• HOY

    21°
    MIN
    32°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Miercoles 24

    19°
    MIN
    29°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Jueves 25

    22°
    MIN
    29°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Viernes 26

    22°
    MIN
    26°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Sábado 27

    19°
    MIN
    23°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Domingo 28

    16°
    MIN
    23°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.090

    venta
    G. 6.170

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.150

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 170

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.610

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

25 de Mayo de 2014

 

La polémica historia del Himno Nacional

Por Gloria Mazó Paredes

El martes, 20 de mayo, fue el Día del Himno Nacional. Para recordar algunos interesantes aspectos de su proceso, hagamos un poco de historia y volvamos a los primeros años del Gobierno constitucional. En 1845 aparece en El Paraguayo Independiente la letra de una canción patriótica denominada Himno de la Independencia. Los investigadores coinciden en que fue entonada en el acto de ratificación de la Independencia Nacional en noviembre de 1842 y, según algunos, no quedó como Himno Nacional por no ser del agrado de don Carlos Antonio López, primer presidente constitucional de la República del Paraguay.

Don Carlos, interesado en otorgar un himno oficial a nuestra patria, encarga su escritura al poeta argentino Vicente Fidel López, autor del Himno argentino. Envía a Buenos Aires con esa misión a Manuel Pedro de la Peña, pero el escritor exige el pago previo de mil pesos fuertes y se desecha su concurso por considerarse excesiva la remuneración solicitada.

Don Carlos, entonces, indica a los señores Anastasio González y Bernardo Jovellanos, comisionados ante el Gobierno uruguayo, que encarguen la letra al poeta uruguayo Francisco Acuña de Figueroa, autor del Himno uruguayo. La letra escrita por este, que consta de siete estrofas y un coro, fue entregada a don Carlos por dichos comisionados el 20 de mayo de 1846 y publicada en letra impresa en la edición Nº 33 del periódico El Semanario de Asunción el 31 de diciembre de 1853; aún no se llamaba Himno, sino Canción Nacional. En pago por la obra, don Carlos envió al poeta cierta cantidad de yerba mate que, según se cuenta, fue muy agradecida por Acuña de Figueroa. El 20 de mayo es el Día del Himno por ser la fecha en que su letra llegó a Asunción.

En cambio, no se sabe de manera fehaciente quién compuso la música. Unos afirman que fue Francisco José Debali (1791-1859), maestro húngaro radicado en Uruguay; otros, que fue Francisco Sauvageot de Dupuis (1813- 1861), francés llegado al Paraguay en 1853. Cabe señalar la diversidad de formas en que fueron escritos los apellidos de ambos maestros.

LA ENCUESTA DEL INSTITUTO PARAGUAYO

No habiendo certeza sobre el autor de la música de nuestro Himno, el Instituto Paraguayo, de gran prestigio e influencia en la vida cultural de aquel tiempo, inicia una encuesta en mayo de 1923 para aclararlo. Destacaba como objetivo: “Sentar la autenticidad de la letra escrita por Francisco Acuña de Figueroa, así como eliminar las alteraciones de la misma; y también indagar acerca de la autoría de la música, velando así por la integridad tanto de su letra como de su música”, según la nota enviada por el Instituto al doctor Lisandro Díaz León, ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública de entonces.

Una serie de preguntas sumamente interesantes fueron preparadas por esta institución. La encuesta tenía como antecedente una gran polémica en 1903 en la que varios maestros y también el sacerdote Becchi sostuvieron que “Dupuis no había dejado ninguna música de su autoría, que revelare ser compositor”.

Muchas personalidades de distintos ámbitos y especialmente del cultural han dado su opinión. Entre quienes adjudicaban la obra musical al maestro Debali encontramos al coronel Juan Crisóstomo Centurión, al maestro Luis Cavedagni, llegado al Paraguay en 1874, que había reconstruido el Himno luego de la Guerra Grande y que, en un artículo publicado en El Cívico del 22 de mayo de 1903, contó que lo había hecho con ayuda de músicos sobrevivientes de la guerra que recordaban su melodía por haberla cantado o tocado, y que la letra era de Francisco Acuña de Figueroa, y la música, de Francisco J. Debali. Dice además Cavedagni en ese artículo: “Esto fue obra del que suscribe, quien primero lo redactó y luego lo publicó, siendo aceptado por el Gobierno (Juan B. Gill); esto sucedió en el año 1874”. “Cuando llegó Dupuis ya se tocaba anteriormente, de manera que no puede ser él el autor”. El maestro Cavedagni hizo cuatro ediciones del Himno Nacional. En 1874, de 100 ejemplares; en 1875, de 500; en 1877, de 2.000; y, finalmente, una cuarta edición que no menciona fecha ni cantidad de ejemplares pero consigna que está “corregida según borrador del ‘Maestro De Balli’”. Según los datos históricos, Cavedagni también hizo, para uso de las escuelas, un transporte a Fa Mayor cuyos originales quedaron en poder del director del Conservatorio Santa Cecilia de Asunción. Entre otros músicos que sostienen que el autor de nuestro Himno fue Debali, encontramos a José de Alvarenga, Juan Cabrera, Juan M. Lird, Remigio Riquelme, Colunga y el pianista, director de orquesta y fundador de la primera casa de música del Paraguay, Manuel Villadesau. Otras personalidades de ese entonces que respaldaron en la encuesta la autoría de Francisco de Dupuis fueron el padre Fidel Maíz, Manuel Mosqueira, Leandro Duarte, Juan M. Sosa Escalada y Juan Silvano Godoy.

Los resultados de la gran encuesta fueron comunicados en septiembre de 1930 al Ministerio de Justicia, Culto e Instrucción Pública. El 14 de mayo de 1933, el Instituto Paraguayo editó un libro con los detalles de la encuesta, que señalaba: “Subsisten aún las divergentes opiniones acerca de si la Música del Himno Nacional fue compuesta por Francisco Sauvageod de Dupuis, maestro de las bandas militares de la época de don Carlos Antonio López, o por Francisco José Debali, a quien se atribuye la música del Himno Nacional uruguayo”.

A pesar de la gran participación, las aportaciones no bastaron como pruebas para aclarar el tema; cada quien ha quedado con su convicción. En cuanto a la letra, la encuesta consagró la publicada por El Semanario el 31 de diciembre de 1853.

Debemos consignar que existió un Himno nacional primitivo, con letra y música de autores desconocidos, que fue reconstruido por Juan Manuel Sosa Escalada y publicado en noviembre de 1933.

MÁS CONFUSIÓN Y POLÉMICA

Otra polémica la suscitó en 1958 un artículo del doctor Juan Max Boettner en el diario La Tribuna del 19 de enero, según el cual Carlos A. López había contratado a un notable matemático francés de nombre Pedro Dupuy, cuya esposa, Ana Monnier de Dupuy, era pianista, y quizá la primera profesora de piano que tuvo el Paraguay, y en cuya casa se hicieron, con un grupo de jóvenes, los ensayos del himno; y que la primera audición tuvo lugar en la residencia del presidente López (otro motivo de confusión). El artículo señalaba a Debali como autor de la música de nuestro Himno y como el mejor músico del Río de la Plata en esa época.

En el mismo periódico apareció el artículo del maestro Remberto Giménez, de fecha 9 de marzo, invocando un trabajo publicado por Carlos Costas, Himnos Nacionales Hispano-Americanos, que menciona a Francisco de Dupuis como autor original de la música. El maestro Giménez escribía: “Diferimos en la opinión de ser Dupuis el autor original de la música. Es, sí, una hipótesis respetable”.

A este artículo le siguió otro, el 23 de marzo del mismo año, y nuevamente en La Tribuna, que señalaba, entre otras cuestiones, que Cavedagni menciona a Debali como autor de la música del Himno.

EL DECRETO Nº 52.187 DE 1934

Cabe señalar que otros maestros han arreglado en distintas ocasiones la música del Himno Nacional paraguayo y que hay mucho más que exponer sobre este tema, pero lo concreto es que el Decreto Nº 52.187 de 1934 declara auténtica una versión de la letra y la música del Himno Nacional:

“Art. 1º Declárase auténtica la Letra del Himno Nacional cuyo texto fuera publicado en el Nº 33 de El Semanario del 31 de diciembre de 1853.

Art. 2º Declárase auténtica la música del Himno Nacional cuya versión ha sido reconstituida por el profesor don Remberto Giménez.

Art. 3º Quedan adoptadas las referidas versiones de la letra y de la música como únicas para todos los actos oficiales y escolares.

Art. 4º Autorízase al Ministerio de Educación y Justicia a publicar una edición oficial del Himno Nacional que servirá de modelo único para toda edición posterior.

Art. 5º Una copia auténtica de este decreto con sus antecedentes originales será enviada al Archivo Nacional para su conservación.

Art. 6º Comuníquese, publíquese y dese al Registro Oficial.

Firmado por el doctor Eusebio Ayala, presidente de la República, y el ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública, doctor Justo P. Prieto. Asunción, 12 de mayo de 1934”.

musicgloria93@hotmail.com

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo