• HOY

    28°
    MIN
    36°
    MAX
     

    cielo claro

  • Sábado 23

    25°
    MIN
    35°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Domingo 24

    23°
    MIN
    37°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Lunes 25

    25°
    MIN
    36°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Martes 26

    15°
    MIN
    24°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Miercoles 27

    14°
    MIN
    20°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.920

    venta
    G. 6.120

  • EURO 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.530

    venta
    G. 1.640

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

28 de Octubre de 2018

| Curiosidades.

Museo de James Bond

Por Daniel Galilea

Visitar el museo del Agente 007 es una aventura para espías y visitantes muy duros, como el propio James Bond. Ubicado a 3040 m de altura, en una montaña austríaca, se sube mediante un teleférico y, para visitarlo, hay que ir muy abrigado.

El nuevo museo de James Bond, situado en la cumbre de una montaña, en la misma zona en la que se filmaron algunas escenas de la película Spectre, tiene “licencia para enfriar”, según la revista estadounidense New Atlas, en un acertado juego de palabras con la “licencia para matar” atribuida en la ficción a los agentes “doble cero” del Servicio Secreto Británico.

El museo temático 007 Elements, accesible solo por teleférico y situado a 3040 m, en la cima de la montaña Gaislachkogl, en la localidad de Solden (Tirol, Austria), probablemente figure entre los más elevados, sorprendentes e inhóspitos del mundo, debido a su singular edificación de hormigón que parece colgar de la ladera y a que no tiene climatización pese a su entorno extremo.

“La decisión de no incluir calefacción o ventilación en él se tomó desde el principio del proyecto, para no afectar el permafrost (capa de suelo congelado de forma permanente) sobre el que está construido, garantizando que no se transfiera calor a la base del edificio”, explica a Efe Sarah Calam, responsable de comunicación de este museo.

Extensión del duro entorno

“Su temperatura está estabilizada en 1 ºC, para no afectar el permafrost”, añade. Los autores del diseño arquitectónico, del estudio Obermoser Arch-Omo (www.arch-omo.at), explican que otra de las razones por las que no se utiliza calefacción ni aire acondicionado es para que los visitantes del museo experimenten la instalación como una extensión del duro medioambiente en el que está construido.

Este estudio tiene experiencia en proyectos de alta montaña, ya que ha diseñado el cercano restaurante ice Q, situado en la parte superior de un remonte (telesilla) en el pico Gaislachkogl. 

El restaurante ice Q apareció como la futurista Clínica Hoffler en la 24.a película de James Bond, Spectre, dirigida por San Mendes y protagonizada por Daniel Craig.

En esta misma zona montañosa y el valle Ötztal se desarrollaron en invierno unas espectaculares escenas de persecución y acción en una decena de localizaciones, en las que Craig enfrentó a los malvados agentes de la organización Spectre, liderada por el actor Christoph Waltz.

Suelo helado

“Durante el invierno, la gente podrá visitar esta instalación (http://007elements.soelden.com/home-de), situada a 3040 msnm, con sus botas y ropa de esquí o montaña, dejando sus equipamientos afuera y caminando directamente por el interior, diseñado por la firma Optimist (https://optimistinc.com)”, informa Calam a Efe.

Añade que el museo está armonizado visual y estéticamente con el restaurante ice Q y, asimismo, con la vecina estación de telesilla, en la que se desarrolla una de las secuencias alpinas del filme y, también, ha sido diseñada por Obermoser Arch-Omo.

Las tres edificaciones se sitúan sobre el permafrost, a más de 3000 m de altura y en una zona de fallas geológicas expuesta a las inclemencias del pico, lo que representó importantes desafíos de diseño y construcción, según este estudio.

“La instalación 007 Elements, que se ha abierto este año, es una asociación entre la productora de cine Eon y los estudios cinematográficos Metro-Goldwyn-Mayer, que poseen conjuntamente los derechos de las películas de James Bond, y la compañía de teleférico Bergbahnen Sölden, propietaria del edificio”, informa Sarah Calam a Efe.

En el diseño de la construcción participó Neal Callow, director artístico de las películas Casino Royale, Quantum of Solace, Skyfall y Spectre, y que está inspirado en el trabajo del fallecido diseñador cinematográfico Ken Adam.

Fue concebido como un entorno tipo James Bond para que los visitantes se sientan como si estuvieran caminando por el mundo del Agente 007.

Hormigón, vidrio y acero

Los imponentes ángulos de la arquitectura del museo enmarcan el impresionante panorama montañoso, y sus grandes ventanales ofrecen vistas sobre los Alpes de Ötztal y las localizaciones utilizadas en la producción de Spectre.

La mayor parte de la instalación, a la que se llega mediante el teleférico Gaislachkoglbahn, deja expuestas solo la entrada, la salida, dos ventanas proyectadas y su plaza, lo cual provoca un impacto visual bajo en el entorno montañoso, según sus responsables.

Las instalaciones ocupan un volumen de 9000 m3 y una superficie de suelo de 1300 m2; se ha empleado una paleta reducida de materiales arquitectónicos, como el hormigón, acero y vidrio, acorde a la moderna identidad de marca de 007.

Son nueve los espacios dentro del edificio: el barril de la pistola, la plaza, el vestíbulo, la guarida, la sala de información, el laboratorio experimental, el salón de acción, la sala de proyección y la galería del legado. “En ellos exploran la realización de las películas 007 con un enfoque muy especial en Spectre”, según Calam.

“En el 007 Elements, los visitantes efectúan un viaje con todos los sentidos, que incluye emotivos paisajes sonoros, una espectacular iluminación programada y proyecciones visuales de alta calidad. Se ven inmersos en el mundo del agente secreto británico y, al mismo tiempo, descubren cómo se crea ese mundo”, indica la portavoz.

El 007 Elements da vida a las experiencias fundamentales de las películas de Bond; utiliza tecnologías innovadoras, presentaciones teatrales e instalaciones interactivas; adelanta desde este museo, sin dar demasiadas pistas sobre sus contenidos, para no arruinar el efecto sorpresa, ingrediente fundamental del mundo del mítico agente secreto “al servicio de su majestad”.

EFE/REPORTAJES

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo