• HOY

    23°
    MIN
    29°
    MAX
     

    Nublado

  • Viernes 19

    22°
    MIN
    28°
    MAX
     

    Cálido, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Sábado 20

    21°
    MIN
    31°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones dispersas y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Domingo 21

    22°
    MIN
    31°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos variables, luego del noreste. Precipitaciones dispersas.

  • Lunes 22

    23°
    MIN
    32°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos del noreste. Precipitaciones dispersas y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Martes 23

    22°
    MIN
    30°
    MAX
     

    Cálido, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.810

    venta
    G. 5.990

  • EURO 

    compra
    G. 6.700

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 130

    venta
    G. 190

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.500

    venta
    G. 1.600

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

10 de Mayo de 2018

 

Una gavilla copa el Gobierno del Paraguay

Como era de temer, el Congreso designó ayer por amplia mayoría como vicepresidenta de la República a quien como ministra de la Corte Suprema de Justicia violó la Constitución para cohonestar la candidatura a senador de Horacio Cartes. Votar por una prevaricadora, que también se ha beneficiado a sí misma, es una indignidad que clama al cielo y que solo puede atribuirse a una bajeza compartida. En la historia del parlamentarismo paraguayo nunca hubo un episodio tan repudiable como el que protagonizaron los llamados representantes del pueblo: agacharon dócilmente la cabeza ante una nueva exhibición de prepotencia del jefe del Poder Ejecutivo, tan acostumbrado a atropellar las barreras jurídicas y éticas que obstaculicen sus ambiciones. Los diputados y los senadores que no se prestaron a tamaña afrenta a la República deben poner las cosas en su lugar, teniendo la certeza de que en ese patriótico empeño contarán con el amplio respaldo de la ciudadanía.

Como era de temer, el Congreso designó ayer por amplia mayoría como vicepresidenta de la República a quien como ministra de la Corte Suprema de Justicia violó la Constitución para cohonestar la candidatura a senador de Horacio Cartes. Dentro de la componenda se favoreció a sí misma, a sabiendas, al prevaricar luego de que su padrino expresara públicamente su deseo de que ella ocupara ese cargo a fin de reemplazarlo en el Palacio de López, tras presentar su renuncia como presidente de la República con el fin de ocupar en forma ilegítima su banca senatorial. Los legisladores que consintieron tamaño atentado contra la ley y la moral, como paso previo para que se consuma la sucia maniobra urdida, se convirtieron en cómplices de la susodicha y del jefe de Estado.

El siguiente paso del contubernio consistirá en aceptar la dimisión de quien fue elegido para ejercer sus funciones hasta el próximo 15 de agosto, pese a que el art. 202, inc. 16, de la Constitución le permite al Congreso rechazarla. Es lo que deberían hacer si tuvieran el sentido del decoro, pues la dimisión debe fundarse en razones de fuerza mayor y no en el capricho de ocupar un escaño como senador electo.

El presidente de la República fracasó en su aventura reeleccionista debido a la admirable resistencia ciudadana y no precisamente al control ejercido por los otros poderes del Estado. Esta vez se saldrá con la suya porque los tres Poderes del Estado se han coludido como si estuvieran integrados por una gavilla de malhechores. Entre ellos no existe un control recíproco, sino el interés común de quebrantar la Constitución para saciar ruines apetitos de poder político.

La mayoría de los parlamentarios y de los ministros de la Corte, así como el presidente de la República, ignoran el significado de las palabras legalidad y moralidad. Está visto que resulta ingenuo esperar que defiendan el Estado de derecho, y que harán lo que les dé la gana si el pueblo no se moviliza contra sus perversas intenciones, tal como lo hizo contra un designio perverso, en marzo y abril del año pasado. Votar por Alicia Pucheta, que también se benefició a sí misma con el prevaricato, es una indignidad que clama al cielo y que solo puede atribuirse a una bajeza compartida. Quien aspira a un cargo electivo contra el art. 189 de la Ley Suprema, quien consiente esa pretensión ilícita y quienes satisfacen las viles ambiciones de ambos, están cortados por la misma tijera de la desvergüenza.

Como en la actualidad, lamentablemente, ya no existe de hecho una separación de poderes, estamos en manos de una dictadura de tres cabezas que convierte al art. 3º de la Constitución en letra muerta. La principal responsable es la Corte Suprema de Justicia, que alguna vez llegó a presidir Alicia Pucheta. Solo un Poder Judicial independiente puede poner freno a las arbitrariedades que cometan de consuno el Ejecutivo y el Legislativo, pero ocurre que, en el Paraguay de hoy, como en el de antes, los magistrados están habituados a someterse. La nueva vicepresidenta de la República lo ha demostrado muy bien al convalidar una candidatura irregular, esperando recibir la recompensa de Horacio Cartes, primero, y de los parlamentarios después. En esta conjura contra la Constitución, las leyes y la decencia, a estos últimos les correspondió el deplorable papel de formalizar con su voto lo combinado por los otros dos complotados. En la historia del parlamentarismo paraguayo nunca hubo un episodio tan repudiable como el que protagonizaron ayer los llamados representantes del pueblo: agacharon dócilmente la cabeza ante una nueva exhibición de prepotencia del jefe del Poder Ejecutivo, tan acostumbrado a atropellar las barreras jurídicas y éticas que obstaculicen sus ambiciones.

Se preguntará la ciudadanía qué ganaron con esa actitud lacayuna, si es que el dinero no volvió a correr por los pasillos del Palacio Legislativo. La respuesta es que los agavillados en esta repulsiva cuestión son de la misma índole, unos y otros tienen la convicción de que el cargo debe ejercerse en función de los intereses personales o del grupo del momento. Las críticas que reciban no les inducen a corregirse, sino más bien a efectuar una demostración de poder: el “ñamanda” hace que atropellen hacia adelante y pasen por encima de todo. En tal sentido, el gran beneficiario de la componenda mafiosa en curso es Horacio Cartes, pues habrá demostrado que, pese a que su candidato Santiago Peña fue derrotado en las elecciones internas de la ANR y a que está por dejar el Palacio de López, sigue siendo el actor y pagador principal en el prostíbulo político en el que han convertido al país.

La mayoría de los ministros de la Corte Suprema de Justicia y de los legisladores se prestaron a ser sus títeres con mucha satisfacción porque, al fin y al cabo, hablan el mismo idioma. Se sienten absolutamente impunes y el juicio de la historia les tiene sin cuidado. No les importa hacer de las instituciones republicanas un burdel, con tal de demostrarle al mundo entero que ellos son los que tienen la sartén por el mango en el país.

El bochornoso espectáculo brindado en actos, como en una serie, incluyendo la renuncia de Juan Afara a la Vicepresidencia de la República y su aceptación por el Congreso, servirá para ilustrar a las generaciones futuras hasta qué grado, durante el gobierno de Horacio Cartes, han sido podridas las instituciones por obra y gracia de unos sinvergüenzas de tomo y lomo, que se han ganado a pulso el repudio de quienes creen que la ley y la moral deben regir la conducta de los gobernantes.

Los diputados y los senadores que no se prestaron a tamaña afrenta a la República deben poner las cosas en su lugar, teniendo la certeza de que en ese patriótico empeño contarán con el amplio respaldo de la ciudadanía.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

  • Excelente! Sin olvidar que... http://www.abc.com.py/edicion-impresa/politica/salpicados-por-corrupcion-aspiran-a-presidir-el-plra-1446430.html http://www.abc.com.py/nacionales/alegre-es-chantajista-traidorde-alma-y-se-hace-el-corderito-manso-dicen-247157.htmlhttp://www.ultimahora.com/mopc-halla-faltante-millonario-y-contratos-politicos-era-alegre-n459472.htmlhttp://www.ultimahora.com/plra-tendra-candidato-diputado-condenado-pornografia-infantil-n1130456.html

    urundey 10 Mayo 2018, 18:36:24 

  • Paraguay con su sistema consuetudinario y oligarcal en una mal llamada democrácia.

    carlosalicantino 10 Mayo 2018, 13:22:37 

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo