• HOY

    20°
    MIN
    26°
    MAX
     

    Nublado

  • Miercoles 26

    21°
    MIN
    30°
    MAX
     

    Cálido, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Jueves 27

    22°
    MIN
    33°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Viernes 28

    22°
    MIN
    33°
    MAX
     

    Caluroso, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Sábado 29

    24°
    MIN
    35°
    MAX
     

    Caluroso, cielo nublado a parcialmente nublado, vientos moderados del norte.

  • Domingo 30

    24°
    MIN
    35°
    MAX
     

    Caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos moderados del norte.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.700

    venta
    G. 5.890

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.310

    venta
    G. 1.410

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

19 de Agosto de 2018

 

Entérese

Por Luis Verón

El tintero del mariscal

Meses atrás, fue depositado en el lugar que correspondía el célebre libro de oro, que había sido llevado al Brasil por la señora Elisa Alicia Lynch y entregado al gobierno de ese país. En estos se adquiere, por la Comisión Nacional de Conmemoración del Sesquicentenario de la Guerra de la Triple Alianza, un artístico y valioso tintero de oro puro, que perteneció al mariscal López y que fuera adquirido en París, Francia, hacia 1855.

Este tintero y su plumilla correspondiente tienen una interesante historia a lo largo más de medio siglo en nuestro país. Durante la guerra, por disposición de su propietario, había quedado bajo la tenencia de doña Melchora Melgarejo de Caballero, madre del general Bernardino Caballero, quien actuó muy cercana al Cuartel General del mariscal. Luego del 1 de marzo, fecha del aleve asesinato del mariscal López en manos de los brasileños, varios objetos de valor fueron conducidos por las mujeres sobrevivientes.

Una de las hermanas del general Caballero, de nombre Ascención, estaba casada con el mayor Julián Ynsfrán, último comandante de la siderúrgica de El Rozado, muerto cuando los brasileños tomaron y destruyeron este complejo industrial. Ambos fueron padres del médico y después vicepresidente Facundo Ynsfrán Caballero, a quien entregó el general Caballero el tintero de oro.

A la muerte de este, en una tumultuosa sesión parlamentaria en enero de 1902, la joya la heredó su hijo, el señor Linneo Ynsfrán y de este, su hijo, el doctor Édgar Linneo Ynsfrán. A la muerte del mismo, un cuarto de siglo atrás, el tintero quedó en poder de su hermano, el doctor Óscar Facundo Ynsfrán.

El tintero fue utilizado en varios acontecimientos significativos de la historia paraguaya, como la firma del Pacto de San José de Flores, en 1858; en la asunción presidencial de López, en 1862; en las declaración de guerra a la Argentina, en marzo de 1865 y, últimamente, en la firma de la Constitución Nacional de 1992.

Varias instituciones extranjeras estaban interesadas en adquirirlo, entre ellas el Museo Mitre de Buenos Aires, Argentina.

Como el tintero perteneció al mariscal López y participó de importantes acontecimientos nacionales, y teniendo en cuenta la conmemoración del sesquicentenario de aquella contienda internacional, se consideró pertinente que el mismo permaneciera en el país, y fue adquirido por la Comisión en una importante suma de dinero.

Hace 114 años…

El 19 de agosto de 1904 nacía en Luque la poetisa Dora Gómez Bueno de Acuña. Desde muy joven dio a conocer su temperamento poético, pues cuando se recibió de maestra en la Escuela Normal de Profesores n.º 1 ya era una conocida poetisa que colaboraba frecuentemente con importantes medios de prensa por su producción literaria. Su sensibilidad de poeta no fue óbice para enfrentar la muerte y los riesgos durante la guerra paraguayo-boliviana, donde actuó como enfermera, llevando alivio y consuelo a los combatientes heridos y enfermos.

Falleció en Asunción, el 20 de mayo de 1987. Dora Bueno Gómez de Acuña fue en su momento “una de las voces femeninas que se atrevieron a exhibir sus pensamientos y sentimientos” en la primera mitad del siglo XX. Además de su obra desperdigada en numerosas publicaciones periódicas, publicó Flor de caña, Barro celeste, Luz de abismo, Vivir es decir y Antología, y aún son recordadas su Sobremesa de gala con que, cada siesta y a lo largo de tres décadas, deleitaba a la audiencia por medio de los micrófonos de una emisora local.

Tranvías en Asunción

La historia del servicio tranviario asunceño arranca con la instalación del primer tranvía de tracción a sangre que circuló por las entonces polvorientas calles de Asunción. La concesión había sido otorgada a la firma inglesa Harrocks & Cía., en mayo de 1872, y el servicio fue inaugurado en noviembre de ese año y eran arrastrados por caballos o mulas. Eran unos coches con capacidad de no más de una veintena de pasajeros, abiertos y ventilados, de largos asientos que ocupaban todo el ancho del vehículo, y con cortinitas en los flancos para defensa de los rayos solares. A Harrocks & Cía. le siguieron otros empresarios como el doctor Francisco Morra Chiomentti, quien extendió las vías hasta la Recoleta, en 1884. Otras concesiones fueron otorgadas a la sociedad integrada por Pacífico de Vargas, Sinforiano Alcorta, Rafael Agusti y Silvio Andreuzzi, para establecer el servicio tranviario entre el centro de la ciudad y la “Cancha Sociedad” (Gran Hotel del Paraguay), en 1885.

En 1888, esta empresa prolongó sus vías hasta la Tablada de Trinidad y unió a ellas otra hasta el mercado central, hasta donde transportaba por medio de zorras la carne faenada en los mataderos de la ciudad. Más tarde, ese transporte se hizo en los vagones de una pequeña locomotora a vapor. Fue el antaño célebre “tren so’o”.

Además de los mencionados, otros empresarios del servicio tranviario de tracción de sangre fueron José Bazzano, Francisco Terlizzi, Campbell Ogilvy y la Paraguayan Central Railway Company. Es destacable que la pavimentación pétrea de numerosas arterias capitalinas fue realizada por estas compañías, las cuales asumieron ese trabajo como parte de las condiciones de las concesiones que les habían sido otorgadas.

surucua@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo