19 de Febrero de 2010

 

Experiencia profunda

Por Marta Escurra

Coloridos peces cruzándose de lado a lado, bancos de algas de los que manan burbujas de oxígeno y alguna que otra monedita yaciendo a modo de tesoro son escenas que la mayoría de los paraguayos estamos acostumbrados a ver solo en documentales de televisión. Pero hoy, podemos experimentarlas en vivo y en directo en nuestro país, gracias al ecoturismo autosustentable.A tan solo 36 kilómetros de Asunción, en la cantera de Ypacaraí, se desarrolla uno de los diez paseos propuestos por Aventura Extrema Paraguay: el buceo. Sus aguas cristalinas ofrecen la posibilidad de practicar este deporte durante todo el año y disfrutar del ecoturismo autosustentable en nuestro país.

La cantera, cuya explotación teóricamente está clausurada, cuenta en su interior con un lago artificial que tiene en su punto más profundo unos 15 metros y ofrece las condiciones apropiadas para desarrollar este deporte, ya que sus aguas transparentes brindan un escenario en el cual abundan  peces de pequeño y mediano porte, así como bancos de algas, hasta monedas y otros tesoros naturales. Y es en este contexto físico donde Leticia Martínez (26) y Raúl Santiviago (33) hacen cursos de buceo aficionado a los que deseen vivir esta experiencia. "Nuestro mercado está compuesto en su mayoría por turistas extranjeros (casi el 70%); el porcentaje restante está compuesto por compatriotas paraguayos", refiere Santiviago.

Este buzo profesional cuenta que la idea de realizar este tipo de deportes en nuestro país surgió luego de visitar Bonito (Mato Grosso do Sul, Brasil) y hacer amistad con Yuca, un brasileño dueño de la agencia de turismo ecológico Ygarapé. "Nosotros pensamos que era una idea fantástica poder tener acá en Paraguay lo que ellos hacen allá en Brasil. Porque nosotros tenemos las mismas riquezas naturales con que ellos  cuentan para la práctica del buceo", comenta Santiviago

"Lo más difícil fue conseguir los equipos, la gente que haga los paseos, y después ya todo vino solo", agrega haciendo referencia además a los otro nueve paseos que ofrecen en Aventura Extrema Paraguay. Entre estos se encuentran, por ejemplo, trekking, rapeling, paseos a caballo, ciclismo, ski acuático, paseo en lancha, vuelos panorámicos y otros que se pueden encontrar visitando la web http://www.aventuraextrema.com.py

Luego de su explicación, Santiviago describe el proceso de preparación para quienes estén interesados en practicar buceo y nunca antes habían podido ni siquiera imaginar que podían hacerlo.

"Para respirar debajo del agua utilizamos tanques de aire comprimido; usualmente, las personas en general creen que estos tanques contienen oxígeno, pero no es así. El aire comprimido es menos contaminante y es el más puro que el ser humano puede respirar", revela.

-¿Qué otros elementos son indispensables?

-Tenemos un chaleco que nos garantiza una flotabilidad neutra; el mismo cuenta con un dispositivo que nos ayuda a ecualizarnos para no hundirnos demasiado, pero tampoco flotar demasiado.

-¿Cómo se logra eso?

-El cilindro (o tanque de aire) está conectado a este chaleco a través de una manguera, y nosotros podemos inflar o desinflar el chaleco a voluntad. Si estamos hundiéndonos, apretamos este botón, ecualizamos nuestra flotabilidad y nos mantenemos a una cierta profundidad. Se utiliza también en casos de emergencia o cuando estamos en la superficie para flotar libremente. Todo este equipo es pesado, pero en el agua flota y es liviano. Otro elemento que se utiliza para bucear son unos cinturones que tienen plomo para que el cuerpo pueda sumergirse y luego ecualizar la profundidad con el chaleco.

-¿Qué sucede con el cuerpo cuando se sumerge en las profundidades?
-Cuando entramos a cierta profundidad, nuestros oídos se ven afectados por el efecto de la presión. El oído cuenta con una membrana timpánica que es la que capta las ondas sonoras y es la que permite escuchar; esta es sensible también a los cambios de presión. Cuando vamos entrando en el agua, se puede sentir una molestia, que puede ser un dolor y hasta puede constituirse en la ruptura de membrana timpánica.

-¿Cómo se soluciona este problema?

-Presionando la nariz (las máscaras de buceo tienen una nariz de goma para que tengamos acceso a la nariz y poder pinzarla). La pinzamos con el pulgar y el índice de una de las manos y al mismo tiempo tratamos de expulsar aire por la nariz. Eso hace que haya una sobrepresión en el sistema, se abre la válvula, se ecualiza la membrana timpánica y problema resuelto.

-¿Qué es lo que todo buzo debe saber?

-En el buceo hay una única regla de oro: bajo ninguna circunstancia dejar de respirar ni aguantar la respiración. Hay que inhalar y exhalar por la boca.

Luego de estas instrucciones, el buzo Santiviago explica también que para todo principiante existe un periodo de adaptación antes de introducirse a aguas profundas. Leticia Martínez es profesora de danza e instructora de buceo; desde su perspectiva, la lucha por el ecoturismo sustentable es difícil pero no imposible.

-¿Qué desafíos enfrentan a nivel ecoturístico?

-Estamos en una constante lucha de hacer un "San Bernardino todo el año". El desafío está en hacer algo continuo y constante, que en cada fin de semana la gente pueda acercarse y desarrollar actividades y cambiar un poco esa visión de que para veranear solamente están la discoteca y la farra. También se puede tener unas vacaciones sanas, accesibles y muy cerca.

En cuanto a la experiencia de bucear en la cantera de Ypacaraí, el instructor refiere que no solo se trata de un deporte más, sino de probarse a uno mismo y decir "yo puedo". "Yo creo que la campaña de Senatur —Secretaría Nacional de Turismo— está muy acertada cuando dice ‘animate’; es cierto hay que animarse más y demostrarse que uno puede, y al terminar el día decir que las personas pueden lograr lo que se proponen", dice.

Y quienes se animan pueden vivir esta experiencia en la cual, vestidos con trajes de neopreno, calzando "patas de rana", y munidos de los tanques y chalecos, pueden explorar el mundo subacuático. En él se ven peces multicolores de pequeño porte cruzando frente a sus ojos; otros más grandes, escondidos en grietas, o los bancos de algas, de los que manan burbujas de oxígeno, gracias a las cuales pueden subsistir tanto plantas como animales subacuáticos.

En días de verano, el agua se presenta verdosa, pues es la época en la que se reproducen las algas; en los días de frío, se logra un 100% de visibilidad, ya que esas plantas reposan en el fondo del lago artificial. De por ahí, con mucha suerte, hasta se pueden encontrar monedas oxidadas y no tantas que fueron dejadas como si se trataran del impuesto pagado en la fuente de los deseos. Quienes deseen vivir una experiencia diferente, profunda, solo tienen que ponerle ganas, pues no hace falta ser un nadador experimentado. 

Cursos para arrojados

Hacer buceo en nuestro país, con una buena visibilidad implica una inversión de G. 250 mil. Eso incluye el traje de neopreno, las patas de rana, las escafandras, los chalecos y el tanque de aire.

Una de las técnicas para ganar confianza bajo el agua son los juegos subacuáticos como el tatetí, ejecutado bajo el agua a través de una pizarra acrílica y un marcador a prueba de agua.

La comunicación se logra a través de un sencillo lenguaje de señas; para decir por ejemplo que todo está bien, se hace la señal de OK, formando un círculo con los dedos índice y pulgar unidos dejando los tres dedos restantes hacia arriba. El puño cerrado con el dedo pulgar hacia arriba significa subir hacia la superficie; con el dedo pulgar para abajo: seguir descendiendo.

Para practicar el buceo, aparte de arrojo y valentía lo que se necesita es ganas. Para finales de este mes se tiene previsto un curso de buceo; los interesados pueden comunicarse con Laura Ortellado al 0971 269 850.


Sustentabilidad

En opinión de Leticia Martínez, el desafío de la sustentabilidad va más allá de los buenos deseos.

"Si hay que hacerle un pedido a la gente, es que cuiden este lugar. Tal vez para ellos no es nada, pero el día de mañana no existirá turismo sustentable; hay que cuidar el medioambiente para que él nos cuide en el futuro a nosotros", declara.

Raúl Santiviago agrega que "estamos en una carrera contra el tiempo. Por ejemplo, Tobatí —otro destino ecoturístico destinado a paseos de rapeling— está depredando todos sus recursos, bosques y potenciales lugares para el ecoturismo. Queremos que se den cuenta de que pueden ganar mucho más dinero con el turismo que depredando.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo