31 de Diciembre de 2017 13:06

 

Sueños de gloria y viejos problemas

Por EFE

Los clubes históricos de Milán, el Milan y el Inter, cierran un 2017 marcado por emociones contrapuestas, que pasaron de los sueños de gloria a la decepción por reencontrarse con los viejos problemas que provocaron su reciente decadencia.

Ambos con dueños chinos, el Milan del magnate Yong Hong Li y el Inter del grupo de inversores Suning, los clubes milaneses encararon la nueva temporada con la convicción de poder competir por la elite, pero cierran el año en involución.

El que vive el peor momento es el Milan, que ocupa la undécima plaza en la liga italiana, pero tampoco el Inter podrá celebrar el nuevo año de la mejor manera, ya que tras un brillante comienzo de campaña, lleva un mes en crisis de resultados.

Además, estos equipos fueron protagonistas del derbi válido por los cuartos de final de la Copa Italia y el Milan logró imponerse 1-0, lo que prolongó a cinco la racha de partidos sin victoria de su histórico rival. Fue un triunfo que, tal y como admitió el técnico del Milan, Gennaro Gattuso, no puede resolver todos los problemas de su club, pero sí puede dar un poco más de tranquilidad para intentar salir de una situación muy negativa. Y es que los “rossoneri” fueron uno de los equipos que más entusiasmo generaron en la pasada primavera y en el verano, meses en los cuales se hizo oficial el cambio de propiedad y en los que los nuevos directivos realizaron un millonario mercado de fichajes.

Era el 13 de abril cuando el empresario y ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi completó la operación de venta del 99,93 % del Milan al consorcio de empresas presidido por Yong Hong Li, lo que determinó el fin de una era y el comienzo de otra. Se cerraba un período de 31 años y 28 trofeos, entre ellos 5 Copas de Europa, para abrir, según esperaban los nuevos inversores, una nueva brillante etapa que devolvería el Milan a la cumbre del fútbol mundial.

Unos deseos que fueron alimentados durante el mercado de fichajes veraniego, cuando el club “rossonero” invirtió más de 200 millones de euros para incorporar a 11 nuevos futbolistas capaces de anular casi completamente el margen de diferencia con los demás “grandes” de Italia. A los líderes del curso anterior, como el español Jesús Fernández Sáez “Suso”, se sumaron jugadores como el internacional italiano Leonardo Bonucci, el argentino Lucas Biglia, el portugués André Silva o el croata Nikola Kalinic. Tras empezar con dos triunfos, los “rossoneri” sufrieron un contundente 1-4 contra el Lazio y de allí empezó una involución que llevó hasta la destitución del técnico, Vincenzo Montella, y a la contratación del entonces entrenador de la cantera, Gattuso. Sin embargo, el cambio de preparador no dio los resultados deseados y el Milan solo consiguió 4 puntos en las siguientes cuatro jornadas (2-2 ante el Benevento, 2-1 al Bolonia, 0-3 contra el Hellas Verona y 0-2 ante el Atalanta).

Dichos resultados confirmaron que los problemas del Milan son muy profundos y que el proceso para volver a la elite todavía requiere mucho trabajo a nivel táctico y psicológico, algo que no puede resolverse únicamente con grandes cambios en la plantilla. Unas dificultades deportivas y mentales que el Inter dio la sensación de haber superado tras su brillante arranque de temporada, pero que volvieron a ser evidentes en el último mes. Si el Milan apostó por un cambio radical en su plantilla, el Inter decidió realizar pocas incorporaciones en el mercado veraniego y encomendarse a un guía de carácter como el entrenador italiano Luciano Spalletti.

Tras llegar como líderes e invictos a la decimoséptima jornada liguera, los “nerazzurri” sufrieron dos derrotas seguidas (1-3 contra el Udinese y 0-1 ante el Sassuolo) y en siete días pasaron de la primera a la tercera plaza, con 5 puntos de distancia con respecto al liderato. Cabe subrayar que el Inter todavía está en plena lucha por el título, pero las últimas prestaciones dieron señales preocupantes, que Spalletti necesitará resolver lo más rápido posible para bloquear inmediatamente este bajón.

Así, tanto el Milan como el Inter analizarán lo positivo y lo negativo de su intenso 2017 para sacar indicaciones en vista del nuevo año, que esperan pueda suponer el trampolín para volver a su antiguo esplendor.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo