14 de Abril de 2017 12:36

 

¿La remontada depende del Real Sociedad?

Por EFE

BARCELONA. El técnico del Barca, Luis Enrique, ha asegurado que vuelve a confiar en su equipo, pero que darle a la vuelta a la eliminatoria en la Liga de Campeones pasa primero por ganar mañana a la Real Sociedad en la Liga.

“No me arrepiento de lo que dije en Turín. Es lo que sentía en ese momento. El estado de ánimo claramente te condiciona, pero ese estado de ánimo cambia, y cambia muy rápido. No tengo duda de que podemos darle la vuelta a la eliminatoria. De hecho, es más fácil de remontar que ante el PSG, porque tenemos que marcar un gol menos”, ha manifestado en la rueda de prensa previa al compromiso liguero de mañana.

Luis Enrique, sin embargo, ha insistido en la importancia del encuentro contra la Real: “No es el mejor rival para recuperar la confianza y prepara el partido contra la Juve. Pero tenemos que ganar estos 3 puntos para llegar al miércoles de la mejor manera. Si no ganamos mañana, llegaremos a ese partido con complicaciones”.

El preparador asturiano ha admitido que su equipo llega tocado a la cita con los guipuzcoanos, pero también se ha mostrado convencido de que sus jugadores sabrán sobreponerse. “Anímicamente, mañana no vamos a estar al cien por cien, por todo lo que hemos vivido, pero estoy seguro de que el equipo va a dar la cara”, afirmó Luis Enrique.

El entrenador pidió el cariño del Camp Nou para superar a la Real y así recuperar autoestima con vistas al duelo contra la escuadra italiana. “Entiendo que el culé esté cabreado pero, si quieren silbar, pueden esperar a final de temporada. Si quieren silbar al entrenador, ningún problema, porque yo no voy a fallar ningún balón, pero no a los jugadores”, ha indicado.

Preguntado por si se equivocó con su planteamiento táctico en Turín, Luis Enrique ha dicho no sentirlo así, aunque asume la responsabilidad. “Todas las decisiones las tomo yo y, si no supe trasmitir el modelo de juego, yo soy el responsable”, ha apuntado.

Tras caer en Málaga y Turín en apenas 72 horas, el Barcelona se ha complicado, y mucho, la posibilidad de conquistar los dos títulos más importantes de la temporada, pero Luis Enrique ha negado estar pasando por su peor momento desde que aterrizó en el banquillo azulgrana.

“No tengo esa sensación. Han sido tres años bastante moviditos e iguala hasta me queda lo mejor, fíjate”, ha respondido con sorna Luis Enrique, quien tampoco cree que sus hombres estén pasando por el peor momento del curso.

“A los jugadores los veo anímicamente bien. No es un situación nueva para ellos. Nos queda un tramo final de temporada muy delicado, pero nos vamos a rendir. Veo al equipo capacitado para darle la vuelta”, ha asegurado.

La reacción, ha insistido una vez más, empieza con un buen partido y un buen resultado, mañana, contra la Real Sociedad. La remontada contra el Juventus debe esperar. “Los jugadores ahora solo piensan en la Real, porque son conscientes de la dificultad que va a tener el partido de mañana. Queremos tener las máximas opciones en la Liga, y eso solo pasa por ganar”, ha apuntado Luis Enrique, quien ha vuelto a deshacerse en elogios hacia el equipo que dirige Eusebio Sacristán.

“Es un equipo de los más complicados que nos podemos encontrar a estas alturas de temporada. Un equipo que nos va a exigir en la presión, porque atacan muy bien, y que también es muy agresivo sin balón, porque salta a presionar en campo contrario, salta a presionar al portero... es un rival muy complejo”, ha concluido.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo