22 de Abril de 2012

| CIENCIA

El cielo del Paraguay

Por Eduardo Quintana

Nombres paraguayos en el cielo, fotografías del espacio, datos relevantes sobre fenómenos estelares e historia de la ciencia en Paraguay caracterizan al Almanaque Astronómico 2012, un libro completo sobre la astronomía en nuestro país.

El Club de Astrofísica del Paraguay (CAP), de larga trayectoria en la divulgación de la ciencia en Paraguay, junto a su Centro Paraguayo de Informaciones Astronómicas (CPIA) presentaron recientemente el Almanaque Astronómico 2012, que trata de una voluminosa obra que contiene datos sobre fenómenos astronómicos para los próximos meses, la mayoría visible desde las distintas ciudades y pueblos paraguayos.

Fases de la Luna, movimientos del Sol, eclipses, posiciones de los planetas. Las informaciones contenidas fueron obtenidas del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, del Observatorio Naval de los Estados Unidos y de la Unión Astronómica Internacional.

El libro, que pretende acercar datos fundamentales para la observación desde esta zona del mundo, cuenta también con un nutrido glosario astronómico. El material fue compilado y editado por Waldemar Villamayor-Venialgo, miembro del CAP y coordinador de CPIA, quien actualmente trabaja en el Grupo de Visión Computacional del Laboratorio de Computación Científica y Aplicada de la Universidad Nacional de Asunción.

Antes de adentrarse en el apasionante mundo de la observación, el Almanaque Astronómico 2012 contiene un variado contenido de historia y reflexión sobre el desarrollo de la astronomía en el Paraguay, incluso durante la colonia. Es así como, en un artículo del padre Aldo Trento, se homenajea a Buenaventura Suárez, sacerdote jesuita, considerado el primer astrónomo del Río de la Plata, quien trabajó muchos años en un observatorio construido en el pueblo de San Cosme y Damián, en el siglo XVIII. El científico es recordado, sobre todo, por su obra Lunario de un siglo, que contenía datos astronómicos para un siglo y fuera publicada en cinco ediciones.

Trento recuerda, en el ensayo, que Suárez, además de su dedicación por la investigación científica, se dedicó a la fabricación de órganos y espejos, perfeccionó la fabricación de campanas, y enseñó a los indígenas a dorar cálices en el fuego, dirigiendo pintores y escultores simplemente con aplicación y curiosidad.

Otro dato curioso que menciona el autor es que el astrónomo creó la primera fábrica de chocolate de la región. Fragmentos de la obra de Buenaventura Suárez también pueden ser leídos en el almanaque, que reproduce artículos suyos publicados en la Royal Society of London.

La astronomía guaraní también está incluida dentro del material, gracias a un artículo de Carmiña Ferreira, quien hace un recorrido por los principales cuerpos celestes observados y nombrados por los antiguos habitantes del Paraguay.

El almanaque hace memoria además a Félix de Azara, quien, debido a sus conocimientos matemáticos y astronómicos, pudo trazar las cartas geográficas más precisas que tuvo el Paraguay en el siglo XVIII. También se recuerda a Juan Francisco de Aguirre, quien, según los archivos recopilados por Margarita Durán Estragó, montó el primer observatorio astronómico de la Asunción colonial.

Eclipse de la revolución

El 20 de mayo de 1947 ocurrió un eclipse de Sol que pudo ser visto desde Paraguay. A pesar de las revueltas políticas que sucedían durante ese tiempo en el territorio nacional, un grupo entusiasta de jóvenes aficionados a la astronomía de la Facultad de Ingeniería de la UNA y de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas, liderados por el Ing. Sergio Sispanov, de nacionalidad rusa, se embarcaron a la aventura de hacer observación astronómica en plena revolución política.

El Almanaque Astronómico 2012 retrata que, en mayo de ese año, estudiantes, profesores y militares viajaron a la ciudad de Villarrica, departamento del Guairá, y realizaron tomas fotográficas del eclipse con un telescopio newtoniano y una cámara militar de microfotografía. Hasta hoy son conservadas las tomas realizadas por el grupo.

La obra de Villamayor-Venialgo enumera cada uno de los cuerpos celestes o accidentes geográficos del sistema solar que llevan nombres de paraguayos o hacen referencia a nuestro país.

El asteroide Bogado (4269) lleva el nombre de un importante astrónomo aficionado, Manuel Bogado, quien desde hace décadas contribuye a la difusión de la ciencia espacial en nuestro país y trabajó, además, en astrofotografía y estudio de estrellas variables. El nombre fue propuesto por W. A. Fröger, científico holandés. El asteroide Suárez (6438) debe su nombre a Buenaventura Suárez.

Mientras que el dorsum Azara de la Luna recuerda a Félix de Azara. El dorsum es una cadena de crestas montañosas de nuestro satélite natural. Se encuentra en el Mare Serenitatis y tiene una longitud aproximada de 103 km.

También hay dos cráteres del planeta Marte que llevan nombres paraguayos. El primero es el cráter Yegros, que recuerda a Fulgencio Yegros, prócer de la Independencia paraguaya y al pueblo que lleva su nombre. Tiene un diámetro de casi 14 km, mientras que el otro cráter, Yuty, homenajea a una localidad del departamento de Caazapá tiene un diámetro de un poco más de 19 km. Ambos nombres fueron elegidos durante una reunión de la Unión Astronómica Internacional en 1976. Yuty está ubicado en una región marciana llamada Chryse Planitia, donde descendió la sonda Viking 1 de la NASA. Fue muy fotografiado en la década de 1970, por lo que también fue muy estudiado por distintos centros científicos.

Retrato del cielo

Sin dudas, una de las mejores áreas que está bien posicionada de las ramas de la astronomía en Paraguay es la astrofotografía, que en los últimos años está ganando más adeptos. En un artículo incluido en el Almanaque Astronómico 2012, Harry Levy hace un recuento de los hitos principales de la astrofotografía en el país e incluye imágenes impactantes de distintos retratadores del cielo.

El paso del cometa Halley en 1986 está documentado en Paraguay con fotografías sorprendentes realizadas en el interior del país. También se pueden apreciar tomas elaboradas durante eclipses de Luna y el famoso eclipse solar de 1994. El Sol, la Luna, planetas como Júpiter y Saturno, además de constelaciones de los astrofotógrafos Antonio Lovera, Rodrigo Ríos, Raúl Podestá, del mismo autor del libro Waldemar Villamayor-Venialgo, Carlos Meyer, Eduardo Parini, entre otros, están incluidos en el Almanaque Astronómico 2012.

La obra recoge también datos de las Olimpiadas de Astronomía realizadas en Paraguay y de la celebración del Año Internacional de la Astronomía, que se llevó a cabo en el 2009.

Sin dudas, el Almanaque Astronómico 2012 constituye una obra fundamental para entender y aprender sobre el desarrollo de la astronomía en el Paraguay. Forma parte de un legado científico invaluable para la comprensión de la historia de la ciencia en un país que necesita más y más ciencia.

Almanaque Astronómico 2012

Contiene datos científicos para realizar observaciones astronómicas durante todo un año.

Incluye historia de la astronomía en Paraguay.

Retrata varias imágenes del espacio, tomadas por astrofotógrafos paraguayos.

Incluye pinturas y dibujos relaciones a la astronomía hechos en Paraguay.

Fue declarado de interés científico por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de Paraguay.
Fue elaborado por el Club de Astrofísica del Paraguay y por el Centro Paraguayo de Informaciones Astronómicas. Contó con el auspicio de la Facultad de Ingeniería de la UNA.

Telescopio newtoniano: Fue inventado por Isaac Newton en el año 1668. Se trata de un tubo que contiene un espejo que hace las veces de objetivo, que puede ser parabólico, hiperbólico o esférico; un espejo secundario y un ocular. La luz que penetra por el tubo choca contra el espejo objetivo y se refleja en un espejo secundario, el cual dirige los rayos de luz hacia el ocular.

Sepa más en
Club de Astrofísica del Paraguay: Juan Escalada (7.ª Proyectada) N.º 480 c/ 14 de Mayo. Teléfonos (021) 371541 / (0981) 220445.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar