INC licita compra de coque, mientras persisten los problemas de provisión

La INC licitó la compra de 50.000 toneladas de pet coke o coque de petróleo, que es el combustible que se utiliza en el horno de Vallemí para la producción de clínker. El monto del llamado es por G. 141.389 millones. La estatal tiene un contrato vigente con el precio más caro de la historia, pero no le entregan la cantidad que necesita.

Gerardo Guerrero Agusti,  presidente de la Industria Nacional del Cemento (INC).
Gerardo Guerrero Agusti, presidente de la Industria Nacional del Cemento (INC).Gustavo Machado

Cargando...

La Industria Nacional del Cemento (INC) publicó una licitación para la compra de 50.000 toneladas de pet coke o coque de petróleo, que es el combustible que se utiliza en el horno de Vallemí para la producción de clínker, principal insumo del cemento.

El monto de referencia de la convocatoria, a través de la modalidad de subasta a la baja electrónica, es por G. 141.389 millones (US$ 19,6 millones al cambio actual), es decir, un precio de G. 2.827.789 la tonelada (casi US$ 394), según lo publicado en el portal de Contrataciones. La carga de propuestas de los interesados se realizará desde esta mañana y la etapa competitiva de la subasta iniciará mañana jueves.

El llamado se realizó pese a que la cementera tiene un contrato vigente para la compra de coque, el cual tiene serios problemas de provisión por los retrasos en los pagos por parte de la INC. Se trata de la adjudicación a la empresa Monte Alegre, de Conrado Hoeckle, conocido exasesor y amigo del expresidente de la República, Mario Abdo Benítez, que debe proveer 30.000 toneladas de “pet coke” a la INC, que se le otorgó sin competencia, bajo la modalidad de excepción por urgencia impostergable, durante la administración de Ernesto Benítez.

El monto de este contrato con Monte Alegre, que se rubricó el 10 febrero último, es por US$ 15,3 millones, lo que significa que la estatal le está pagando US$ 510 por cada tonelada del producto, que es el precio más caro que la empresa pública pagará por la compra de coque.

La INC venía pagando US$ 229 por tonelada en 2019, US$ 300 en 2020 y US$ 449 en 2021, pero hoy está abonando una cotización mucho más alta.

“Se busca bajar precio”

El nuevo presidente de la cementera pública, Gerardo Guerrero Agusti, manifestó a este diario que en este momento se busca reducir los precios de compra de coque, porque actualmente la INC está produciendo a pérdida al pagar US$ 510 la tonelada por el combustible.

Además, señaló que no se está proveyendo la cantidad de coque que necesita la estatal por problemas de gestión. “Desde que se implementó el cambio de matriz energética (de fuel oil a coque) este es el precio más caro al que se ha adquirido el coque”, expresó.

Asimismo, indicó que los paros constantes del horno de Vallemí justamente se dieron por la falta de provisión de coque “por el cese de pago de las deudas que teníamos con ese proveedor en específico” y que “la campaña de producción del horno en Vallemí está supeditada exclusivamente a la disponibilidad de coque de petróleo”.

“Estamos desarrollando un plan a corto plazo. Justamente ya abrimos unos canales con los proveedores para poder ver en qué situación ellos están, porque dependemos de los proveedores para llevar una campaña de producción continua. Eso va a hacer que el costo de producción baje”, enfatizó.

Advierten que se tiene poco coque en Vallemí

Obreros de la planta de Vallemí informaron ayer que la INC tiene poco coque en la fábrica y advirtieron que si la empresa Monte Alegre no provee más combustible, el horno de clínker de nuevo podría parar.

“Tenemos combustible para 10 días. Está llegando más, pero tenemos información que Monte Alegre recién ahora está cargando el combustible en Minas Gerais, Brasil, cómo para llegar acá en Vallemí en cinco días. Aparentemente va llegar a tiempo para no parar nuevamente el horno, pero tenemos dudas. Esta es la herencia que dejó la administración de Ernesto Benítez”, expresó uno de los voceros.

Asimismo, indicaron que en el contrato vigente con la firma Monte Alegre se tiene aún un saldo aproximado de 10.000 toneladas de coque, para que se pueda completar las 30.000 toneladas previstas en el marco de esta adjudicación.

La INC realizó una “inversión” de US$ 80 millones provenientes de la colocación de bonos soberanos en sus plantas de Villeta y Vallemí, ejecutada principalmente en el gobierno de Horacio Cartes, con la excusa de aumentar la producción y, por ende, sus ingresos.

Se buscaba ahorrar con el cambio del sistema de combustión del horno de clínker de Vallemí (de fuel oíl a coque), pero esto no se ve hasta hoy. Hoy la cementera estatal sólo registra pérdidas y no puede pagar ni a su proveedora de combustible, que es vital para la operación de la fábrica.

.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...