20 de Abril de 2017 17:41

 

Perros en la oficina: un beneficio para muchos

Por DPA

Cuando hace 17 años, la experta en comunicación Martina Warning abrió su propia agencia, tanto para ella como para su socia estaba claro que en la oficina había también sitio para un perro. Entretanto, ya son dos: Nela y Cleo.

"Siempre he querido tener animales, pero dejarlos todo el día solos en casa no era una opción", recuerda la alemana. Al comenzar a trabajar de manera independiente, Warning pudo cumplir con el deseo de tener una mascota ya que a partir de ese momento empezó a llevar al perro a su lugar de trabajo.

Los perros en una oficina ya no son una rareza, señala Markus Beyer, entrenador profesional canino y presidente de la Asociación Perros de Oficina.

Tanto el dueño, como el mismo perro, pero también la empresa pueden beneficiarse de esta situación, señala Beyer.

El dueño del perro tiene inicialmente ventajas muy prácticas. "El que lleva el perro al trabajo no tiene que dejarlo solo en casa, ni organizar que alguien lo cuide".

Pero también beneficia a los colegas y empleados de la oficina ya que una mascota puede tener un efecto relajante. "Las personas liberan oxitocina –la llamada hormona del amor o de la unión– cuando están en contacto con un perro, y viceversa".

"La persona que en su trabajo diario está en permanente contacto con un perro es más equilibrada y tranquila", agrega Beyer.

Pero es importante tener acuerdos claros antes de que un perro entre en la oficina, recalca Beyer. No a todo el mundo le gustan los perros, algunas personas tienen miedo o se sienten incómodas junto a ellos. Y esto es algo que hay que respetar y por lo tanto es importante que existan límites espaciales con el perro en una oficina, señala.

"Cada empleado debe tener la posibilidad de decidir si desea tener contacto con el perro". En una empresa grande se recomienda llevar al animal de la correa cuando se circula por los pasillos, y en cada oficina debe haber un espacio donde no se permita el ingreso a los perros y los empleados puedan retirarse sin ser molestados, recomienda Beyer.

Si un perro es apropiado en una oficina depende también del sector laboral, dice Jutta Boenig, presidenta de la Sociedad Alemana de Orientación Profesional.

"En las ramas más creativas, por ejemplo, en las agencias de publicidad y estudios de arquitectura es más común llevar perros que en una planta industrial o en un banco".

Pero en todos los casos es importante que para que el perro de oficina no moleste a nadie se cumplan ciertas reglas. "El perro debe estar limpio y entrenado".

En cuanto a sus salidas, se debe mantener un equilibrio con los períodos de pausa de los otros empleados, explica Boenig. Si se sale constantemente con el perro a la calle y por eso se trabaja menos es probable que eso genere malestar entre los demás colegas. Una solución puede ser turnarse entre los empleados.

Si se cumplen las condiciones, un perro puede ser un gran enriquecimiento, asegura Boenig. "Un perro de oficina une a los empleados y refuerza el sentido de comunidad, lo que redunda en el beneficio de toda la empresa. Muchas personas trabajan bajo presión y un perro como distracción genera buen humor", asegura.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo