09 de Enero de 2016 12:10

 

Cae asesino de Pablo Medina

Uno de los autores materiales del asesinato del corresponsal de ABC Color Pablo Medina Velázquez, el sicario Flavio Acosta Riveros, de 30 años, acaba de ser capturado en la localidad de Pato Branco, estado de Paraná, Brasil, a 580 kilómetros de Ypejhú.

La detención fue practicada por personal de la Policía Civil local, según los datos preliminares. Flavio es sobrino de Vilmar Acosta Marques, alias "Neneco", mandante del atentado y quien se encuentra preso en Tacumbú. Ahora solo resta la captura del otro tirador, Wilson Acosta Marques, hermano de Neneco y tío de Flavio.

Según los datos de los investigadores, desde ayer a la tarde, la Policía estaba vigilando la casa en donde se encontraba  Flavio, pero recién entraron a la misma esta mañana, a las 09:00. Flavio quiso correr en moto, fue perseguido y derribado por los efectivos policiales, quienes lo trasladaron posteriormente hasta el puesto policial más cercano.

El fiscal de Salto del Guairá, Lorenzo Lezcano, principal investigador del caso, ya se encuentra en contacto con las autoridades brasileñas para tratar de conseguir la entrega al Paraguay del sicario detenido. Aparentemente, existe la voluntad de los brasileños de extraditar "lo antes posible" a Flavio Acosta, para evitar que se mantenga durante tanto tiempo en tierras brasileñas como ocurrió con Vilmar Acosta. 

El clan Acosta Marques se hizo famoso por ser el "dueño" del tráfico de marihuana y otras drogas en la zona de Canindeyú, en donde, como cualquier otro grupo criminal, supo ganarse enemigos con quienes disputaban zonas de poder. El principal rival en Canindeyú fue el grupo liderado por los hermanos Giménez Suárez, contra quienes se inició una verdadera guerra por el control de la zona.

El 27 diciembre de 2009, se registró el hecho de sangre que declaró abiertamente la guerra entre ambas facciones; ese día fue acribillado Ramón Giménez Suarez, hermano menor de Marcial e Ismael Giménez Suárez. Junto a él fueron muertos Marcos José Pereira y Carmelo Ayala, también supuestos narcos. El 12 de octubre de 2010, tres matones supuestamente al servicio de los hermanos Marcial e Ismael Giménez Suárez asesinaron en un ataque a Víctor y Elio Acosta Marques, hermanos menores de Vilmar. A partir de entonces, una seguidilla de asesinatos sacudió Ypejhú y otras zonas aledañas.

Todo esto venía siendo publicado por Pablo Medina, corresponsal de ABC Color en la zona. La primera amenaza contra Medina por parte de Neneco se registro en 2010, siendo todavía apenas candidato a la intendencia de Ypejhú. En ese entonces, el periodista había publicado que la serie de asesinatos que venía sacudiendo a esas ciudades guardaba directa relación con la "guerra narco" que tenía a los Acosta Marques como actores principales de una película que enlutó a varias familias de Canindeyú. 

El asesinato de Pablo y la captura de Neneco 

Tras estar preso junto a su padre, Vidal Acosta, en la Penitenciaría de Coronel Oviedo, "Neneco" Acosta ya la tenía jurada contra Pablo. Neneco y su padre fueron detenidos luego de que se encontraran cabellos y cuero cabelludo de seres humanos enterrados en la vivienda de su progenitor, ubicada en el barrio Virgen de Fátima de Ypejhú. Al día siguiente de su detención, el 18 de febrero de 2011, en una enorme fosa que ordenó hacer la fiscalía, se encontraron además huesos humanos.

El 16 de octubre de 2014,  sicarios al servicio presuntamente de Vilmar Acosta interceptaron una camioneta y rociaron a balazos el vehículo en que viajaban el corresponsal de ABC Color Pablo Medina y la joven Antonia Almada. Mataron a ambos y luego se dieron a la fuga. 

El 4 de marzo de 2015, la Policía Brasileña informó de la detención de Vilmar "Neneco" Acosta, que fue capturado por los agentes brasileños en Naviraí, municipio del Brasil ubicado en el Estado de Mato Grosso del Sur.  El exintendente de Ypejhú intentó desde un primer momento evitar su extradición al país, alegando que tenía ciudadanía brasileña. Sin embargo, tras un par de meses de procesos burocráticos judiciales, el Supremo Tribunal Federal de Brasil, en un fallo unánime, decidió confirmar la extradición de Neneco a Paraguay para que sea procesado por el doble crimen.

La Corte del vecino país concluyó en ese entonces que a Vilmar Acosta "no le alcanzó" el argumento de que es brasileño para evitar a la Justicia paraguaya, que lo requiere por homicidio doloso, con una expectativa de pena de 30 años de cárcel.  Tras 13 meses de aquel asesinato del periodista y Antonia, finalmente Vilmar "Neneco" Acosta fue extraditado a Paraguay el 17 de noviembre de 2015 y actualmente guarda reclusión en la Penitenciaría de Tacumbú. 

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo