• HOY

    26°
    MIN
    35°
    MAX
     

    Nublado

  • Miercoles 14

    21°
    MIN
    27°
    MAX
     

    Cálido, cielo nublado, vientos variables, luego rotando al sur. Precipitaciones y tormentas eléctricas.

  • Jueves 15

    18°
    MIN
    29°
    MAX
     

    Fresco a cálido, cielo nublado a parcialmente nublado, vientos del sureste.

  • Viernes 16

    19°
    MIN
    31°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos del sureste, luego variables.

  • Sábado 17

    21°
    MIN
    33°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos del noreste, luego variables. Precipitaciones dispersas y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Domingo 18

    23°
    MIN
    28°
    MAX
     

    Cálido, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.800

    venta
    G. 6.000

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 130

    venta
    G. 190

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.500

    venta
    G. 1.600

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

30 de Agosto de 2018 09:14

 

Los gatos ancianos necesitan más cariño

Por DPA

El oído empeora, las ganas de moverse disminuyen y la necesidad de descanso aumenta. Cuando el felino ha alcanzado la edad anciana, los dueños deben procurar adaptarse a sus necesidades.

“Envejecer es un proceso individual en los gatos. Unos animales comienzan a estar seniles antes que otros, sobre todo cuando tienen enfermedades como tumores o artrosis”, dice Ursula Bauer, bióloga de la organización protectora de los animales Aktion Tier.

“Pero yo diría que los gatos caseros con entre diez y doce años pueden considerarse ya ancianos”, añade.

El tiempo que vive un gato depende de si sale al exterior, explica Bauer. “Los gatos callejeros no viven generalmente tanto y están expuestos a los accidentes”, señala.

Klaus Kutschmann, veterinario en la ciudad alemana de Magdeburgo, coincide con ella. “Cuanto más salgan los gatos, más posibilidades tienen de contagiarse de algo”, apunta.

Los gatos que viven con personas alcanzan una media de edad de entre 13 y 15 años. “Pero muchos viven considerablemente más. Yo he llegado a conocer a un gato que vivió 24 años”, cuenta Kutschmann.

Junto a la complexión, los gatos sufren con la edad cambios en su comportamiento, explica la veterinaria Catharina Stopik en Berlín.

“Cuando sufren artrosis, por ejemplo, se mueven menos y no saltan a los muebles con tanta frecuencia como antes”, dice.

Bauer lo confirma. “La musculatura se reduce y toda la elasticidad del cuerpo disminuye. Los gatos se vuelven más tranquilos y más lentos”, explica.

Además, los dueños seguramente observarán que se retiran con más frecuencia y que se vuelven más mimosos. “Al disminuirles la visión y el oído, se comportan con más cuidado y se vuelven más miedosos”, señala Bauer.

Kutschman apunta que, en comparación con los perros, los gatos son activos durante más tiempo. “Es a partir de los 15 o 16 años cuando tienen una mayor necesidad de descanso”, dice.

En muchos casos, los dueños tienen difícil reconocer si sufren de otra enfermedad además de la artrosis. Y muchos no saben que los gatos también pueden sufrir demencia.

“Hay que tomar siempre en serio un comportamiento llamativo e investigar por qué ocurre”, aconseja Stopik.

Además, muchos gatos ganan peso con la edad, lo que está relacionado con la menor actividad y un metabolismo más lento.

“Las enfermedades de los riñones, el corazón o los tumores son difíciles de reconocer”, señala Bauer. Por eso aconseja visitar al veterinario regularmente como precaución.

“Dos veces por año hay que hacerles un chequeo rutinario, es lo mínimo”, dice Bauer. Y cuando haya signos de enfermedad o dolor, hay que ir siempre inmediatamente a la consulta.

Stopik aconseja darles comida especial para ancianos a partir del octavo año de edad.

“Debe ser comida protectora de los riñones y fácilmente digerible. Es importante, por ejemplo, reducir el contenido en fósforo para evitar una sobrecarga de los riñones”, dice. Además, necesitan nutrientes adicionales para las articulaciones.

También puede ocurrir que el comedero se quede sin tocar. “Los gatos ancianos pierden gusto y olfato”, explica Bauer. Esto puede reducir su apetito y conducir a una pérdida de peso.

“Además, muchas veces no pueden masticar ya como antes y la digestión tampoco funciona como en el pasado”, añade. Por eso la comida debe ser fácilmente masticable y digerible.

“En caso de que el gato no se adapte al cambio de comida, los dueños pueden intentar mezclar el alimento nuevo con el antiguo”, señala Kutschmann. Además es importante que tomen mucho líquido, a lo que ayuda la comida húmeda.

Y porque precisen de más descanso, los dueños no deben dejar de prestarles atención. “Hay que darles mucho más cariño, por ejemplo abrazándolos en el sofá”, aconseja Bauer. Además deben controlar que el gato se mueva para que mantenga masa muscular.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo