12 de Julio de 2017 13:42

 

Lula, “comandante” de la mayor trama de corrupción en Brasil

El expresidente brasileño Lula da Silva fue condenado, en primera instancia, a 9 años de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero, informó el tribunal del juez Sergio Moro.

El magistrado indicó en su fallo que el exmandatario, no obstante, podrá “presentar su apelación en libertad”.

Lula, de 71 años, fue acusado de ser el beneficiario de un apartamento tríplex en el balneario de Guarujá (São Paulo), ofrecido por la constructora OAS a cambio de su influencia para obtener contratos en Petrobras, además de haber costeado un depósito donde Lula guardó pertenencias suyas.

El juez ordenó confiscar el inmueble y señaló que Lula fue el destinatario de 3,7 millones de reales (algo más de 1,1 millones de dólares) en forma ilícita.

“Comandante” de la corrupción

Lula da Silva fue presidente del país por dos periodos consecutivos, de 2003 a 2010, y bajo su gobierno se gestó la mayor trama de corrupción en la historia del Brasil, con varios esquemas que suman miles de millones dólares.

En setiembre de 2016, la Fiscalía pidió el enjuiciamiento de Lula “como comandante máximo del esquema de corrupción” revelado por la Operación Lava Jato (lavado a chorro de autos) que operó en Petrobras.

Operación “Lava Jato”

El esquema corrupto más elaborado, y sobre el cual se ha publicado, es el llamado “Petrolao”, montado en la estatal petrolera Petrobras, donde las autoridades, en complicidad con empresas constructoras, digitaron licitaciones por miles de millones de dólares.

El dinero sobrefacturado era enviado a los más altos cargos del Gobierno, del Partido de los Trabajadores (PT, gobernante) y de otras agrupaciones de la alianza oficialista e incluso de la oposición, para comprar lealtades políticas.

El caso fue descubierto en la operación “Lava Jato” (lavado a chorro de autos), dedicada a la investigación de lavado de dinero, en la cual se fue descubriendo que el dinero lavado que se investigaba procedía de ese esquema de corrupción en Petrobras.

Se corroboró el robo al pueblo brasileño de unos 2.000 millones dólares, pero los investigadores calculan que la cifra total ascendería a por lo menos unos 8.000 millones de dólares.

Este esquema montado bajo el gobierno de Lula, funcionó mientras Petrobras era dirigida por Dilma Rousseff, su ahijada política y luego sucesora en la primera magistratura del país.

Operación “Zelotes”

Operación “Zelotes” investiga desde 2015 irregularidades en el Consejo Administrativo de Recursos Fiscales (CARF), departamento del fisco encargado de sancionar a los defraudadores de impuestos.

Se acusa a Lula, y a hijos suyos, de haber beneficiado a diversas empresas, varias en el sector automotor, con medidas impositivas favorables, a cambio de grandes coimas.

Además las medidas conseguidas irregularmente habrían ocasionado un perjuicio de unos 4.800 millones de dólares al fisco brasileño.

En total, 5 causas

Lula se enfrenta, además del juicio por el que fue hoy condenado, a otros juicios e investigaciones por diversos casos de corrupción.

En total, suman 5 casos en los que la Fiscalía tiene iniciado algún tipo de proceso en su contra.

Decenas de empresarios, funcionarios y políticos están presos por los numerosas casos de corrupción detectados en estos años en el Brasil.

El más alto cargo, que hasta ahora no había sido alcanzado por una sentencia, había sido, precisamente el del expresidente, Lula da Silva.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo