Costosos servicentros de Petropar podrían quedar en manos de políticos

Petropar pretende entregar a privados ocho de sus estaciones de servicios propias, por las que en su momento invirtió casi G. 35.000 millones. Eddie Jara, quien viajó a Dubái, sigue sin explicar bajo qué ley o normativa se realizará esta “concesión”. Según el pliego, solo los operadores de la estatal podrán “ofertar”, varios de ellos vinculados a políticos colorados como Pedro Alliana, Bachi Núñez, Juan Carlos Baruja y varios otros más.

Ciudadanos esperaron durante horas para poder recargar sus garrafas ayer en Villa Elisa. Cientos no pudieron lograrlo.
Ciudadanos esperaron durante horas para poder recargar sus garrafas ayer en Villa Elisa. Cientos no pudieron lograrlo.Pedro Gonzalez

Cargando...

El titular de Petróleos Paraguayos (Petropar), Eddie Jara, no deja de sorprender, pues luego de pretender comprar combustible a una proveedora de alfombras y decoración, adquisición en la que iba a resultar beneficiada la deportista Andrea Lafarja Bittar, ahora quiere “concesionar” los servicentros de la estatal.

La “gran idea” es entregar a empresas privadas ocho de las nueve estaciones de servicios propias de la petrolera, por cinco años, por las cuáles la empresa pública invirtió casi G. 35.000 millones en su momento, según los registros de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) y también, según el propio pliego del llamado publicado para la concesión de los servicentros (ver infografía).

Resulta llamativo que la “competencia” solo se haya abierto a los 219 operadores privados que hoy ya cuentan con gasolineras con el sello de Petropar en varios puntos del país. Muchas de estas estaciones pertenecen a empresas vinculadas a políticos como el vicepresidente de la República, Pedro Alliana; el senador Bachi Núñez; el titular del Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Habitat (MUVH), Juan Carlos Baruja y varios otros más, principalmente colorados.

Entre los operadores de Petropar también figura, por ejemplo, el senador colorado Erico Galeano, imputado por los supuestos hechos punibles de asociación criminal y lavado de activos, en el marco de las investigaciones de A Ultranza PY. Si bien el legislador se desprendió en su declaración jurada de la empresa Alpina SA, que opera un servicentro de Petropar, en la lista de estaciones de servicios de la estatal, publicada en la página oficial, sigue figurando el contrato firmado entre Galeano y Eddie Jara, en 2017, para que dicha firma pueda seguir operando con la marca de la estatal.

En la lista de servicentros vinculados a políticos también se encuentran las ex diputadas cartistas, Blanca Marina Vargas de Caballero y Del Pilar Medina, actualmente ubicadas como asesoras en Itaipú y Yacyretá, respectivamente. También figuran la diputada cartista Jazmín Narváez y el senador colorado Luis Pettengill.

Otros de los dirigentes beneficiados por Petropar son el seccionalero cartista Víctor Molas Turó, el diputado colorado Néstor Castellano, el exdiputado Tomás “Ever” Rivas, la ex gobernadora colorada de Caazapá Celina Roa Vda. De Morel, el ex intendente de Hernandarias Blas Leguizamón (ANR), el exministro de Agricultura, Carlos Santa Cruz Britos, el ex intendente de Natalicio Talavera, Gustavo Giménez Silvero y seccionalero y concejal colorado de Itá, Fabio Andres Sosa Espínola.

Todos estos políticos podrán participar del llamado que ya está publicado en el portal de Contrataciones Públicas, pues en el pliego de bases y condiciones se estableció que solo podrán ofertar las personas físicas o jurídicas denominadas “operadores de Petropar”. Las ofertas se recibirán el próximo 15 de diciembre.

Concretamente, la petrolera pública pretende librarse de sus servicentros de Luque, Ñu Guazú (Asunción), Curuguaty, Hernandarias, Salto del Guairá, Ayolas, San Juan Bautista y Mauricio José Troche. Solo mantendrá como propia la estación de servicio de Villa Elisa, donde ayer sábado la estatal humilló a los ciudadanos regalando gas, una actividad con tinte populista.

No explican con qué ley se ejecutará la concesión

Ni el titular de Petropar, Eddie Jara, ni el gerente general, William Wilka, dieron explicaciones respecto a la normativa que se aplicará para esta concesión. La petrolera solo se limitó a informar que será en el marco de Ley 2051/03, artículo 2 “contrataciones excluidas”, inc. b, que establece: “las concesiones de obras y servicios públicos y el otorgamiento de permisos, licencias o autorizaciones para el uso y explotación de bienes del dominio público, los que, en su caso, se regirán por la legislación de la materia”.

Empero, pese a las insistencias de ABC Color, siguen sin aclarar sobre la ley o normativa que se utilizará para esta sospechosa entrega de bienes públicos.

En este sentido, tanto Jara como Wilka centraron la comunicación oficial a través de la directora de comunicaciones, Norma Caballero, que hasta hoy tampoco aclaró este punto, pese a las insistencias de este diario. Esta dependencia se llenó de funcionarios, cuyas labores se desconocen.

Desde dicha dicha Dirección solo se limitan a responder de forma incompleta las consultas de este diario y evitan la realización de entrevistas a algún funcionario. Hoy todo se canaliza a través de Caballero, que volvió a la petrolera pública tras beneficiarse con un retiro voluntario. Con su gestión se está implementando una política de hermetismo total en la estatal y todo indica que no hay ninguna intención de transparentar los procesos.

El presidente de Petropar, Eddie Jara, viajó esta semana a Dubái, Emiratos Árabes Unidos, y estará fuera del país durante 10 días, según confirmaron fuentes de la estatal. Hasta ahora nadie de la estatal explicó el motivo de dicho viaje, pero mientras tanto, en la petrolera pública siguen saltando más cuestionamientos al plan de concesionar ocho de sus nueve estaciones propias.

Vergonzosa humillación a paraguayos con recarga gratuita de gas

Con bombos y platillos Petropar anunció la recarga gratuita de garrafas en su estación de servicios de Villa Elisa, por lo que ayer cientos de personas formaron una inmensa fila, desde tempranas horas, para poder acceder al producto sin pagar. Con esto lo único se pudo observar es la aberrante humillación de las autoridades de la estatal hacia la ciudadanía, que tuvo que aguantar el sofocante calor para acceder a “Ñande Gas”.

Asimismo, cientos de compatriotas no pudieron realizar sus recargas, pese a que la petrolera pública tuvo que aumentar la cantidad de GLP que se regaló. El producto ya se agotó a las 8:00 de la mañana y muchos de los ciudadanos se sintieron engañados con la falsa publicidad “populista” sobre la entrega gratuita del producto vital para las familias.

En medio del sofocante calor, las personas esperaban horas para recargar sus garrafas de 10 kilos, cuyo costo de G. 55.000 debe subvencionar la petrolera pública, empresa de todos los paraguayos. La estatal incluso expuso al peligro a la gente, ya que aglomeró persona en una zona de mucho peligro por la presencia de combustibles inflamables.

Pero esto no importó a los directivos de la estatal, cuyo titular, Eddie Jara, se encuentra en Dubái, Emiratos Árabes, y no se sabe hasta ahora el motivo de dicho viaje. Nadie informó sobre dicha travesía del presidente de la petrolera, que seguramente se está costeado con recursos de públicos.

Un escueto comunicado de la estatal solo informó a la ciudadanía que a dos horas de haber iniciado la recarga de gas, “se ha contabilizado aproximadamente más de 800 garrafas, que supera la capacidad de beneficiar a 330 familias con 3.360 kilos de gas”.

En el escrito hasta se atrevieron a mencionar que “premiando el esfuerzo de muchas familias que están horas formando fila hemos aumentado 2.240 kilos más para llegar a un total de 550 familias beneficiadas”. Según la estatal en total se entregaron 5.600 kilos de gas, es decir, se recargaron 560 garrafas por un valor de G. 30.800.000. Las redes sociales se llenaron de críticas respecto a la humillación de Petropar a las familias.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...