26 de Setiembre de 2010

 

A propósito de la visita del presidente de Qatar, emir Hamad bin Khalifa Al Thani

A propósito de la visita del presidente de Qatar, emir Hamad bin Khalifa Al Thani_148594

A propósito de la visita del presidente de Qatar, emir Hamad bin Khalifa Al Thani_148594 / ABC Color

La visita de un miembro de la Liga Árabe a nuestro país nos obliga a investigar acerca de la rica cultura de aquella región y la posibilidad de estrechar vínculos entre pueblos y abre al mismo tiempo posibilidades de inversiones en el área energética, nuestro mayor recurso junto con la agricultura que siempre está a la búsqueda de nuevos mercados. Es curioso que a partir de los años 80 un amplio elenco de novelistas latinoamericanos ha sido traducido al árabe como Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez, Miguel Angel Asturias, Alejo Carpentier, Juan Rulfo, Mario Vargas Llosa, Ernesto Sábato y Jorge Amado. Esta extraordinaria difusión de la novela latinoamericana en los países árabes no se explica solo por los valores literarios, sino por otros factores extraliterarios. Como lo señalara Ernesto Sábato: "Si la novela latinoamericana interesa en tantas latitudes y se traduce a tantos idiomas, incluidos los de países tan lejanos de la cultura occidental, es porque incorpora problemas universales comunes a los hombres de todos los países. Cuando bajamos a los problemas básicos del hombre, poco importa que estemos rodeados por las colinas de Florencia o en medio de las vastas llanuras de la pampa". Los escritores árabes incorporaron una serie de innovaciones temáticas y técnicas que habían venido evolucionando en la narrativa latinoamericana, y cuyos eslabones más importantes fueron las obras de Gabriel García Márquez, Vargas Llosa, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar y Jorge Amado.    (En la creación árabe hubo hasta paralelos entre el gaucho y el beduino).   

Para todo esto también contó la promoción publicitaria de la industria editorial española. Con respecto a la creación literaria latinoamericana, se tradujeron las obras al francés y al inglés lenguas habladas en países árabes.   

El predominio del inglés y el francés en el mundo árabe se debió al resultado del reparto de ese mundo árabe entre Gran Bretaña y Francia en zonas de influencias en el siglo XIX.   

Ambas potencias se establecen en forma de Protectorados en régimen colonial.   

Por eso los países árabes, además de la lengua árabe, se encuentran divididos en francófonos e anglófonos. Otros idiomas serían: el español en Marruecos y el italiano en Libia.   

El conocimiento del árabe en España se ciñó a estudiosos interesados en la civilización Al andaluz.   

El eje de la presencia morisca en la Península Ibérica está centrado en la ciudad andaluza de Granada, reconocida por sus minaretes, la alhambra y otros símbolos, donde muchas de las iglesias cristianas originariamente fueron mezquitas musulmanas. Fueron expulsados en marzo de 1492 por la reina Isabel la Católica.   

Actualidad

En febrero del 2008, los ministros de Relaciones  Exteriores de América del Sur y los Países Árabes (ASPA) tuvieron un encuentro de dos días en Buenos Aires, Argentina.

Además, los cancilleres prepararon un II Encuentro de Presidentes de  América del Sur previsto en  Marruecos.   

Los gobiernos de América del Sur y los países árabes buscan un  estrechamiento de los vínculos económicos y políticos entre ambas  regiones tras los contactos emprendidos en 2005. Pues se consideró de importancia que dos regiones geográficamente distantes busquen coincidencias y  profundicen el conocimiento mutuo.

Es con la intención de agilizar la cooperación  científica, técnica y cultural; y facilitar las condiciones para  incrementar el comercio y las inversiones y para intercambiar puntos  de vista y buscar coincidencias en los diversos temas de la agenda  multilateral.   

De la mencionada reunión de ministros de Relaciones Exteriores y  Cancilleres de América del Sur y los Países Árabes (ASPA)  participaron 12 países de Sudamérica y los 22 miembros de la Liga  Árabe.

La reunión de cancilleres ASPA fue consecuencia de una propuesta  regional realizada durante la I Cumbre América del Sur-Países Árabes  que se efectuó en mayo de 2005 en Brasilia, la capital brasileña.

Previo a este encuentro se realizaron cuatro reuniones de altos  funcionarios destinadas al seguimiento de los objetivos de la  Declaración, en el transcurso de 2005, 2006, y dos en 2007.

En el pasado reciente, las partes llevaron a cabo reuniones  conjuntas para tratar temas específicos de cultura, medioambiente,  y asuntos económicos, en 2006; y, de  desarrollo y asuntos sociales, y de asuntos económicos, en 2007.

En ese último encuentro se rubricó la "Declaración de Brasilia",  que señala los principales ejes de la relación entre América del Sur  y los países árabes.

Las partes se comprometieron a una agenda de desarrollo económico  y social sustentable, al multilateralismo, la coexistencia pacífica  y apoyo a la erradicación del hambre y la pobreza.   

Los países sudamericanos integrados en la iniciativa ASPA son  Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana,  Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.   

Qatar: reunión 2009   
  
Para mayor ilustración de los lectores, los países árabes son Arabia Saudí, Argelia, Bahrein, Comores,  Djibouti, Egipto, Emiratos Árabes, Unidos, Irak, Jordania, Kuwait,  Líbano, Libia, Marruecos, Mauritania, Omán, Palestina, Qatar, Siria,  Somalía, Sudán, Túnez y Yémen.   

El presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, fue el  impulsor de las cumbres entre países sudamericanos y árabes.

El Mercado Común del Sur (Mercosur) y el Consejo de Cooperación  del Golfo emprendieron en octubre de 2006 negociaciones para un  acuerdo de libre comercio con la intención de integrar el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y el  CCG, Arabia Saudí, Bahrein, Emiratos Arabes Unidos, Kuwait, Qatar y  Omán.   

Conclusión  

La cultura árabe ha estado presente en la evolución de la América Latina desde sus inicios. Ejemplos claros de ello se encuentra en la literatura, en la música, en lo culinario y en la artesanía heredada de la Península Ibérica. Por ello, no extraña la rápida adaptación del inmigrante árabe a nuestro modo de vida en un ensayo verdaderamente precursor de la era globalizada.   

El mundo árabe encierra hoy una importante masa de la población en desarrollo del mundo y con los avances de la educación y el intercambio poblacional, un acercamiento diplomático y comercial con los países árabes se hace imprescindible para fomentar nuestro propio desarrollo y la constante búsqueda de mercados para nuestros productos. Por ende, se hace imperioso cultivar las relaciones con dichos países participando activamente de la serie de reuniones institucionales que cada vez son propiciados con mayor frecuencia por nuestro vecino el Brasil, la economía con más conciencia de la importancia de encontrar nuevos amigos que pronto se conviertan en nuevos mercados para el intercambio.   

 Nuestro país ha sabido estar a la vanguardia de algunos movimientos. Por ejemplo, con el actual, hemos contabilizado dos cancilleres de origen étnico árabe tan sólo en el novel siglo XXI. El Congreso al presente está presidido por una persona de origen similar, y todos los partidos con representación parlamentaria han tenido representantes de ese origen. Debemos saber aprovechar esa virtud nacional en nuestra búsqueda de entendimiento y cooperación con los países árabes, ya que la comunidad árabe en Paraguay es muy importante, económica, profesional, política y culturalmente hablando. Estas reflexiones tienen el propósito de contribuir a la base del entendimiento humano, que es la cultura, y al mismo tiempo se disemina el conocimiento sobre un pueblo de riquísima tradición, aunque hasta hace poco en la superficie lejana y remota. No debemos olvidar que la España que nos conquista había sido a su vez conquistada por los árabes, que dejaron indelebles huellas que hasta hoy enriquecen el acervo cultural de la humanidad.   

Bibliografía El Mundo Árabe y America Latina. Edición coordinada por Raymundo Kabchi.  

Con prólogo de Federico Mayor Zaragoza. Ediciones Unesco –Libertarias – Prodhufi – 1997.

Beatriz González de Bosio
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar