• HOY

    23°
    MIN
    33°
    MAX
     

    cielo claro

  • Jueves 22

    22°
    MIN
    30°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Viernes 23

    21°
    MIN
    23°
    MAX
     

    lluvia muy fuerte

  • Sábado 24

    21°
    MIN
    26°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Domingo 25

    18°
    MIN
    24°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Lunes 26

    16°
    MIN
    25°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.800

    venta
    G. 6.000

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 130

    venta
    G. 190

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.500

    venta
    G. 1.600

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

17 de Marzo de 2011

 

"El teatro entretiene y educa"

El 27 de marzo, oficialmente, es el Día Mundial del Teatro. Se celebra de muchas maneras. ABC Revista comparte con ustedes esta entrevista con Yapeyú, un grupo cálido y emprendedor.

"Cada día debería ser considerado día del teatro", es lo primero que nos dice uno de los jóvenes directores de Yapeyú, Nelson Silva. ¿Por qué? "Porque tenemos la responsabilidad de continuar la tradición de entretener, de hacer reír, de educar e iluminar a nuestras audiencias", agrega. Es así mismo. El teatro es una propuesta de educación integral. Puede significar un elemento fundamental para el trabajo educativo y para la vida misma. No en balde ya tiene su día mundial y es el 27 de marzo, fecha que fue creada en el año 1961 por el Instituto Internacional del Teatro (IIT). Se organizan distintos eventos de teatro nacional en todo el mundo para resaltar esta ocasión. Nos adherimos a la celebración con el joven y prometedor grupo de teatro Yapeyú, que integra a actores de la talla de Sergia "Georgina" Genes, protagonista de Hamaca Paraguaya, obra que ganó el premio Fipresci en Un Certain Regard del Festival de Cannes 2006, nada más y nada menos. Su actuación también fue impecable en El solterón donde interpretó a ña Atanasia, prototipo de madre generadora de "machos". Esta comedia ya fue estrenada con mucho suceso en el año 1973 por la compañía Báez-Reisófer-Gómez. "Estamos contentos con el resultado de resurgir esta obra", expresa Alicia, actriz, directora y fundadora del elenco. Ella es también "Blanquita", la que anuncia una conocida marca comercial de jabones en la tevé. Está Ricardo Chávez, como elenco estable. Fue protagonista de Domesticadas, en el papel de "Roberta" y en El solterón. Trabajan también Rosario Medina, Mauricio Martínez, Nelson Silva, Angel Delgado, este último con importantes intervenciones también tanto en cine como en televisión y teatro. Actuó en Telecomio, Me cargo de Risa, Gonzalez Vs. Bonetti, en Animo Juan, Mirame no me toquéis y varios otros.

Todos son egresados del Instituto Municipal de Arte, donde precisamente germinó la posibilidad de fundar un nuevo elenco. "La mayoría de los grupos teatrales ya estaban bien conformados, así que era esperar a que nos llamen, que no creíamos posible, o formar nuestro propio elenco y optamos por lo segundo", cuenta feliz Alicia. De esta iniciativa hace cuatro años y llevan el mismo número de puestas en escena. La primera fue Domesticadas, que hizo reír a carcajadas y a la vez reflexionar a los espectadores. Luego vino la segunda parte, es decir, Domesticadas 2. La puesta se basó en las relaciones de las empleadas con los patrones, sobre la familia y la sociedad actual. Fue declarada de interés cultural por la Secretaria de Cultura. Más tarde vino La parada, cuya historia rescató fragmentos de vidas y/o anécdotas que suceden en las paradas de los colectivos. Mil situaciones que llevaron igualmente a la risa total y a la reflexión de la mano de un quinielero. Una obra basada en un hecho real, la de Nelson Silva. "Trabajaba como quinielero en la Terminal de Omnibus y eso me inspiró para escribir y dirigir esta obra. Me centré en los sueños y las ganas de superación", explica Silva, quien es también actor de teatro y dramaturgo. Tiene estudios de la Escuela Municipal de Arte Dramático (EMAD) de donde egresó con los títulos de actor, director y profesor de teatro. Participó en varios talleres de dramaturgia con el profesor Agustín Núñez, en El Estudio, y dirección brechtiana, con el Prof. Arturo Fleitas. Tuvo una participación especial en González vs Bonetti, La Chuchi, en el programa Con S de sexo, de Maneglia-Schémbori Producciones.

Si le dan a elegir, confiesa que escribir y dirigir es su fuerte. "No me gusta actuar, porque quiero tener el control de todo, hasta en las gacetillas que enviamos a la prensa. Es como una obsesión", dice riendo. Dirigir, armar el rompecabezas, transmitir a los actores es lo que le gusta así como dejar impresa una obra. "Cada obra que escribo es un desafío, y lo que más me gusta y valoro es hacer reír a la gente de su propia realidad".

Rosario, o "Rochi" como la llaman sus allegados, también tiene un vasto curriculum. Demostró talento en obras como La cantante calva, La zapatera prodigiosa, Tango, La casa de Bernarda Alba, Camino de andar. Y en la obra El solterón se estrenó como asistente de dirección, en donde hizo el papel de Aurelia, una maestra que se encarga de dar reflexiones sobre la dignidad de la mujer y reivindicar sus derechos. Y es esa, precisamente, la habilidad del teatro, hacer sonreír, hacer reír y también hacer pensar, imaginar y reflexionar. Siguiendo esa tradición es que los próximos 7 y 8 de abril, estrenan Tacumbú, bajo la dirección y con texto de Nelson Silva. Tacumbú es una tragicomedia en la que retratan las anécdotas y particularidades de la penitenciaria con mayor hacinamiento de Latinoamérica. Tiene como eje principal la supervivencia, la lucha por la libertad y las violaciones cometidas contra los derechos humanos. "La historia se basa en la vida de Isidro Candia, un joven detenido y enviado a Tacumbú que tiene que aprender las mañas carcelarias para sobrevivir. En el lugar hace una reflexión sobre el valor de la libertad", explica el director. La puesta será en el Centro Cultural Juan de Salazar. Los protagonistas: Silvio Rodas, Héctor Silva, Ricardo Chávez, Mauricio Martínez, Rodrigo Calonga y Alicia Arce.

Sin duda, Yapeyú es un grupo dinámico, cada uno con técnica actoral diferente, pero que igual se complementa muy bien. Coinciden en que el teatro llegó muy temprano a sus vidas, todavía estando en la escuela. "No sé hacer otra cosa", "Desde chico me gustó", "En la escuela ya actuaba", estas son algunas de las justificaciones de por qué eligieron las tablas. Siguiendo esa vocación es que pasaron al Instituto Municipal de Arte (IMA), donde se conocieron y afianzaron..."El teatro es mi motor, una de mis mayores motivaciones, mi válvula de escape, motivo de lucha, uno de mis grandes amores, un orgullo; cada vez que piso un escenario, me siento completa; el único lugar donde me siento completamente yo", expresa con convicción Alicia. Para Angel Delgado el teatro es una pasión y "a la vez una profesión... No es un sustento de vida, es un sustento emocional", asegura.

Formar parte de Yapeyú es "lo más". "Yapeyú es por sobre todas las cosas una hermosa familia y la oportunidad de seguir soñando en este campo muy difícil de subsistir para nosotros los actores", expresa Rosario. "Uno encuentra en Yapeyú compañeros de mucho talento y muy solidarios", agrega. Ricardo aporta lo suyo y resume que son una gran y verdadera familia. Cada uno con su temperamento, pero todos nutriendo el grupo.  "...Y yo soy la más joven", interrumpe Georgina, actriz, quien al referirse a su exito en Hamaca paraguaya, expresa que fue el como el "clímax de mi actividad artística". A sus trabajos hay que agregar la obra teatral La confesión, también premiada en Argentina en un encuentro mundial de teatro en la ciudad de Córdoba bajo la dirección del afamado director nacional Agustín Núñez en el año 2000. Sobresalió, además,  en Camino real, La casa de Bernarda Alba, Domesticadas en su versiones 1, 2 y 3; El solterón. Para Georgina el  teatro es una terapia que le da calidad a su vida. "En cada obra doy todo de mí para que el personaje tenga vida propia olvidándome de mí misma. Imaginate que comencé a los 10 años, y por fuerza mayor me retiré, aunque sin sacar de mi vida y de mi sueño este hermoso don que tengo dentro de mí. Después de una larga separación de este mundo, volví para dedicarme de lleno al teatro y con título y todo".

Si bien el teatro es todo corazón, hay también una realidad, una recompensa que además de los aplausos tiene que ver con el vil metal porque, como lo afirma Georgina, "los actores también tenemos vida real, vamos al supermercado, pagamos el estudio de nuestros hijos, viajamos en colectivo, etc", enfatiza. Alicia añade que "tantas veces los artistas nos sentimos desmotivados por la falta de interés hacia nuestro trabajo; por algo el teatro es llamado ‘la cenicienta’ de las artes, justamente por la falta de apoyo y motivación". Aun así no decaen. Van abriéndose camino, cultivando sus virtudes para lograr el objetivo, en una de las artes más antiguas de la humanidad, que es entretener.

Un poco de historia

Y siendo una de las artes más antiguas, no está mal remontar a sus orígenes. La mayoría de los estudios consideran que tienen que buscarse en la evolución de los rituales mágicos relacionados con la caza, al igual que las pinturas rupestres, o la recolección agrícola que, tras la introducción de la música y la danza, desembocaron en auténticas ceremonias dramáticas donde se rendía culto a los dioses y se expresaban los principios espirituales de la comunidad. Este carácter de manifestación sagrada resulta un factor común a la aparición del teatro en todas las civilizaciones.

El teatro constituye un todo orgánico del que sus diferentes elementos forman una parte indisoluble. Esos elementos, no obstante, tienen cada uno características y leyes propias y, en función de la época, de la personalidad del director o de otras circunstancias, es habitual que se conceda a unos u otros mayor relevancia dentro del conjunto. Estos elementos son el texto, la dirección, la actuación, la escenografía y el vestuario.

El teatro es una fuente de entretenimiento e inspiración con la habilidad de unificar las muchas diversas culturas y gentes que existen en el mundo. Pero el teatro es más que eso, además provee oportunidades de educar e informar. El teatro se realiza en todo el mundo, y no siempre en el edificio de un teatro tradicional. Las representaciones pueden realizarse en cualquier punto del planeta, en un país, en una montaña, en una isla... Todo lo que necesita es espacio y una audiencia.  

Rosario Medina (31) Rosario ya lleva casada ocho años con Tomás Cáceres. Es mamá de dos niños. Egresada del colegio Maria Auxiliadora, no dudó en anotarse en la escuela de expresión teatral de Hedy González Frutos.

Angel Delgado (43) Angel lleva una vida multifacética, quizás por eso es que se adapta fácilmente a cualquier papel. Es suboficial de Policía en el Departamento de Relaciones Públicas. Es locutor radial y televisivo, y como tal se desempeña en La voz de la Policía, radio policial. Además, es productor televisivo, técnico en electrónica, masajista de relax y escribe obras de teatro y guiones para cine. Actualmente está proyectando formar una escuela de teatro en la Cooperativa 8 de Marzo de la Policía.

Alicia Arce (27) Abogada, actriz y directora. Participó en varios talleres de actuación, entre los cuales se destaca el dictado por Maria Horne, profesora del Actors Studio de Los Angeles, EE.UU., sobre "El método", de Lee Strasberg; el taller de Radioteatro organizado por el CCEJ. Estuvo presente en el taller  "Interpretación del Personaje", dictado por maestros brasileños de teatro de São Paulo, Renato Borghi y Elcio Nogueira Seixas y otros. Fundadora del elenco Yapeyú teatro, dentro del cual dirigió la obra Domesticadas y El solterón, y actuó en Domesticadas fashion, La parada, y actualmente se encuentran preparando Tacumbú. Fue conductora de los programas de TV Manos a la obra y De profesión jardinero. Principales obras teatrales en las que participó: Un pedazo de tierra con olor a madera, dirigida por Agustín Núñez; Salón, Un mundo de Cyranos. Formó parte del elenco de la telenovela La doña y de la película nacional  Che pykasumi.

Ricardo Chávez (25) Ricardo Manuel Chávez Flores, egresado de la Escuela Municipal de Arte Dramático, con los títulos de actor  y profesor de teatro. Estudió danza en el Instituto Tiago Meireles de Ciudad del Este, Paraguay, y se mueve al son de ritmos brasileños, salsa, merengue, latino, hip hop, rap.

Además de hacer reír, tiene su lado serio y es cuando se desempeña como docente en colegios de la capital y como asistente de la cátedra de Actuación del primer año en la Escuela Municipal de Arte Dramático.

Integra el elenco Yapeyú teatro, estable desde el año 2007 con el cual tiene estrenadas 5 obras: Domesticadas, La parada, Domesticadas fashion, El solterón, Tacumbú. Es también coreógrafo del elenco. Realiza talleres de teatro y danza hip hop junto con su elenco en la Penitenciaria (cárcel) Industrial Esperanza desde enero de 2011.

Mauricio Martínez (26) Actor recibido de El Estudio Centro de Investigación y Divulgación Teatral. Participó en varias obras de teatro con directores paraguayos como Agustín Núñez, Mario Santander, Carlos Piñánez, Natalia Fuster, Paola Irún, Juan Carlos Cañete, y el uruguayo Franklin Rodríguez. En audiovisual participó en el unitario La Herencia de Caín, por Unicanal; en el videoclip  En soledad, de Lucía Sapena; trabajó con Hugo Cataldo en la película Semana Capital, estrenada en abril de 2010, y colaboró como policía en 7 Cajas, película de Tana Schembori y Juanca Maneglia a estrenarse en el 2011. En su trayectoria tiene también comerciales, talleres de actuación con Tana Schembori; taller de actuación para cine con Emiliano Romero en el Instituto EFA (Estudio y Formación en Actuación) en San Telmo, Buenos Aires, Argentina.

Como actor demostró su talento en El Trueno entre las hojas,  El beso en el asfalto, Circo, Calipso para el amor, Romeo y Julieta, Tiempo muerto, Casa de muñecas, Pacto de sangre, La llaga y ahora Tacumbú, con Yapeyú, por supuesto. "Estoy feliz de que el grupo me haya invitado a hacer esta obra. Valoro mucho el trabajo que están realizando para sacar adelante sus proyectos".

Marcela Ygarza (31) A los 14 años (1992), ingresó a la Escuela de Bellas Artes hoy Instituto Superior de Bellas Artes y tuvo como profesores, entre otros, a Hedy González Frutos, Maluli Vera, Wall Mayans José Luis Ardissone. En el 2005 se recibió de profesora de Teatro en el Instituto Municipal de Arte Dramático, aunque ya en el 98 comenzó a actuar y lo hizo en La Tierra sin mal, de Augusto Roa Bastos. Luego vinieron Aquel 1811, El sí de las Niñas, El Baúl de los cuentos, Los delirios del Quijote, hasta que llegó a Domesticadas de la mano de Yapeyú, claro. Le siguieron Arai hu˜, Domesticadas fashion y El solterón. Y también se dedica a enseñar. "Estoy como docente de Teatro en colegios y en talleres de arte; además, estoy trabajando en la Ebc editora, una editorial educativa, desde hace varios años".

Sergia o "Georgina" Genes (64) A la fructífera trayectoria de Georgina le sumamos otra película: El invierno de Gunther, que fue dirigida por Galia Giménez, hija del eximio poeta y escritor Félix de Guarania. Esta obra también fue premiada por la Sociedad de Actores del Estado de San Pablo. En Che pykasumi, que fue llevada al cine bajo la dirección de Hermes Valiente, aportó su granito de arena ajustándose al carácter de la tía Tomasa.

Georgina insta a los jóvenes a que apuesten por el arte, por la música, por el deporte. "Hay una maravillosa realización en cada acto; es el camino interminable de la perfección", expresa. Es agradecida con la vida y manifiesta estar en deuda con sus profesores, sus grandes maestros que "descubrieron el don que llevo dentro. Se los debo a don Agustín Núñez, a la querida Tana, al maestro Juan Carlos Maneglia, Víctor Bogado y a muchos otros que los llevo siempre en el corazón".

Nelson Silva (29) Nelson Silva o Nelson de Santaní, como se hace conocer para recordar a su pueblo y familiares. Es uno de los pocos que escribe "teatro social". Retrata y denuncia a la sociedad en forma jocosa y real, a fin de hacer reflexionar e identificar a la gente con su cotidianeidad e impregnar los tiempos que vivimos. Actualmente estudia Periodismo en la Universidad Americana. Lo más difícil para él, dentro del teatro, fue aprender a hablar correctamente el castellano porque su lengua materna es el guaraní. Cuando llegó a Asunción en el año 1997, con el sueño de ser artista, no se imaginaba que todo iba a fluir tan positivamente. En lo único que le va mal es en el amor. "Mi primer amor falleció a los 12 años y, ahora, sigo enamorado de la misma mujer hace diez años... Siempre me enamoro de imposibles; el amor no se hizo para mí". Por eso, su fuente de inspiración es la vida misma y las personas con quienes se cruza día a día". Es autodidacta en la escritura. Considera la urgencia de implementar la materia de Dramaturgia en todas las escuelas de teatro, ya que hay una falencia abismal en cuanto a obras nacionales. Es uno de los fundadores de Yapeyú.

FOTOS: ABC Color/Jorge Rolón
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo