• HOY

    21°
    MIN
    25°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Jueves 21

    18°
    MIN
    25°
    MAX
     

    cielo claro

  • Viernes 22

    18°
    MIN
    26°
    MAX
     

    nubes dispersas

  • Sábado 23

    15°
    MIN
    23°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Domingo 24

    14°
    MIN
    25°
    MAX
     

    cielo claro

  • Lunes 25

    15°
    MIN
    25°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.980

    venta
    G. 6.170

  • EURO 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 7.040

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.500

    venta
    G. 1.620

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

25 de Marzo de 2012

| SOCIEDAD

Teatro: Deleite del espíritu

Por Nancy Duré Cáceres

Pasado mañana se celebra el Día Mundial del Teatro; aunque todos los días deben ser su día, porque en veinte siglos, en algún rincón de la Tierra, la llama del teatro siempre está encendida. ABC Revista se une al aniversario reuniendo a cuatro exponentes de diversos géneros: José Luis Ardissone, Domingo Coronel, Alberto Sánchez Pastor y Nelson de Santaní.

Todas estas figuras abarcan distintos géneros, aunque algunos con más énfasis en lo popular, en lo urbano, en lo clásico o en el teatro de revista. Más allá de sus preferencias, demuestran la misma pasión hacia el arte escénico, hacia la actuación y su fin primordial: entretener y educar. Para José Luis Ardissone, el teatro fue en la historia del mundo uno de los grandes humanistas, “porque a través de esta expresión el hombre fue capaz de conocerse mejor, conocer sus virtudes, sus carencias, y ese es el gran aporte: despertar las conciencias; es haber hecho que la gente pudiera verse reflejada en un espejo y poder ver su condición de ser humano, reflexionar e intentar ser mejor”. Ardissone afirma que el teatro no produce revoluciones, pero sí crea cambios en el ser humano. “Creo que quien asiste a una obra no sale nunca igual”, asegura el actor y director de teatro.
Sin duda, es una fuerte herramienta de comunicación que transmite valores; es un instrumento para la paz, la reconciliación. “Es muy poderosa para cambiar”, enfatiza el director de Arlequín Teatro. “A través de la reflexión, se van presentando diferentes problemáticas que van llevando a la meditación para, a partir de ahí, producir una revolución en el ser humano y luego en la sociedad”.

¿Sería este el reto principal de la comunidad actoral?

José Luis: Además de seguir estando, perseverar a la indiferencia del público, a la falta de apoyo, el de perseverar en una vocación que te produce tu propia satisfacción y tu propio goce espiritual. Hay algo fundamental: el teatro tiene que ser divertido en el mejor sentido de la palabra. Diversión no solamente significa hacer reír a la gente; diversión, para mí, es hacer gozar al espíritu, y uno puede gozar inclusive llorando. El teatro esencialmente tiene que emocionar; si el público se emociona, ya la misión está cumplida.

Domingo: Vivir de esto que nos gusta y cómodamente.

Alberto: Conquistar, perseverar.

¿Qué es el teatro para ustedes?

Domingo: El teatro es todo para mí, es mi lenguaje, mi forma de vida.

Nelson: El teatro es una atracción que sentí desde chico en mi lejana Santa Rosa del Aguaray. En mis sueños me imaginaba viniendo a Asunción para ser actor y vivir en el Teatro Municipal con todos los actores, pero cuando llegué la realidad fue otra: no se vivía en un teatro, el Municipal necesitaba urgentes refacciones...
Entonces me fui al Instituto Municipal de Arte y ahí entendí lo que era una representación, porque antes yo solamente veía novelas y películas. A partir de todas estas situaciones, hoy, el teatro es mi forma de vida, es mi pasión.

José Luis Ardissone escucha atentamente las expresiones de Nelson y nutre la conversación, mencionando a García Lorca. El poeta y dramaturgo español, a decir suyo, expresaba: “Hay tanta gente sencilla que nunca vio teatro, pero cómo sabe ver cuando lo ve”. “Nosotros lo comprobamos cada vez que viajamos al interior, el calor humano, la atención que ponen son inigualables; pasan bien, les llega el mensaje”.

¿El teatro tiene enemigos? Quizás la ausencia de educación artística en la niñez, que impide descubrirlo y gozarlo, como sucede en el interior atendiendo las vivencias de Nelson.

José Luis: No sé si la palabra sea enemigo, aunque la mayor hostilidad puede ser la indiferencia de la sociedad, de las autoridades que deben promoverlo.

Nelson: Muchas veces, la pobreza que invade al mundo también aleja a los espectadores de las butacas. No tienen para pagar o el costo les parece elevado o piensan mejor antes de comprar una entrada.

Alberto: Nosotros tenemos 55 años de vida con la compañía Sánchez-Pastor, formamos más de 400 alumnos,
damos 250 funciones al año, estamos creando conciencia, educando, impulsando proyectos y ese es nuestro aporte para vencer a la ausencia de educación artística, por ejemplo. La falta de concienciación del público, que
no está preparado para acudir a un espectáculo de teatro.

¿Cómo debe ser el trabajo de un actor?

José Luis: Constante, intenso, sacrificado.

Alberto: Dedicado, perseverante; somos soldados abnegados de las tablas.

Nelson: Detallista. Particularmente, observo mucho las realidades sociales para inspirarme y luego llevar a escena.

¿Qué les impulsó a seguir teatro?

José Luis: Tenía tres o cuatro años cuando abrí el piano que había en casa y saque la tela que cubría los teclados, me puse como estola, agarré un relicario, le llamé a mi mamá, a mi papá, a mis abuelos y les di la bendición. Creo que en ese momento habrán pensado que quería ser cura, pero ya era una representación teatral.
Mi primera incursión fue haciendo escenografía para la compañía del Ateneo Paraguayo y después fundamos el grupo Gente de Teatro, hasta que llegó José Luis Kravez y me dijo: “¿No querés actuar?”. ¡Estaba esperando el momento que me diga eso!

Nelson: En la escuela ya quería recitar, cerca de mi casa había un taller donde me juntaban el ABC Estudiantil, y yo leía mucho y me inspiraba para después recitar en la escuela.

Domingo: Yo comencé por culpa de José Luis Ardissone. Me fui a una función, en el Arlequín, detrás de una novia —era la única forma en que iba al teatro, no había caso luego; lo mío era el básquet, el deporte— y al finalizar vi un afiche en el que anunciaban un taller con María Elena Sachero; nos anotamos todos los amigos, la primera semana no faltó ninguno, la segunda ya éramos unos cuantos y al terminar creo que quedé yo solo. De ahí no paré nunca más, fue totalmente fortuito mi comienzo.

Alberto: Mi mundo giró en torno al teatro con la compañía de mis padres, Roque Sánchez y Graciela Pastor. Nací, me crié y aprendí a amar el arte escénico, sin flaquear y sin pausas, con la misma fuerza batalladora de mis padres.

¿Qué prima más: talento o esfuerzo?

José Luis: Las dos cosas; talento sin esfuerzo no sirve para nada.

Nelson: Disciplina también.

Alberto: Talento y esfuerzo, uno se nutre del otro.

Lo más placentero.

Nelson: El aplauso, el reconocimiento.

José Luis: El aplauso del público tiene un efecto sobre el actor casi orgásmico.

Nelson: Y si aplauden de pie, mejor...

Domingo: Recuerdo una anécdota: fuimos a representar una obra en un colegio de japoneses. Todos ellos muy atentos, respetuosos, muy disciplinados... y, en un momento de la obra, la querida Graciela Cánepa, que ya no está con nosotros, interrumpe y se dirige a ellos para decirles: “En esta parte de la obra se aplaude”... Tan disciplinados ellos... Sí, realmente el aplauso es el voto de aprobación del espectador sobre nuestro trabajo, y eso es fantástico.

Alberto: Recibir el aplauso del público, el acompañamiento con risa, con silencio, el abrazo al final de la obra, el agradecimiento, son impagables.

Sobresalen en diversos géneros: clásico, urbano, popular, revista. ¿Cuál lleva más gente?

El teatro popular siempre nos dio más gente, es el que más público tiene; el teatro clásico; el de revista está en
tercer lugar.

Finalmente, qué consejos les darían a los lectores de nuestra revista que luchan por materializar sus sueños.

José Luis: Que no decaigan, que sigan su vocación.

Nelson: Yo tuve un sueño viniendo del interior, “allá del rancho grande”, y concreté. Hay que pelear.

Domingo: No hay obstáculo que impida seguir aquello que uno desea. Hay que ponerle empeño.

Alberto: Que hagan aquello que aman, eso les dará felicidad.

a. El teatro es una poderosa herramienta para educar.

b. Varias son las actividades programadas para celebrar la fecha.

c. No importa diferenciar los géneros, lo esencial es el teatro bien hecho, aquel que emociona el alma. 

Agenda teatral

El Centro Paraguayo del Teatro tiene agendada para hoy, domingo 25: la obra La rua del Bicentenario; las calles de Asunción vivirán puro arte ya que será representada en las calles de la capital, a las 19:00.
Para mañana, lunes 26: A las 15:00, Los músicos ambulantes, con el elenco del Equipo Teatro en el teatro García Lorca.

A las 16:00 y 20:00, Domesticadas 3, con el grupo La Parada, en el Centro Cultural Paraguayo-Americano.

A las 21:00, Cruz del Chaco, en el Arlequín Teatro, interpretada por el elenco del Arlequín.

Martes 27: Testimonio. Elenco La + cara teatro, en el García Lorca.

A las 16:00, Che Kaaguy, Che tekove con el elenco Mitâi Churi y Artesanas de la palabra.

A las 20:00, Cuentos para volar y crecer. La cita es en el Centro Cultural Juan de Salazar.

Miércoles 28: A las 21:00, Testimonio con el elenco La + cara teatro, en el Museo de la Memoria.

A las 16:00 y 21:00, Amor de invierno con el elenco Yapeyú Teatro, en el García Lorca.

A las 15:00, Los músicos ambulantes con el Equipo Teatro, en el Juan de Salazar.

A las 15:00 y 21:00, la propuesta es Héroes de Papel con la compañía Sánchez-Pastor en el Centro Cultural Paraguayo-Americano.

Jueves 29: A las 16:00 y 18:00, la obra Yegros El Brigadier con el elenco Terra Teatro, en el García Lorca.

A las 16:00, Cuentos para volar y crecer con Artesanas de la palabra. Lugar: Juan de Salazar.

A las 15:00, la puesta Lisistrata. TIA (Maneglia-Schémbori) en la Embajada argentina.

Viernes 30: A las 21:00, la obra Soledad Barrete con el elenco de Claudia Miranda. La cita es en el García Lorca.

A las 15:00 y 20:00, Hotel Kalifornia con Dejavu Teatro, en el Juan de Salazar.

A las 15:00 y 18:00, Alicia en el país de las maravillas con Teatro Selecto, en el Centro Cultural Paraguayo-
Americano.

A las 21:00, Se me murió entre los brazos. De Corrientes, Argentina, en la Embajada argentina.

Sábado 31 de marzo: A las 17:00 y 20:00, Karai Eulogio con el grupo Real Teatro.

A las 21:00, Máscaras. Elenco M&M Producciones, en el Centro Cultural Paraguayo-Americano.

A las 21:00, Se me murió entre los brazos. De Corrientes, Argentina, en la Embajada argentina. 

José Luis Ardissone: actor y director de Arlequín Teatro, donde dictan clases para todos los interesados, de todas las edades. ¡Inscribite!
info@arlequin.com.py

Domingo Coronel: actor y director de teatro de revista. Trae a nuestro país a los campeones del tango y muy pronto Risoterapia, para reírte hasta que te duela el estómago. ¡No te podés perder!
domingocoronel@refricentro.com.py

Nelson de Santaní: actor y director de La Parada. Da talleres para motivar a niños y jóvenes por la senda del teatro. ¡Sumate!
nelsondesantani@gmail.com

Alberto Sánchez Pastor: actor y director de la compañía Sánchez-Pastor y tiene una escuela de teatro de donde egresan 400 alumnos al año. ¿Te animás?
albertosanchezpastorteatro@hotmail.com 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo