10 de Setiembre de 2010 23:24

 

Vacunas contra el VPH, informate

Por Walberto Caballero Achucarro

Los índices de fallecimiento de mujeres por enfermedades causadas por el virus de papiloma humano (VPH) en nuestro país son alarmantes, sobre todo cuando en la región latinoamericana ocupamos el tercer puesto en muertes de una dolencia prevenible. Informate acerca de las vacunas que, en tres dosis, podrían salvarte la vida.

El virus de papiloma humano se trasmite sexualmente y, según explica la Dra. Esperanza Ortiz Maidana, ginecóloga, "existen diversos serotipos, clasificados en 2 grandes grupos: los de alto riesgo de producir cáncer en el tracto genital inferior femenino (TGI), ej.: 16, 18, 31, etc., y los de bajo riesgo, ej.: 6, 11, 42, etc.".

Este virus puede producir lesiones en tu zona íntima, como ser en el tracto genital, incluyendo la zona perianal, ano rectal, boca, lengua y garganta, etc., sin embargo, resalta la profesional que "la infección por VPH puede ser resuelta por las defensas del organismo en el 75 por ciento de los casos, pero si persisten pueden evolucionar hacia el cáncer".

A manera de info, es bueno que sepas que en nuestro país —a pesar de los esfuerzos realizados con la poca práctica de la prueba citológica del Papanicolau o PAP, no se ha logrado disminuir la alta prevalencia de 47 muertes por cada 100.000 mujeres, cifra considerada como una de las más altas del mundo. Ante esto, considera que "deben establecerse nuevas estrategias, y por sobre todo capacitar al personal de salud de áreas rurales en métodos complementarios, como ser la inspección visual con ácido ácético (IVAA) para poder derivar a tiempo a los centros especializados los casos de sospecha de lesiones precursoras del cáncer".

A finales de la década del 90, se comprobó que el 99,7 por ciento de todos los tejidos cancerígenos del tracto genital inferior contenían el virus, lo que dio inicio a los estudios pertinentes para lograr una vacuna que logre la prevención primaria de la enfermedad, pues los métodos de detección –PAP, colposcopia, etc.— constituyen una prevención secundaria. Estas vacunas están hechas a partir de virus inactivos que contribuyen con el sistema inmunológico a desarrollar defensas, y se aplica vía inyección intramuscular. Y ¡ojo! que NO es curativa, puesto que no se han demostrado efectos sobre el virus ya existente.

Desde entonces, las buenas noticias aparecieron junto con el descubrimiento de las vacunas. Señala la Dra. Ortiz que "existen en la actualidad dos tipos de estas: las bivalentes, contra los virus 16 y 18 (de alto riesgo) y las cuadrivalentes, contra los virus 6 y 11 (de bajo riesgo) y contra 16 y 18 (de alto riesgo)".

Quiénes sí, quiénes no

Pero aún hay más por saber acerca de las vacunas, pues su uso está bien esclarecido en cuanto a quiénes sí y quiénes no pueden aplicarse la medicación preventiva. "Pueden recibir la vacuna las niñas a partir de los 9 años. También aquellas mujeres que aún no hayan tenido inicio de relaciones sexuales. En tres dosis, que necesariamente deben completarse para que haya inmunidad". Entre las que NO deben recibir la vacuna están las mujeres que ya hayan desarrollado alguna lesión debida al virus.

Ya te estarás preguntando si se requieren estudios antes de la aplicación, y la respuesta que nos da la profesional acerca de ello es que no se precisan estudios previos en particular.

Las vacunas bivalentes y cuadrivalentes ya están en Paraguay, y ahora es momento de conocer sobre su efectividad. "La vacuna previene en un 100 por ciento la posibilidad de padecer cáncer de TGI que pudiera ser provocada por los virus citados y por mecanismos biomoleculares, también contra otros serotipos de igual riesgo. Pero para lograr la disminución de la prevalencia del cáncer en nuestro país y en el mundo, se debería vacunar al 80% de la población", y agrega que "por ahora eso será muy difícil, sobre todo por los altos costos de estas vacunas. Además debe ir acompañado de un buen programa de educación sexual, que oriente no sólo para evitar el contagio del VPH, sino además de todos los otros que conllevan enfermedades y pueden llegar a provocar la muerte".

Finalmente, no podemos dejar de preguntar acerca de los efectos secundarios.  "En la poca población que ha accedido a la vacunación no se han presentado efectos secundarios. Pero insisto: hay que hacer un seguimiento de 10 a 20 años para obtener resultados valederos para la salud pública".

Acordate del refrán "mejor prevenir, que curar…", por tanto los controles rutinarios, aunque ya te hayas aplicado las vacunas, debés hacértelos siempre, ya que   pueden aparecer infecciones persistentes de otros tipo de VPH. Así que, en tu próxima cita ginecológica, no dejes de preguntar por ellas.

Más info sobre VPH:

 VPH 16 y 18: son responsables del 70 por ciento de los casos de displasia cervical de alto grado, como así también causan el 70 por ciento de displasia vulvar de alto grado en premenopáusicas.
 VPH 6 y 11: se los considera responsables del 90 por ciento de los casos de verrugas genitales.
 VPH 16, 18, 31 y 45: causantes de más del 80 por ciento de los casos de cáncer de cuello de útero.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar