• HOY

    21°
    MIN
    29°
    MAX
     

    nubes dispersas

  • Domingo 24

    18°
    MIN
    29°
    MAX
     

    nubes dispersas

  • Lunes 25

    20°
    MIN
    29°
    MAX
     

    algo de nubes

  • Martes 26

    22°
    MIN
    24°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Miercoles 27

    23°
    MIN
    27°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Jueves 28

    24°
    MIN
    29°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.980

    venta
    G. 6.200

  • EURO 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 7.080

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.630

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

15 de Febrero de 2019 18:26

 

“Battle Angel”: buen espectáculo cibernético

Por Kike Sosa

Echando mano de la tecnología y la experiencia de James Cameron, Robert Rodríguez entrega una aventura de ciencia ficción visualmente esplendorosa y llena de acción dinámica.

Casi 20 años después de haber flotado la idea de adaptar el manga de Yukito Kishiro Gunnm, James Cameron finalmente pudo traer la historia de una letal mujer cibernética en un futuro post-apocalíptico a la gran pantalla, con un colaborador más que interesante.

Robert Rodríguez es en muchos aspectos el opuesto de Cameron. Curtido en un cine más “callejero”, Rodríguez es una orquesta de un solo hombre que, particularmente en los últimos años, se ha dedicado a hacer cine “rentable” –o sea, barato– con estética “grindhouse” o curiosas películas para niños.

Ciertamente es mucho más prolífico que Cameron, que dejó pasar 12 años entre Titanic y Avatar, y está a punto de cumplir 12 veranos más antes del estreno de Avatar 2.

Pero si hay algo que tienen en común es el interés por experimentar con la tecnología cinematográfica, y echar mano de los avances que Cameron logró para Avatar –además de un guión coescrito por el creador de Terminator que es tan eficiente como siempre– acabó permitiéndole a Rodríguez hacer su mejor película desde la primera Sin City.

Es el siglo XXVI, siglos después de una guerra que dejó devastado al mundo. La ciudad flotante de Zalem es la única de su clase que queda, y sus desechos llueven sobre Iron City, una urbe multicultural de hierro oxidado con algún que otro edificio del viejo mundo aún en pie, cuyos habitantes viven entre asesinos cibernéticos, cazarrecompensas y deportes brutales.

Buscando repuestos robóticos, el noble doctor Ido (Christoph Waltz) halla la cabeza y el torso cibernéticos de una joven mujer, con el cerebro y el corazón aún intactos, y la revive con un nuevo cuerpo, bautizándola Alita (Rosa Salazar). Aunque no tiene recuerdos de su vida pasada ni parece entender el mundo que la rodea, Alita esconde secretos que podrían cambiar el mundo, para bien o para mal.

20th Century Fox

James Cameron –que coescribió el guión con Rodríguez y Laeta Kalogridis– no suele armar historias sofisticadas, pero sus guiones suelen ser extremadamente eficientes, y Battle Angel no es la excepción.

En poquísimo tiempo la pelicula ya estableción su mundo y su elenco de personajes principales de forma perfectamente clara, sin perderse en monólogos de exposición interminables. Zalem, la Caída, Motor Ball... todo clarísimo en tiempo récord.

Rosa Salazar proyecta una mezcla de inocencia y fortaleza que se nota perfectamente por encima del “maquillaje” digital, y Christoph Waltz vuelve a hacer gala de esa calidez y carisma que no sacaba a relucir desde Django sin cadenas.

Felizmente, la historia no pierde tiempo con una “historia de origen” para Alita, dejándola ser intrépida y fuerte desde el principio y permitiendo que esa fuerza vaya llenando los huecos en la historia a medida que avanza en vez de estar parando la película para dar explicaciones que no hacen falta.

El desfile de habituales colaboradores de Robert Rodríguez es entretenido y Mahershala Ali vuelve a recordar que es uno de los actores más interesantes del cine actual. Y esperemos que haya una secuela porque hay un actor sorpresa que promete cosas interesantes para la continuación de esta historia.

20th Century Fox

Pero después de todo, el principal atractivo aquí es la acción, y es apropiadamente excepcional.

Había una gracia en la acción de Rodríguez en sus películas pre-digitales no muy lejana a la que se puede apreciar en las dos películas de John Wick, que de a poco fue cediendo a un estilo más estático, por lo general a propósito.

Sin embargo, la colaboración con Cameron parece haberlo sacado de esa zona de comfort y el resultado son secuencias de enorme energía cinética y dinamismo, que a pesar de ser totalmente animadas y protagonizadas por creaciones digitales se sienten tangibles gracias a que Rodríguez sigue el ejemplo de Cameron en Avatar, haciendo que la “cámara” se comporte siempre como lo haría una cámara de verdad en un set real; nada de movimientos imposibles de cámara como los que uno vería en varias películas de superhéroes de Marvel o DC.

Por muy admirable que fuera el trabajo de Steven Spielberg en su par de pruebas de filmar con este tipo de tecnología de captura de movimiento –Las Aventuras de Tintin y Ready Player One–, me atrevería a decir que la acción en Battle Angel tiene mucho más impacto.

Y Rodríguez aprovecha el hecho de que la acción es casi totalmente entre robots para darse el gusto con momentos extremadamente brutales que no estarían fuera de lugar en sus películas más sangrientas del pasado como Machete o Del crepúsculo al amanecer.

20th Century Fox

El trabajo a la hora de crear a los protagonistas cibernéticos de esas escenas de acción es igualmente impresionante. No es perfecto, en muchas instancias Alita y los demás ciber-humanos que pueblan la película no dejan de sentirse artificiales y alguna que otra toma individual puede parecer una escena de algún videojuego de última generación.

Esto es lógico en particular en Alita, el más “humano” de los personajes robóticos de la película a pesar de sus gigantescos ojos de personaje de anime; el ojo humano está demasiado bien entrenado para reconocer la artificialidad en nosotros mismos, por lo que es mucho más fácil, irónicamente, hacer que veamos como creíbles a los alienígenas humanoides-felinos de Avatar que a una criatura de apariencia humana pero creada por computadora.

No es perfecta, no es elegante, incluso se va quedando notablemente sin gasolina en sus momentos finales, pero Battle Angel es enormemente entretenida y un espectáculo visual digno de ver en la pantalla más grande posible.

------------------------------------------------------------------

BATTLE ANGEL: LA ÚLTIMA GUERRERA (Alita: Battle Angel)

Dirigida por Robert Rodríguez

Escrita por Robert Rodríguez, James Cameron y Laeta Kalogridis (basada en un manga de Yukito Kishiro)

Producida por James Cameron y Jon Landau

Edición por Stephen E. Rivkin e Ian Silverstein

Dirección de fotografía por Bill Pope

Banda sonora compuesta por Junkie XL

Elenco: Rosa Salazar, Christoph Waltz, Jennifer Connelly, Mahershala Ali, Keean Johnson, Ed Skrein, Jackie Earle Haley, Jorge Ledenborg Jr., Lana Condor, Michelle Rodríguez, Eiza González, Jeff Fahey, Rick Yune, Idara Victor, Marko Zaror, Casper Van Dien

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo