16 de Setiembre de 2012

 

Juventud: brigada de esperanza

Por Nancy Duré Cáceres y Marisol Palacios

Es lindo ver cómo muchos jóvenes encaran la vida con entusiasmo y alegría. Son solidarios y se organizan para idear un futuro mejor. Tal es el caso de Olinda Ruiz, de Paraguay Educa; de Soledad Núñez, de Techo Paraguay; de José Gaona, coordinador de la Pastoral Juvenil de la Parroquia San Antonio de Padua, y de Juan Aldana, un canillita que apuesta al porvenir con trabajo y capacitación.

Juan “Bebeto” Aldana

“Ayudando uno recibe más de lo que espera”

Los juntamos en la sala de reuniones de ABC Revista. Allí, en una amena charla, mostraron entusiasmo ante los proyectos asumidos y sus ganas de desarrollar correctamente las ideas. Juan Nolberto Aldana –conocido como “Bebeto”– expresa las primeras palabras hablando sobre su vida, en Ñemby, junto a sus padres y nueve hermanos. “Desde chico comencé a trabajar, tenía seis años cuando ya estaba en los supermercados llevando los carritos de los clientes. Estuve por varios lugares. También trabajaba en mi casa haciendo y vendiendo tortillas, sándwiches, sin descuidar mis estudios. Ahora soy canillita de la zona de la Terminal”.

Esa vida de sacrificio, lejos de amilanar su espíritu de superación, lo fortaleció. En el colegio aprovechó cada oportunidad y sobresalió. “En uno de los proyectos curriculares, junto con mi grupo, presentamos un talco pédico a base de menta con la marca Py piroy o pie fresco. Obtuvimos el primer puesto”. La buena acogida de la propuesta los motivó a seguir desarrollando otras. Surge así Yybaguy piroy, un producto para las axilas. Nuevamente, se ubicaron en el primer puesto. Es más, viajaron al exterior, específicamente a Perú, donde problemas de transporte y no de calidad los llevaron a ubicarse en el tercer puesto. “El colectivo que nos trasladaba tuvo problemas y no pudimos llegar a tiempo para las competencias. Pudimos entrar en concurso, pero no llegar al primer puesto, que era nuestro objetivo”. Otro desafío les espera en Colombia. Esta vez para presentar el desodorante. Pero todavía hay más. Tova syi se llama la crema para el rostro que, ni bien “salió a la luz”, ya logró reconocimientos. “Bebeto” está feliz. Su historia, aparecida en portada de diario, conmovió a la ciudadanía y ahora las ayudas no paran. Precisamente, en medio de la entrevista para esta nota recibió una llamada de la embajada de los Estados Unidos para usufructuar una beca de inglés en el Centro Cultural Paraguayo Americano. La emoción lo invade, y dice que en la vida hay que pelear y no decaer. “Mi sueño es recibirme de químico industrial para seguir asistiendo a mi familia y a los demás, porque ayudando uno recibe más de lo que espera”.

Sepa más:
Teléfono: (0971) 104-935.

Soledad Núñez

“Una mirada positiva”

Soledad dedica su tiempo a que muchas familias paraguayas tengan un techo propio. En tal sentido, desde Techo Paraguay ya otorgaron viviendas a más de 2876 familias en diferentes puntos de nuestro territorio. Y van por más. Revela que otras 300 familias se verán beneficiadas en el departamento Central, a muy corto plazo. “Nuestro trabajo es continuo durante todo el año y esa dedicación se manifiesta en 100 comunidades, tanto de la capital como de otros puntos del país”, explica.

El principal interés que los motiva es promover el desarrollo comunitario a través de acciones concretas, a fin de intentar erradicar la pobreza o de mejorar la calidad de vida de muchos compatriotas. “Brindarles una vivienda es un paso y uno de los derechos humanos. El proyecto de la vivienda trata de forma innovadora diversos problemas de nuestro país como: el enorme déficit de la vivienda, la marginalización de las familias de baja renta, la ausencia de integración social y una preocupación cada vez mayor por el medio ambiente”, añade Soledad. “Para eso, nos asociamos con empresas del sector privado y creamos proyectos de construcción de viviendas que garantizarán la viabilidad económica, social y ambiental del país”.

Todos ellos realizan con alegría y mucha energía positiva su labor. “Buscamos darle una mirada optimista y constructiva a la realidad de la pobreza, una problemática que tiene una connotación negativa muy fuerte. No nos podemos quedar sentados y quejarnos, debemos accionar y mostrar los resultados. Es la actitud que buscamos instalar para lograr un cambio real y firme. Esta generación de jóvenes es la que tiene que tomar la posta y decir: ‘No queremos más pobreza en el Paraguay’, y poner manos a la obra. Hay que darle un giro positivo, solidario, de construcción a esta sociedad tremendamente individualista que estamos viviendo. El momento es ahora”.

Las casas de emergencia apenas son el primer paso y un medio para que los jóvenes tomen conciencia de la realidad. Luego, a medida que las familias vayan proponiendo sus problemáticas, prometen asumir compromisos para buscar soluciones.

Sepa más:

www.techo.org/paraguay
En Facebook: www.facebook.com/untechoparamipaispy

José Gaona

Vivir para servir

Desde 2010, un grupo de jóvenes de la parroquia San Antonio de Padua festeja el Día de la Juventud de forma diferente: realizan actividades de apertura hacia la sociedad e invierten su tiempo llevando alegría, solidaridad y fraternidad a su comunidad.

“Esta manera de misionar nació en el 2010”, comenta José Gaona, quien junto con Hugo Fleitas y Joel Medina, miembros de la Pastoral Juvenil de la parroquia San Antonio de Padua, comparten su experiencia. “Revisamos el plano de las cuadras aledañas a la parroquia y comenzamos a visitar a los vecinos, les llevamos alimentos no perecederos y, si lo necesitan, les limpiamos sus casas”, prosigue. “Misionar es simplemente llevar la palabra de Dios y orar con las familias para darles fortaleza física y espiritual, como lo hicieron las primeras comunidades cristianas”, indica, por su parte, Hugo.

Este año comienzan con un retiro, para premisión, el 22 y 23 de setiembre, y los días 28, 29 y 30, la misión propiamente. “El viernes 28 se empieza con una misa juvenil, alegre, a las19:30, con los grupos y los confirmados. Luego, como cada parroquia trae su conjunto musical, hacemos un miniconcierto”, comenta José.

La misión en sí comienza el sábado, a las 8:00. “Salimos hasta las 18:00 y culminamos la jornada con la misa”, indica José y añade que el domingo continúan porque son como 72 manzanas que recorrer. “Y regresamos para culminar con una misa especial. También se unen jóvenes de otras parroquias, como San Roque de Santacruz, Cristo Rey y María Auxiliadora”.

José manifiesta que es difícil ser ejemplo para otros jóvenes, porque como su labor es pública son observados constantemente. “Un desafío mayor: visitar, además de las casas, hospitales, cárceles, hogares de ancianos y de niños. Ver qué podemos hacer y lograr que surja algo bien concreto”, revela.

Sepa más:

Email: pepipatino@gmail.com

Olinda Ruiz

Sociedad inclusiva

Olinda, desde Paraguay Educa, busca mejorar la calidad de vida de niños con capacidades diferentes. Ella explica que hablar de infancia con discapacidad y de educación social presenta, de entrada, algunas dificultades. "Situar a un niño con discapacidad más allá de su entorno familiar es un ejercicio difícil. Pero esa es nuestra gran meta y la vamos cumpliendo", cuenta sonriente.

El primer desafío sorteado fue la capacitación a los docentes. "Encontramos que los profesores no están preparados para tratar a niños con capacidades diferentes. Por ello, queremos dejar instalada la creatividad en ellos. Cada niño con discapacidad es un mundo diferente, de ahí que apuntamos a la inventiva, a la imaginación de cada maestra. Nuestra misión es lograr una maestra competente a través de la compu. Con estos instrumentos pueden lograr que las adecuaciones curriculares se vean fáciles, a través de juegos, porque los entretenimientos para ellos no son sencillos. Apuntamos a ese objetivo, de manera que los niños vayan absorbiendo los conocimientos con paciencia y estrategia efectiva, que capten su atención y expresen los resultados que buscamos, es decir, una sociedad inclusiva".

En Cañada, Cordillera, esto va convirtiéndose en una realidad. “La evolución de nuestro trabajo es sumamente favorable. Trabajamos con más de cincuenta niños, que el año que viene van a ser incluidos en las aulas para acceder a la educación. Ya están preparados para ello”.

Este trabajo lo iniciaron hace un año nada más. Y siguen multiplicando. Ahora cerraron un convenio con Teletón, a través del cual buscarán desarrollar software y hardware para niños con capacidades diferentes. Todos ellos, Soledad, Olinda, José y “Bebeto”, de una u otra forma, vuelcan su energía en acciones positivas que procuren un futuro feliz para todos. Son jóvenes y tienen la gran oportunidad de hacer operativas sus ideas y cambiar el mundo ahora. Los animamos a que sigan emprendiendo con confianza todos sus proyectos.

Sepa más:

www.paraguayeduca.org/es
En Facebook: www.facebook.com/ParaguayEduca

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo