06 de Febrero de 2017 00:00

 

Cartas al director

El señor Jacinto Santa María, socio gerente y apoderado de Audicon – Auditores, Contadores y Consultores, remitió una carta al director con relación a un artículo publicado. El texto de la misiva dice lo siguiente:

“Como Socio Gerente y apoderado de Audicon – Auditores, Contadores y Consultores; y por respeto a sus lectores, a los trabajadores de nuestra firma, nuestros clientes y conciudadanos en general, me permito por este medio hacer conocer mi posición responsable sobre los graves errores contenidos en la nota publicada frente al editorial de la edición impresa de su diario del día 02/02/17, titulada ‘Firma vinculada a titular de la SET duplicó contratos con el Estado’, firmada por el periodista Juan Carlos Lezcano.

En primer lugar, es importante precisar que Audicon no es una firma creada ahora para lucrar, como insinúa la publicación. Es una empresa fundada por Marta González Ayala hace más de treinta años, que ha logrado posicionarse como una de las líderes del mercado en su rubro; habiendo sido la primera firma de Auditores en todo el continente americano en obtener la certificación internacional de calidad de la Asociación Interamericana de Contabilidad. Durante esas tres décadas, y ya antes de que la Dra. González fuera nombrada viceministra, nuestra firma ha venido ganando casi todas las licitaciones públicas y privadas más importantes del país, incluyendo las de las Binacionales Itaipú y Yacyretá, tras superar en licitaciones internacionales inclusive a las firmas más conocidas del mundo. Entonces, ¿qué tiene de raro que ahora sigamos ganando las mismas Licitaciones Públicas que ya ganábamos anteriormente sin necesidad de recurrir a presiones de ningún tipo?

Desde que Marta González tomó la decisión de dejar su cargo en Audicon, para dedicarse exclusivamente a la función pública, por consenso con ella, y por razones éticas, en Audicon adoptamos dos decisiones: No aceptar ningún cliente que tuviera algún problema con la SET; y no presentarnos a ninguna licitación en la que la viceministra de Tributación tuviera la posibilidad de influir en el resultado.

Esa política se cumple sin excepciones. En efecto, Audicon en los últimos tres años ha venido rechazando innumerables pedidos de servicios tributarios solicitados por contribuyentes que pretendían por nuestro intermedio resolver sus problemas con la SET. Es más, somos tan cuidadosos en el tema, que de los más de 5.000 (cinco mil) Contribuyentes que, según la SET, por ley deben tener auditoria impositiva, apenas 16 (dieciséis) son clientes de Audicon, a los que dictaminamos sobre su cumplimiento impositivo dentro del marco de los servicios de Auditoría general que prestamos a los mismos. Es decir, apenas el 0,32% (Cero coma treinta y dos por ciento) de las auditorías externas impositivas corresponde a Audicon, mientras el 99,68% de las auditorias impositivas se reparte entre las demás firmas de auditoría inscriptas ante la SET. Entonces, ¿de qué “beneficio del cargo” estamos hablando?

Francamente, no entiendo ¿por qué una discusión conceptual sobre el IRP, que debería dirimirse en otros ámbitos y por medio de un diálogo civilizado, tenga que convertirse en un tiroteo indiscriminado contra una empresa y contra una persona (yo), que nada tenemos que ver en el problema? ¿Qué es lo que se pretende con este tipo de ataques? ¿Que cerremos una firma de 30 años? ¿Acaso sería racional que porque la Socia fundadora de Audicon haya decidido sacrificarse por servir a su país desde un cargo público transitorio, tengamos que cerrar una empresa tan antigua, entregarnos al ocio, y dejar en la calle a los valiosos profesionales y docentes que trabajan en Audicon, solamente para evitar que ‘alguien’ nos acuse infundadamente de cualquier cosa?

En cuanto al escándalo que para el periodista representa el retiro de la fotografía de Marta González de la página web de Audicon, como si quisiéramos esconder la relación, pregunto: ¿no es acaso lógico que hayamos procedido de esa manera al renovar nuestra página web? Cabe recordar que al asumir el cargo en el 2013, la Dra. González se retiró de la gestión de la firma, documentando tal decisión por escritura pública firmada ante la escribana Norma Miret Galeano, hecho oportunamente comunicado a todas las Instituciones Públicas y Organismos Internacionales con los que trabajamos. Entonces, ¿qué sentido tendría mantener publicada en nuestra web la fotografía de alguien que ya no trabaja en Audicon sino exclusivamente en la SET?

Con respecto a la supuesta duplicación de contratos de Audicon con el Estado desde que la Dra. González asumiera su cargo público, las aberraciones que en la publicación se expresan como supuestas verdades son más que alarmantes. Por ejemplo: se afirma que a nuestra empresa Audicon ‘más de una veintena de Municipios la contrataron’.

‘En estos casos, las instituciones no publicaron los llamados a licitación para la adjudicación” (sic). La verdad es que efectivamente hemos trabajado, no en 20 Municipalidades como dice la nota, sino en 37; pero nunca fuimos contratados por esas municipalidades, sino por una Entidad Privada, el CIRD, dentro del marco del Proyecto Midamos financiado por USAID, y ‘Luego de un riguroso proceso de selección’, como puede leerse claramente en el certificado adjunto. Esas son las municipalidades que se mencionan en nuestra página web.

Por otro lado, en ninguna parte de la publicación se especifica que más del 95% de los contratos mencionados allí como de entidades públicas, figuran en la página de Contrataciones Públicas como correspondientes exclusivamente a proyectos financiados por el Banco Mundial, el BID, FONPLATA, etc., y que si bien se ejecutan dentro de distintos ministerios y entidades públicas, se adjudican en todos los casos por medio de Licitaciones Públicas convocadas por las Unidades Ejecutoras de esos Proyectos, que están regidas por Normas de esos Organismos internacionales, y siempre se adjudican previa aprobación de los mismos, sin la menor posibilidad de incidencia de la viceministra de Tributación.

Con respecto a los montos que supuestamente hemos ‘cobrado’ al Estado y que representarían en total más de 3.500 millones de guaraníes, también hay una evidente tergiversación. Actualmente, la política adoptada por los organismos internacionales de crédito es contratar a los auditores anticipadamente por varios años, hasta la finalización del Proyecto. Por poner solo un ejemplo, por razones de espacio, nuestro Contrato de auditoria vigente del Préstamo BID Nº 2660/OC-PR, que se ejecuta dentro del Ministerio de Trabajo, si bien representa en total la suma de Gs. 234.102.000, comprende cinco años de auditoria; lo que significa que Audicon cobrará en realidad una suma promedio de 46 millones de guaraníes por año, y recién en el 2019 completará el cobro del monto que el periodista afirma incorrectamente que Audicon ya cobró al Estado paraguayo, al señalar textualmente ‘es decir, prácticamente duplicó no solo el número de contratos, sino también de dinero que recibió por parte del Estado’.

Por otro lado, el contrato con el IPS, que en la infografía se presenta con la cifra de G. 434.447.200 en grandes números, corresponde a los años 2011 y 2012, como consta en el certificado adjunto, y consiste en el último trabajo que hemos realizado en el IPS, y por cierto, antes de que Marta González fuera viceministra. Finalmente, con respecto al apartado titulado ‘Esposo, asesor en SET’, que reproduce la ya desgastada teoría de los ‘tributaristas’ adversarios de mi esposa; a pesar de haberlo explicado ya en innumerables oportunidades, aclaro una vez más que no soy funcionario público; que nunca fui nombrado ni designado asesor de la SET, ni siquiera ad honorem.

Lo único que hice puntualmente, y concluí en los primeros meses del 2014, como puede verse en la adjunta nota de agradecimiento del entonces ministro Germán Rojas, fue apoyar gratuitamente a los equipos de Planificación de la SET y del Ministerio de Hacienda, en el proceso de diseño de los Planes Estratégicos de ambas instituciones, por tratarse de un tema de mi especialidad. Nunca hice oficina en la SET, ni accedí al sistema informático de la SET, ni a ninguna información confidencial de algún contribuyente. Quien crea que en el proceso de elaboración de un Plan Estratégico se utiliza información particular de algún contribuyente, simplemente no tiene idea de lo que es un Plan Estratégico Institucional.

Espero señor Director, que por razones de estricta justicia y cumplimento de la Ley, esta carta sea publicada con el mismo destaque que la nota que la motivó” finaliza la carta.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo