26 de Noviembre de 2017 08:20

 

Retrasos en búsqueda del submarino desaparecido

Por AFP

MAR DEL PLATA. El submarino argentino desaparecido hace 10 días sigue sin ser localizado en el Atlántico Sur, mientras cuestiones operativas retrasaban este sábado el envío de equipos rusos de rastreo y estadounidenses de rescate en profundidad.

“No hay indicios a pesar de todo el esfuerzo” que realizan 13 países en el área de operaciones, dijo el portavoz de la Armada, capitán de navío Enrique Balbi, en conferencia de prensa en Buenos Aires.

En el puerto de Comodoro Rivadavia (1.750 km al sur de Buenos Aires) se alista equipamiento ruso y estadounidense para rastrear en una zona de entre los 200 y 1.000 metros de profundidad, el área de mayor probabilidad de hallarlo, según agregó.

Sin embargo, cuestiones operativas pueden demorar varios días el despliegue del teledirigible ruso en el que se depositan ahora las esperanzas de ubicación.

También está demorada la partida de una cápsula de rescate estadounidense que será transportada por el buque noruego Sophie Siem, acondicionado especialmente en el puerto de Comodoro. El portavoz precisó que el “ARA San Juan” no llevaba torpedos al descartar una eventual explosión de material propio. También descartó un ataque. Este sábado las condiciones climáticas eran buenas, pero empeorarán el domingo.

Desconsuelo y esperanza

La noticia sobre la explosión ocurrida en la ruta que seguía el “ARA San Juan” entre Ushuaia (extremo austral) y Mar del Plata (400 km al sur de Buenos Aires) tres horas después de su último reporte a la base, llenó de desconsuelo a los familiares, muchos de los cuales dan por muerta a toda la tripulación.

Otros siguen esperanzados en un milagro y aguardan noticias en la base naval de Mar del Plata, convertida en un altar para los 44 marinos en cuyo frente hay rezos colectivos, mensajes y banderas.

Tres tripulantes se salvaron de la tragedia. Uno porque no abordó y otros dos porque debieron ser desembarcados por cuestiones urgentes en un puerto intermedio, reveló Balbi.

Este sábado, un grupo de 40 familiares agradecieron el apoyo de unas 300 personas que se reunieron a las puertas de la base naval de Mar del Plata. “Nos dan esperanza. Sigo pensando y tengo fe en que mi hermano está bien como sus 43 compañeros”, dijo Marta, hermana del tripulante César Vallejo. Su madre, Zulma Sandoval, opina que pese a la explosión “no está dicha la última palabra” .

Su marido Oscar, veterano de la Guerra de Malvinas, admite que aunque esperanzado, se quiebra cuando está sólo. Algunos familiares reaccionaron con furia y señalaron como culpable a la Armada. “Nos mintieron”, dijo Itatí Leguizamón, esposa de un tripulante.

Otros mantienen el respaldo a la fuerza como Luisa Rodríguez, madre del tripulante Ricardo Alfaro. “A las Fuerzas Armadas hay que apoyarlas en esto porque ellos no tienen la culpa. El Estado es el que tiene la culpa, los malos gobiernos después de (la guerra de) Malvinas (1982) que no se ocuparon de dar el presupuesto para renovar toda la flota”, dijo. La Armada se niega a dar por muerta a la tripulación. “Estamos todavía en una etapa de esperanza y desesperanzas” , afirmó Balbi.

Mancomunados

Rusos y estadounidenses trabajan a contrarreloj en Comodoro. El avión ruso Antonov trajo el teledirigle a Comodoro Rivadavia el viernes. Dos buques argentinos van hacia allí. “Se van a repartir el embarque de este equipamiento ruso”, indicó Balbi.

Un buque ruso “Yantar”, de apoyo al teledirigible, llegará a principios de diciembre. El minisubmarino de rescate de Estados Unidos se embarcará, en tanto, a bordo del buque noruego Sophie Siem en cuya cubierta trabajó un ejército de soldadores para abrir un enorme agujero.

“Este trabajo en un astillero funcionando normalmente hubiera llevado mucho más tiempo. Acá se está haciendo en tiempo récord”, dijo a la AFP Fabio Cambareri, administrador del puerto. La cápsula tiene capacidad de descenso de 600 metros. “Cuestiones operativas demoraron el embarque. Tenemos previsto zarpar mañana (domingo) por la tarde o el lunes”, explicó a la AFP uno de los dos capitanes del Sophie, el argentino Aníbal Miranda.

Hoy, domingo, también arribará un buque uruguayo de apoyo. Siete buques mapean tridimensionalmente el área de búsqueda. La jueza del caso, Marta Yáñez, explicó que “el submarino no tiene caja negra, la caja negra es todo el submarino”. Si no se rescata, la investigación perderá su prueba fundamental.

El “ARA San Juan” reportó una avería de baterías en su última comunicación, cuando según la versión de la Armada, el capitán informó que “ya había sido subsanada y que proseguía rumbo a Mar del Plata”. Los cables de comunicación son secretos.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo