• HOY

    13°
    MIN
    17°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Viernes 24

    11°
    MIN
    19°
    MAX
     

    cielo claro

  • Sábado 25


    MIN
    20°
    MAX
     

    cielo claro

  • Domingo 26

    15°
    MIN
    24°
    MAX
     

    nubes

  • Lunes 27

    18°
    MIN
    23°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Martes 28

    18°
    MIN
    19°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.120

    venta
    G. 6.300

  • EURO 

    compra
    G. 6.720

    venta
    G. 7.220

  • PESO 

    compra
    G. 110

    venta
    G. 160

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.300

    venta
    G. 1.570

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

14 de Mayo de 2019 14:36

 

Madres alfa: entre el liderazgo y la maternidad

Cuatro mamás ejecutivas relataron cómo hacen para compaginar su rol profesional con el maternal y el grado de satisfacción que representa liderar equipos de trabajo.

Competentes, audaces y sobresalientes, demuestran ser en la actualidad aquellas mujeres que aceptaron comandar importantes organizaciones y en contrapartida, asumen el rol de madres. La revista Empresas y Negocios de ABC Color trajo en su edición de mayo un especial por el día de las madres.

La película “Una cuestión de género”, basada en la historia de la jueza estadounidense Ruth Bader Ginsburg que defendió y promovió los derechos de las mujeres, retrata una realidad que de a poco se dejó de lado en la sociedad, en que anteriormente todas las mujeres quedaban en la casa para cuidar netamente a los hijos y el hombre salía a rebuscarse para aportar económicamente.

De un tiempo a cierta parte, el auge de los negocios a nivel global hizo que la mujer también ocupe cargos de importancia, algo que se tornaba –ante la fuerte discriminación– casi imposible. Esta era de las “madres alfa” revela que las mujeres pueden equilibrar el trabajo y la maternidad con mucha capacidad y, sobre todo, entrega. Así lo indican a continuación cuatro mamás ejecutivas.

“Traté siempre de ver la manera de sumar”

Viviana Varas es economista, aficionada a la lectura y a diario trata que no se les escapen las noticias relevantes mientras toma su sagrado mate o café. Cuenta con más de 25 años de experiencia en el sector de las finanzas, pasó por corporaciones como Citibank de Argentina, de donde fue transferida al mercado paraguayo para dirigir la banca minonista de ese ente.

Estuvo un poco más de 18 años en el Citi, hasta que decidió darse una pausa y dedicarle más tiempo a su familia. Esa renuncia a los negocios duró menos de lo que esperaba, pues a solo meses de haberse desconectado del escritorio le llamaron para comandar el HSBC, donde estuvo cinco años hasta que la invitaron a presidir y desarrollar todo su talento en el banco Itaú Paraguay.

Está casada y es mamá de Alejo y Stefano, ambos, con más de 20 años de edad, quienes se encuentran estudiando y trabajando en el extranjero. Para la CEO de Itaú, cumplir el rol de mamá y profesional representa algo muy desafiante, pero es posible si hay compromiso y dedicación.

Comenta que disfrutó mucho de su embarazo y que cada etapa vivida dejó una marca más que positiva en su vida. Agrega que decidió volver al rubro para probarse que podía trabajar en otra institución que no fuera el Citi y para seguir dando lo mejor de sí. “Engordé más de 20 kilos (durante el embarazo).

Estuve en la oficina hasta el día antes de parir. Todos mis trabajos fueron muy intensos, con muchos aprendizajes y sobre todo de mucha satisfacción”, rememora. Reconoce que equilibrar la función de esposa, madre y mujer, representa un desafío, pero todo se torna más flexible cuando la familia y los amigos hacen sentir ese apoyo. “Tuve la suerte de encontrar en Paraguay una red de contención. Esto fue clave”, comenta. Viviana tiene muy presente una frase, de que “nada está perdido en la casa hasta que mamá no lo encuentre”, que ilustra que por más que la mujer esté trabajando, sabe dónde están sus hijos.

“Yo tengo presente todo. Soy muy puntillosa. No importa el cargo que uno tenga, la familia y los hijos siempre van a estar primero”, remarca. Para la CEO de Itaú, existen aun ciertas barreras que trabajar en cuestión de igualdad y oportunidades, según observa, en algunos lugares los hombres siguen teniendo privilegios y que estos son fomentados en gran mayoría por las propias madres. “En casa, todos deben preparar la mesa, no corresponde solamente a un trabajo de la mujer”, puntualiza. Asevera que muchas mujeres todavía temen ejercer en ciertos campos, pero que de a poco se animan a dar ese paso y este escenario es a la vez altamente positivo para el país. “Creo que todavía hay sectores en los que la mujer no está tan presente y pareciera que se privilegia la educación del hombre antes que de la mujer”. Viviana, insta a las madres a cumplir sus sueños, a fomentar los valores en los hijos y la cultura del trabajo para que crezcan de manera íntegra. “Estudié economía porque me gusta el tema social. Traté siempre de ver la manera de sumar desde el lugar en que esté y que cuando mire atrás haya dejado una huella”, refiere.

“Combinar los roles no es tarea fácil”

Ana Yaluff, una compatriota que reside en Hamburgo, Alemania, asumió la gerencia de Sustentabilidad de ADM en Europa, una multinacional fuertemente posicionada en el sector de agronegocios. Su vasta experiencia profesional le valió para que ocupara puestos de liderazgo desde joven, empezando como supervisora de sustentabilidad en Paraguay en el 2010. Es oriunda de Ciudad del Este, estudió la carrera de Ecología Humana y se especializó en el área de economía rural.

Tras acceder a una beca realizó maestrías en el exterior y en ese lapso, alcanzó trabajar en el departamento ambiental de la Empresa Danone (2008-2009), donde descubrió su vocación hacia la sustentabilidad. Está casada, es mamá de Benjamin (5) y Mélanie (3) y según expresa, combinar los roles no es tarea fácil, ya que una quiere ser siempre la mejor en todo. “Tiempo de calidad es lo que más cuesta tener. Al principio fue muy desafiante, pero luego comencé a planificar mejor mis actividades y focalizarme en lo que realmente agrega valor, tanto con mis hijos como en el trabajo”, manifiesta.

Puntualiza que disfruta mucho de su trabajo y considera que para sus hijos es un buen ejemplo tener una mamá que es feliz con lo que hace. “Siento que mis hijos ya saben que no pueden tener a su mamá todo el tiempo como quisieran. Sueño con que puedan encontrar satisfacción en lo que emprendan y de grandes elijan el camino que les haga felices”, remarca.

Ana se considera una mamá afectuosa, a veces un poco controladora, pero trata sobre todo que se sientan seguros para que sean independientes. En ese punto, añade que el acompañamiento de su familia, en especial de su madre y su esposo, ha sido fundamental en este proceso. “Desde que son bebés (sus hijos) están acostumbrados a mis viajes. Cuando vuelvo están en la puerta esperándome para decirme cuánto me extrañaron y contarme sus aventuras”, cuenta.

En cuanto a su rutina, relata que un día no es igual al otro y que por lo general le toca viajar cada semana. No obstante, resalta que inculca a sus hijos el respeto, la tolerancia y que los fines de semana trata de compartir ciento por ciento con ellos, hacer actividades juntos tales como pintar, armar bloques, jugar a los piratas, dinosaurios, castillos o salir al parque.

Asevera que su trabajo le otorga muchas satisfacciones, entre ellas, tener la oportunidad de desenvolverse en un ambiente multicultural, conocer lugares y personas que contribuyen a crecer y ser más tolerantes. “Esto me ayuda a entender mejor a mis hijos, a darles sus tiempos para disfrutar cada etapa”, expresa.

Afirma que el liderazgo viene de entender el rol que se tiene como empresa, influir positivamente en los lugares que vivimos, buscar las mejores oportunidades de impactar en las comunidades, focalizarse en los aspectos esenciales y transformar las aspiraciones en resultados concretos. “El camino no será fácil, pero el esfuerzo valdrá la pena”, es el mensaje que deja a las mamás.

“El volumen de cosas que abarcamos es impresionante”

Liz Cramer fue ministra de Turismo del Paraguay desde el año 2006 y en forma continua bajo tres diferentes gobiernos. En el 2018 aceptó el desafío de liderar el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) tras una invitación hecha por el presidente, Mario Abdo Benítez, pero antes de confirmar, conversó con su familia y en especial con su hijo Rafael, que está por cumplir seis años de edad.

Años atrás, Cramer decidió dejar definitivamente la función pública para ser mamá, fue así que optó por trabajar en el sector privado por la flexibilidad del tiempo. Sin embargo, la propuesta de estar al frente de una cartera estatal no tardó en llegar. Entonces analizó a fondo la gran responsabilidad que le esperaba y cómo haría para compaginar con su rol de madre.

“Esta oportunidad no la esperaba. Fue un gran honor y un privilegio. Hablé con él (el presidente) y sabe que tengo un día al mes bloqueado para llevar a mi hijo al pediatra. Eso no se negocia”, acota.

Una vez asumido el cargo, le costó hacer viajes porque implicaba separarse unos días de Rafael, cuya etapa la superó con el apoyo de su familia. Esta vorágine, afirma, le permite disfrutar aun de lo que hace, le da fuerzas para seguir aportando al país y ser un ejemplo para su hijo. “Con Rafael tenemos nuestros días de cita. Cuando me toca viajar, le muestro en un mapa dónde iré, cuál será mi actividad y en eso trabajo para dejarle ciertas tareas, con técnicas internas de la familia. Siempre están presente las videollamadas”.

A Cramer, su hijo Rafael le cambió la vida por completo, de hecho, era una parte suya muy anhelada. “Es un sol, un moreno cañón. Su nombre significa medicina de Dios”, dice emocionada. En este punto, rescata que trata de llevarle todos los días al colegio, acompañarle al fútbol, salen a comer alguna pizza y les gusta cantar en el auto. La jornada de la titular del MIC termina generalmente a altas horas de la noche, pero cuando avisa que cenará en la casa, su hijo le hace una fiesta. “Mi gestión no tiene día, hora, es amplia. Pero cuando no tengo compromisos laborales de noche, Rafael salta y vibra como si fuera que le doy una gran noticia, me pregunta y repregunta si no tendré reunión”, cuenta entre risas.

Para Cramer, las mujeres tienen una capacidad admirable, ya sea como madres, esposas, hijas o hermanas. “El volumen de cosas que abarcamos es impresionante y el liderazgo es muy importante para nuestros hijos. Demostremos con habilidad, creatividad y pasión que podemos. Las mujeres somos valiosas y cada vez hay más oportunidades. Hacemos maravillas”, resalta. Veo a madres con tres hijos, que andas en colectivos y digo, si ellas pueden yo también podré. Acota que el mundo laboral está cambiando y que de su parte seguirá contribuyendo a que más mamás puedan desarrollarse y sean emprendedoras. “Mi mayor deseo es ver a mi hijo convertido en un hombre de bien, con valores, que sepa ganarse la vida, que mi entrega al trabajo le sirva de ejemplo, y sobre todo dejar una huella en él”, manifiesta.

“Las mujeres nos vemos impulsadas a equilibrar”

Katy Guillén es directora y cofundadora de ECOM, una empresa nacional enfocada a las Estrategias de Comunicación que empezó en el 2009 con cinco personas, cuyo staff creció y lo integran actualmente 20 profesionales. Se animó a liderar este emprendimiento tras ganar experiencia en diferentes medios de comunicación y a fin de dar respuesta a una alta demanda.

Tuvo cinco hijos y según resalta, compaginar la vida laboral con la maternal es como hacer malabares, pero que todo es más llevadero cuando en la familia existen personas que apoyan en la crianza. “Ninguna madre y mujer trabajadora, sin importar su escalafón, puede decir que tiene una vida aburrida”, puntualiza.

Es mamá de Alberto (35), quien se desempeña hoy como asesor en distintas áreas; le sigue Santiago (27) que es ingeniero informático, luego Mariana (25) hoy bióloga molecular y Matías (22) que se encuentra en plena tesina de Ciencias Políticas.

Agrega que llegó a tener a Valeria, a quien perdió estando embarazada y que hoy tendría 28 años. “Las mujeres somos complejas y tenemos varias facetas que desarrollar: la de esposa, madre y profesional. Nos vemos impulsadas a equilibrar todas ellas y el trabajo es más arduo cuando se tiene la capacidad como única fuente de inversión.

Amo incondicionalmente a mis hijos, de hecho, me planteé muchas veces la necesidad de dedicarles más tiempo”, apunta. Para Katy, solo hay una manera manera de hacer bien las cosas, y es con mucha entrega y dedicación, apostando a la capacitación constante e intercambiando conocimientos.

En este punto, destaca la participación de su socio de negocios y compañero de vida, Miguel Noto. “Admiro profundamente su integridad”, expresa. Como a toda mamá, le dolió y costó no estar presente en aquellos momentos importantes de sus hijos. “Mientras estaba de viaje o tenía otras obligaciones difíciles de delegar, mi esposo era el que recibía una flor en el día de la madre. Afortunadamente estos momentos no fueron tantos”, rememora.

Katy se define como una madre amorosa y a la vez exigente, que dialoga, acompaña e impulsa en sus hijos el deseo de leer, de superarse a sí mismos, de desarrollar sus potencialidades, de ser independientes y solidarios en un ambiente abierto a la creatividad. Así también, hace énfasis en los valores del respeto, la responsabilidad y la honradez. Responde que su intensa rutina no le impide compartir con sus hijos. “En algún momento del día charlamos sobre lo que hicimos. Los sábados nos enfrascamos en discusiones que pueden durar horas, generalmente sobre temas de actualidad.

El asado es casi insoslayable y cada uno despliega sus dotes culinarias. Siempre hay una excusa para estar juntos”, cuenta. Katy expresa que tiene como un gran sueño consolidar su empresa como una de las mejores del país. En ese sentido, aconseja persistir sin descuidar a los hijos. “La disyuntiva madre o profesional está cada vez mas presente. El mundo está lleno de ejemplos de mujeres que han alcanzado el éxito y al mismo tiempo han sacado adelante a la familia”, concluye.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo