intransitables, como está aconteciendo de nuevo.

Transporte de pasajeros

Dos unidades del transporte público de pasajeros que se dirigían a esta zona se encuentran desde el sábado empantanado sin poder llegar a destino, uno de ellos se dirigía a la comunidad de Bahía Negra y el otro a Fuerte Olimpo.

Los pasajeros, como siempre sucede en estos casos, fueron rescatados por personas solidarias a bordo de camionetas 4X4 y así pudieron llegar a sus hogares. Ambos colectivos partieron desde la capital del país, y a pesar del gran esfuerzo realizado por los propios pasajeros, que bajaban para empujar en medio del lodazal, no pudieron llegar al destino deseado, al menos los ómnibus.

Barrera

En varios tramos de estos caminos existen barreras, que son implementados en los días de lluvias para evitar que se estropeen aún mas los maltrechos caminos de tierra. Sin embargo, en varias ocasiones, numerosos conductores se vuelven reacios a respetar estas clausuras y arremeten con todo empeorando aún más la situación de estos tramos.

Estas personas alegan, que al no existir los trabajos de reparación de parte de las autoridades, a pesar del millonario monto que se recauda en el puesto de peaje, no tienen por qué respetar estas disposiciones.

Lea también: Lluvias generan esperanzas en Alto Paraguay

En este panorama de falta de responsabilidad, tanto de las autoridades como de algunos conductores irresponsables, al final los que más sufren son los humildes pobladores, al no poder transitar por los caminos y una vez más quedan aislados.

Al respecto, el presidente de la Republica Santiago Peña, en su reciente visita a Fuerte Olimpo, prometió una vez más, que su gobierno se encargara de asfaltar estos caminos del Chaco, abriendo una verdadera ilusión de esperanza entre los pobladores y productores de la zona, para que esto se pueda cumplir.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...