06 de Abril de 2014

| Curiosidades

Alumnos de piel dura

Por Lic. Marisol Palacios

El estanque de yacarés de la Facen, del campus de la UNA, amaneció con una novedad el 24 de marzo: apareció una cría. Al examinarla, notaron que era un recién nacido. Entonces revisaron el nido y se encontraron con 28 más de ellos, y con la duda de qué hacer con ellos.

“Profe, alguien trajo un yacaré chiquitito al estanque; le van a comer”, le contó uno de sus alumnos a Andrea Weiler, máster en Biología y docente de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (Facen). Ella le dijo que no había autorizado la venida de un nuevo ejemplar, por lo que no tenía ningún conocimiento. “Soy profesora de Zoología, por eso generalmente todo lo referente al estanque me consultan”. Se acercaron y vieron que el animal era muy pequeño y estaba nadando solo, y decidieron capturarlo con una red. “Cuando lo tomé y lo hice girar noté que todavía tenía el cordón con el que ellos se nutren dentro del huevo. Entonces dije: ‘Chicos, miren en la isla porque este nació aquí; nadie lo trajo’. Y nos encontramos con que había muchos de ellos. En un principio pensé que eran unos 20, pero resultaron 29”.

Tanto ella como su equipo y alumnos sabían que la hembra había construido un nido en medio de la isla del estanque, pero pensaron que nuevamente sería como los años anteriores. “Estamos muy contentos con esta novedad; de las tres especies que tenemos en el Paraguay, que son el yacaré mariposa (overo y en peligro de extincón), el ita y el jakare hu˜ (que también tiene manchas, pero es más oscuro), fue este último el que se reprodujo”.

Destaca que tuvieron la suerte de tener al mismo tiempo una hembra joven que llegó a una edad reproductiva y también un macho sano. “Pero los 29 ejemplares no se pueden quedar en la Facen. Vamos a hacer de guardería para ellos; afortunadamente no crecen muy rápido, o sea que tenemos un año más o menos para calcular, desarrollar una estrategia y trabajar en conjunto con otras organizaciones”.

Weiler considera que llevarlos al zoológico sería injusto, porque este está colapsado en su capacidad, ya que toda la ciudadanía deposita allí sus animales. “Estoy en contra de tener animales silvestres como mascotas, porque cuando crecen se convierten en un problema y terminan en un zoológico. No me parece justo que la universidad, pudiendo hacer otras cosas tendiendo a la conservación de la especie, derive esa carga al zoológico, porque ellos ya tiene muchos yacarés allí”.

Las hembras de yacaré hacen un nido en el que pueden llegar a poner hasta 40 huevos. Esta vez puso 30 huevos, de los cuales eclosionaron 29. “Solo quedó uno sin eclosionar, el cual llevamos luego al laboratorio. Lo abrimos con mucho cuidado y encontramos al embrión con todas las sustancias nutritivas para su desarrollo. No sabemos qué pasó, dado que está bien formado”.

Según la bióloga, dentro de los huevos, los yacarés tienen una especie de burbuja con aire y unos espacios que les permite, a través de la cáscara, el intercambio de oxígeno con el medioambiente. “Tal vez haya girado. Entonces, al hacerlo, el huevo fecundado colapsa y el embrión se muere. Puede ser que haya girado solo accidentalmente en algún momento, porque ya estaba terminado el desarrollo y listo para nacer, pero algo pasó”.

Otra particularidad de las hembras de yacaré es que no incuban su nido; lo tapan con hojas y dejan que el sol empolle los huevos. La cantidad de calor que recibe, y de acuerdo a la posición en la que está en el nido, va a determinar el sexo del animal. No lo trae genéticamente, sino depende de la temperatura.

La hembra siempre se queda cerca del nido para protegerlo de los predadores; en este caso podría suceder que uno de los yacarés destruyera su nido, o algún tipo de ave quisiera robar sus huevos o picotear y comerlos ahí. “Afortunadamente, ubicó su nido en la isla del estanque, por lo que estaba bien protegido. Estas precauciones son parte de la evolución de la naturaleza, en la cual el mundo es muy competitivo. Nosotros les eliminamos muchos problemas que ellos enfrentan a diario, como otros predadores, por ejemplo”.

Simultáneamente, comenzaron a planear separarlos porque tenían miedo de que los otros yacarés los maten. Los monitorean junto con la madre porque siempre hay que prever cualquier comportamiento anormal de ella. “Estos necesitan de la madre solo para protección, pero si ella representa un peligro, se los separa. Se quita a la madre y se deja a las crías. Pero decidimos ponerlas con esta en el estanque, porque si las crías la llaman y ella se desespera, se pone nerviosa y puede atropellar las vallas”.

Pero inexorablemente, en pocas semanas van a tener que separarlos porque ya se alimentan solos. Comen insectos, pequeños invertebrados. “Decidimos poner un foco en el estanque para que la luz atraiga los insectos por la noche y vayan cayendo; además, con los alumnos de la carrera de Biología vamos a organizarnos en grupo para traerles alimentos mientras sean pequeños, como cangrejitos crustáceos, escarabajos, caracolitos”.

Hasta el momento, están bien cuidados y alimentados. La hembra siempre está cerca y, cuando los huevos eclosionan, les ayuda porque las crías están alejadas de la fuente de agua y, entonces, la mamá una por una las lleva en la boca hasta el agua. “Y ella, siempre al lado y ellos, todos muy juntos, porque emiten un sonido para comunicarse entre ellos y también con su madre. Para hacer el traslado tuvimos que capturar a la madre, inmovilizarla y taparle los ojos para que estuviera más tranquila y sacarla de allí, y también apartar a los otros yacarés para poder acceder a la isla”.

Cuenta que también tuvieron que proteger a los bebés del propio padre, de las tortugas acuáticas y de los otros yacarés que también están allí. “Por eso decidimos separarlos, sacarlos de allí y aislar la otra parte de la laguna, y en un rectángulo más pequeño poner una valla para que no puedan pasar los más chiquitos”.

Los estudiantes de Biología están muy entusiasmados con el proyecto, pero solo que esta vez por precaución no les permiten entrar al estanque. “Solamente entramos los profesores que conformamos el núcleo del área de Zoología y mi equipo: la profesora Karina Núñez, Freddy Bauer, Katia Airaldi, Alberto Carossini, Paco Pérez e Ignacio Ávila”.

En lo que se refiere al estanque, el equipo está en constante conversación con el decano y el área administrativa. Por eso, cuando estos yacarecitos nacieron, le comunicaron al decano, porque había que hacer algo y pronto. “Entonces me nombró coordinadora del proyecto y nos proveyó de todo lo que necesitamos para poner a salvo a todas las crías”.

Según Weiler, mientras desarrollen el proyecto y vean las posibilidades, transcurrirán por lo menos un año de tiempo. “Toda vez que estén bien alimentados y cuidados, no se van a lastimar entre ellos. Cuando crecen se vuelven más territoriales y entonces los machos luchan por las hembras, pero mientras sean jóvenes, los primeros dos años, no va a pasar nada. Aunque espero que en el plazo de un año podamos definir qué hacer con ellos”.

Esta fue la primera camada de la hembra, de unos cuatro años, de acuerdo a su tamaño, aunque no saben realmente su edad, porque son animales dejados ahí. Los yacarés se reproducen una vez por año. “Y si se siguen dando las mismas condiciones para que ella guarde sus huevos, vamos a producir una camada por año”.

La bióloga señala que ese es otro tema que deben plantearse, si están dispuestos al reto; de lo contrario, tendrán que separarlos. “Porque si ambos están cómodos, bien alimentados y se sienten como en su hábitat, libres de estrés, continuarán reproduciéndose”, concluye.

mpalacios@abc.com.py 

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo