16 de Abril de 2012

 

Brasil se corta solo

Hábilmente preparada desde el punto de vista estratégico fue la visita realizada la semana pasada a los EE.UU. por la presidenta del Brasil, Dilma Rousseff. La mandataria mantuvo un encuentro protocolar con su par Barack Obama. Sin embargo, más allá de lo estrictamente formal, está claro que el objetivo del viaje no se encontraba en Washington, sino en Boston y Cambridge, donde están ubicados la Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts, con los que selló importantes acuerdos académicos. Si algo certifica este gesto político simbolizado en la visita de Rousseff al mundo académico estadounidense, es que el Brasil como un todo tiene en claro que la educación, la tecnología y la ciencia son los caminos que se deben seguir para conducir a un país al desarrollo. Posturas similares son las que precisamos privilegiar en el Paraguay, si es que pretendemos superar el atraso y el subdesarrollo. Lamentablemente, una clase política retrógrada, para nada consustanciada con la responsabilidad histórica que tiene de cara a la sociedad, es la que nos mantuvo en esta desventajosa situación desde épocas inmemoriales.

Hábilmente preparada desde el punto de vista estratégico fue la visita realizada la semana pasada a los Estados Unidos por la presidenta del Brasil, Dilma Rousseff. La mandataria mantuvo un encuentro protocolar con su par Barack Obama, con el que abordó temas de carácter más bien general, para sacarse luego la típica fotografía de ocasión. Sin embargo, más allá de lo estrictamente formal, está claro que el objetivo central del viaje no se encontraba en esta oportunidad en Washington DC, sino en Boston y Cambridge, donde están ubicados la prestigiosa Universidad de Harvard y el Instituto Tecnológico de Massachusetts, con los que la mandataria selló importantes acuerdos académicos.

Si algo certifica fehacientemente este gesto político simbolizado en la visita de la presidenta Rousseff al mundo académico estadounidense, es que el Brasil como un todo, tanto su clase dirigente como la sociedad civil, tiene claro que la educación, la tecnología y la ciencia son los caminos que sin duda se deben seguir para conducir a un país al desarrollo. No hay otra senda ni atajo posibles.

En el estado de Massachusetts, la Jefa de Estado presentó el programa faro de su gobierno, denominado “Ciencia sin Fronteras”, que estipula la entrega de 75.000 becas para la formación de investigadores, estudiantes y profesores en las mejores universidades del mundo.

“Para Brasil es muy importante lo que estamos haciendo aquí. Abre un camino que estoy segura vamos a ampliar cada vez más”, indicó la presidenta, tras la firma de un convenio para incrementar el número de estudiantes brasileños y el intercambio de conocimientos con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, según sus siglas en inglés), una institución que cuenta en su haber el impresionante récord de haber formado a 77 premios Nobel y 52 ganadores de medallas nacionales de ciencias.

Cabe destacar que el programa “Ciencias sin Fronteras” contempla que más de 100.000 brasileños se formen en las mejores universidades del mundo. ¡El costo del proyecto supera los 2.000 millones de dólares! Lo que merece mayor encomio, es que surgió a través de una fuerte alianza entre el sector público y el privado destinada a elevar exponencialmente los niveles de la educación en el vecino país.

De hecho, el Gobierno aportará las citadas 75.000 becas y el empresariado, otras 26.000, lo cual demuestra el grado de alta concienciación que tiene la sociedad brasileña en su conjunto acerca de la importancia de la formación de sus ciudadanos, como una herramienta válida y necesaria para promover el desarrollo económico y el bienestar social. En este sentido, cabe destacar el grado de madurez de la clase dirigencial brasileña, tanto en el ámbito público como en el privado. Indudablemente, actitudes como estas son las que contribuyen a superar obstáculos importantes para priorizar algo que es del interés común de todos: el futuro de un país.

Posturas de esta proyección son las que también precisamos privilegiar en el Paraguay, si es que pretendemos superar el atraso y el subdesarrollo. Lamentablemente, una clase política retrógrada, para nada consustanciada con la responsabilidad histórica que tiene de cara a la sociedad, es la que nos mantuvo en esta desventajosa situación desde épocas prácticamente inmemoriales.

Desafortunadamente, aquí lo único que se prioriza es la politiquería, como si el mundo entero girara en torno a los temas minúsculos e insustanciales que los principales líderes de los partidos debaten de manera cotidiana.

Ellos están permanentemente enfocados en las cuestiones electorales, pero no por la significación democrática e institucional que las mismas revisten, sino porque los caciques de las diferentes carpas y sectores ideológicos las manipulan arbitrariamente para obtener los zoquetes necesarios para mantenerse a sí mismos y sostener a la ristra de planilleros inútiles y sinvergüenzas que viven a expensas del Estado.

Ahora mismo, existiendo una oferta política de hasta 13 precandidatos presidenciales, es absolutamente necesario que la sociedad exija a estas figuras públicas de los diferentes partidos políticos que presenten propuestas concretas acerca de lo que pretenden hacer en caso de obtener la postulación de sus respectivas colectividades para mejorar los deplorables niveles de educación que ostenta el Paraguay en la actualidad.

Mientras no asumamos el compromiso de promover una educación de calidad para todos los paraguayos; en la medida en que no nos demos cuenta de que sin mayor inversión en ciencia y tecnología es imposible estar a la altura de los desafíos que el mundo globalizado plantea a la generación presente y a las que vendrán inmediatamente después, no habrá ninguna posibilidad de que el Paraguay se desarrolle adecuadamente ni promueva el progreso y el bienestar de todos aquellos que lo habitan. Continuaremos siendo los peores del Mercosur. Ojalá que nuestros políticos imiten en algo el ejemplo que en esta materia nos ha dado con su viaje a Massachusetts la presidenta Rousseff.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo