Humo intenso: actividades físicas no son recomendables

Respirar el aire contaminado producto de los incendios forestales es tan nocivo como ser fumador. Aunque no se fume, el ambiente contaminado eleva el riesgo de sufrir disfunción pulmonar, enfermedades respiratorias y circulatorias que pueden llegar a ser mortales. Como primera medida se recomienda limitar la realización de ejercicios al aire libre ya que aumenta la demanda de aire y así se respira un mayor número de partículas nocivas.

Para aquellas personas acostumbradas a hacer ejercicios al aire libre, en este momento de intensa humareda a causa de incendios forestales, no es recomendable practicarlas, ya que el pulmón se ventila más a la hora de los ejercicios y por ende se respira más humo.
Para aquellas personas acostumbradas a hacer ejercicios al aire libre, en este momento de intensa humareda a causa de incendios forestales, no es recomendable practicarlas, ya que el pulmón se ventila más a la hora de los ejercicios y por ende se respira más humo.DIEGO PERALBO

El humo está hecho de una compleja mezcla de gases y partículas finas que se producen cuando se queman la leña y otros materiales orgánicos e inorgánicos . La mayor amenaza para la salud por parte del humo proviene de las partículas finas. Estas partículas microscópicas pueden penetrar profundamente en los pulmones. En las personas sin enfermedades previas pueden provocar una serie de problemas de salud, desde irritación en los ojos y goteo nasal, hasta enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas.

“Lo ideal sería evitar respirarlo, si se puede. Y cuando el humo es pesado, como el que se produce en las proximidades de un incendio, es dañino para cualquiera. Las altas concentraciones de humo, como las que se han producido por efecto de la oleada de incendios forestales, sucedidos en estos días, pueden desencadenar una serie de síntomas” dice el Dr. David Chaves, neumólogo.

Ciertas personas tienen mayor riesgo

- Personas con covid-19 o que se encuentren recuperándose de la enfermedad. Debido que el funcionamiento del corazón y de los pulmones está comprometido a causa del virus, la exposición al humo de los incendios puede agravar los síntomas.

- Las que padecen enfermedades cardíacas o pulmonares, como insuficiencia cardíaca, angina de pecho, enfermedad cardíaca isquémica, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfisema o asma, de ellos, prestar principal atención en adultos mayores

- Los niños y adolescentes, debido a que sus sistemas respiratorios todavía están en desarrollo, respiran más aire que los adultos, son más propensos a tener actividades al aire libre, y a padecer asma.

- Los diabéticos , ya que son más propensos a padecer enfermedad cardiovascular subyacente.

- Sin olvidar a las embarazadas, debido a que pueden existir potenciales efectos sobre la salud tanto para ellas como para el feto en crecimiento.

No se recomiendan las actividades físicas

Para aquellas personas acostumbradas a realizar ejercicios al aire libre como caminatas, paseos en bicicleta, entrenamientos o trote, en este momento no es recomendable realizarlas puesto que se respira bastante humo y eso va directo a los pulmones. “Como primera medida recomiendo limitar la actividad física al aire libre, esto aumenta la demanda de aire y se respira mayor número de partículas nocivas” manifestó el profesional.

Entonces, ¿Cómo darse cuenta de que el humo nos esta afectando?

Las altas concentraciones de humo pueden desencadenar una serie de síntomas. Cualquiera puede experimentar ardor en los ojos, goteo nasal, tos, flema, chillido de pecho y dificultad para respirar.

Si se padece de enfermedad cardíaca o pulmonar, el humo puede empeorar los síntomas. Las personas con enfermedades cardíacas pueden experimentar dolor en el pecho, palpitaciones, falta de aire o fatiga.

Las personas con enfermedades pulmonares puede que no puedan respirar tan profunda o vigorosamente como de costumbre y pueden experimentar síntomas como tos, flema, molestia en el pecho, chillido de pecho ,dificultad para respirar y somnolencia .

Sugerencias

- Limitar la realización de ejercicios al aire libre por aumentar la demanda de aire y respirar mayor número de partículas nocivas.

- En caso de tener pacientes con covid-19 en el domicilio, hacer controles cercanos de saturación de oxígeno y tener en cuenta los signos de alarma y el respectivo aislamiento.

El uso de mascarillas no es suficiente

Las mascarillas de tela o las mascarillas quirúrgicas no protegerán a los pulmones de las partículas finas que se encuentran en el humo de los incendios. Las máscaras contra partículas, conocidas como respiradores N95 o N-100, ayudarán, pero deben calzar bien y utilizarse de manera correcta.

Limpiar los filtros de aire

Es aconsejable permanecer dentro de la casa, tomar medidas para mantener el aire interior tan limpio como sea posible. Mantener las ventanas y puertas cerradas, a menos que el clima esté extremadamente caluroso . Si se tiene aire acondicionado utilizarlo. Mantener el filtro limpio para evitar traer más humo adentro. Por sobre toda las cosas mantener una buena hidratación.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.