05 de Junio de 2005 00:00

| UNO DE LOS POCOS JUGADORES QUE PUDO CONTROLAR AL REY PELE

Vicente Bobadilla, protagonista de históricos partidos con Brasil

Fueron varios los jugadores paraguayos que hicieron historia vistiendo la albirroja y realizando memorables partidos contra el Brasil. Sin embargo, se puede decir que Vicente Bobadilla se encuentra un poquito por encima de todos, porque fue uno de los pocos defensores, tal vez en el mundo, que pudo controlar al Rey Pelé, en su mejor momento.

Quién lo diría, un señor humilde, de perfil bajo y que no tiene para nada la pinta de haber sido un gran jugador, hoy puede hablar de su satisfacción y por qué no, de sentir el orgullo de haber sentido el respeto de los brasileños. La referencia es a aquel morocho defensa central que lució en Guaraní de la época "de oro" del Legendario, Vicente Bobadilla, quien quedó en la historia por haber sido uno de los pocos marcadores en encontrar la fórmula para controlar al gran Rey Pelé.

Hoy en que se prepara otra página de la historia de las eliminatorias de un Mundial de Fútbol, entre Paraguay y Brasil, nos remontamos a la década del ’60, en la que estos seleccionados protagonizaron varios encuentros, los que tuvieron como rúbrica un récord mundial. Sí, aquel 31 de agosto de 1969, cuando en el estadio Maracaná (declarado "patrimonio histórico y arquitectónico" del Brasil por el Consejo Consultivo del Instituto de Patrimonio Histórico Nacional) se tuvo la mayor concurrencia de la historia: 183.341 pagantes. Brasil venció a Paraguay 1 a 0.

Protagonista estelar de aquella memorable jornada fue Vicente Bobadilla, porque pese a la derrota y al gol marcado por Pelé, el defensa paraguayo se convirtió en la figura. El propio as brasileño reconoció en un periódico de Río de Janeiro que no pudo con Bobadilla, según recuerda nuestro entrevistado.

"Pelé era muy rápido y encarador; entonces la única forma de controlarle era marcándolo muy de cerca; yo no le dejaba más de un metro", dijo. Reconoció que Pelé era muy fuerte, "pero nunca jugó con mala intención. Yo algunas veces le entraba con todo, total yo no tenía nada que perder", manifestó y se rió.

Al hacer referencia a aquel partido con 200.000 espectadores (porque esa era la cantidad real en el estadio), dijo que el ambiente era impresionante. "El sonido de la pelota retumbaba como si fuera que estuviésemos jugando en una pieza", recuerda Bobadilla. Sin embargo, aseguró que él nunca se asustó, pero agregó que jamás olvidará aquella jornada.

Con referencia a lo que fue el partido, resaltó que el equipo paraguayo no se achicó "y hasta creo que pudimos haber ganado, porque cuando estábamos todavía 0 a 0, Lorenzo Giménez (puntero zurdo) malogró una clara situación. Si marcaba aquel gol, la historia hubiese sido otra", remarcó.

¿Algún recuerdo especial de Pelé? Dijo que, durante el partido no se dirigieron ninguna palabra, "pero sí antes del juego, cuando nos intercambiamos banderines. Buena suerte me dijo, lógicamente en su idioma", relató Bobadilla.


PRIMERA VEZ

Corrían los primeros años de la década ’60, cuando le otorgaron al entonces defensor de Sol de América la responsabilidad de marcar a Pelé. Se aproximaba el partido por la Copa Oswaldo Cruz poco antes del Mundial Chile ’62. "Nadie lo conocía en Paraguay, pero ya se hablaba del ídolo brasileño, Pelé. En esa época yo jugaba de zaguero centro (Nº 3) y nuestro entrenador era Benjamín Laterza. El se fue a verlo a Pelé y cuando volvió me dijo que yo tenía que pasar de 5, para marcar al brasileño. Mi compañero de la defensa era Carlos Monín, pero él era grande y más lento. Acepté y fue así que tuve la oportunidad de marcar al negro", manifestó. Aquel partido se jugó en cancha de Olimpia y empatamos 2 a 2, según recuerda.

Después dijo: "Creo que no lo hacía mal; es así que, tras aquel partido en la cancha de Olimpia, él pidió a la directiva del Santos para que me lleve, Pero, lastimosamente por culpa de unos dirigentes del Sol de América, no me quedé en el Brasil. En realidad, fue también por mi ignorancia, yo acepté ir a prueba y fui a practicar en una mañana que estaba lloviendo. Yo no tenía taquilla alta y no pude ni pararme en la cancha. No me quedé", significó.


11 AÑOS SEGUIDOS

Vicente Bobadilla tiene actualmente 67 años, nació el 5 de abril de 1938. Es oriundo de Capiatá y se inició en el club General Díaz. En 1960 jugó en la selección de la Liga Capiateña, que protagonizó las finales del Interdigas de ese año con la Liga Central. "De ahí me quedé en Sol de América y dejé mi trabajo en una olería, en el Kilómetro 21, Ruta 1", recordó.

Igualmente destacó que a los tres meses ya fue convocado a la selección paraguaya y hasta 1971 vistió la Albirroja. "Durante 11 años fui convocado y nunca fui suplente", manifestó y agregó que no recuerda la cantidad de veces que le tocó la oportunidad de marcar a Pelé, con distinta pareja en la zaga central, con Juan Vicente Lezcano, Carlos Monín, Idalino Monges, Claudio Lezcano, Sergio Rojas, entre otros.

A mediados del ’60, Bobadilla pasó a Guaraní (fue campeón con la aurinegra 1967 y 1969) e integró aquel famoso plantel aurinegro integrado, entre otros, por Raimundo Aguilera, Juan Martínez, Sergio Rojas, Patiño, Luis Ivaldi, Néstor Juárez, Dionisio Arsenio Valdez, Genaro García y Graciano "Ka’i" González.


NO ESTA BIEN

Sobre su momento actual, Vicente Bobadilla, dijo que está muy bien, pero la realidad es otra. Dijo que "por lo menos de salud ando bien y estoy por trabajar otra vez", manifestó. Sin embargo, es evidente que su situación no es la mejor, porque pone en venta su casa, aunque aclaró que es más bien "porque hay mucha maldad y mi familia no se halla más aquí", indicó.
Hace 27 años que vive en su casa de Isla Po’i 1418 casi 11 de Setiembre, en el barrio Itá Kaaguy de Fernando de la Mora. Vive con su esposa Hortensia Almirón, con quien se casó hace 45 años. Tienes tres hijos, de quienes una vive con él, pero ya casada, la señora Gladys. La otra vive en Ayolas y el varón es pastor evangélico, quien lo ayudó a salir del alcoholismo y el tabaquismo.

"Estuve a punto de morir; para mí, la vida era la borrachera. Mi hijo me decía que cuando chico me acostaba en una cunita y ahora de grande en una cuneta. Pero, ahora gracias a Dios estoy muy bien, no tomo más y nunca más fumé", recalcó.

Actualmente esta rodeado de sus nietas, tiene 11 en total, pero Víctor Hugo (15), Sandra Betania (13) y Angela Hortensia (11) son quienes están permanente con él. Aseguró don Vicente que Víctor Hugo será futbolista, todavía no está fichado, pero le gusta Guaraní", subrayó.


* Entrevista de Cirilo Ibarra (cibarra@uninet.com.py)
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar