14 de Enero de 2016 03:04

 

Curuguaty: dramático relato

Este miércoles prosiguió el juicio por la masacre de Curuguaty con la declaración de testigos que también participaron de aquel operativo de desalojo en junio de 2012. Uno de los testigos dio un dramático testimonio de lo que sucedió.

Durante la jornada de hoy declararon el suboficial Julio César Báez y el oficial inspector Hernán Edmundo Thomen Olazar, dos de los policías que formaron parte del contingente que se enfrentó a los campesinos, ante el tribunal de sentencia integrado por los jueces Ramón Trinidad Zelaya (presidente), Benito González y Samuel Silvero, informó Perla Silguero, periodista de ABC Color.

El oficial Thomen Olazar, en un escalofriante y conmovedor relato, detalló que el contingente se abrió camino hacia el grupo de invasores, encabezado por el subcomisario Erven Lovera y a una distancia de unos seis metros; este llamó a los representantes a que bajen sus armas y puedan dialogar. "En ese momento, uno del grupo les dijo: 'Retírense si no quieren morirse", pero el subcomisario volvió a llamar a la calma: "'Tranquilo, compañero, vamos a hablar", creo que esa fue la última palabra que dijo -refirió- antes de ser atacado a tiros por uno o dos campesinos que lo tenían en la mira, lo que dio inicio a la balacera.

Mencionó que la forma en que actuaron difícilmente corresponda "a campesinos que buscan un pedazo de tierra", debido al empleo de armas y el estilo que manejaban, pues sostuvo que después de que uno de ellos disparaba, se agachaba para que otro a sus espaldas continúe con el fuego, de manera que sea continuo el ataque.

Continuó su relato manifestando que mientras buscaba cómo protegerse de los disparos, vio cómo caían sus compañeros, entre ellos Wilson Areco, quien se desplomó muy cerca suyo. En el momento más difícil de su testimonio, Thomen contó: "Estaba herido pero no murió al instante, sacó su teléfono celular y llamó a su madre y le dijo: 'Me hirieron, mamá, estoy mal, no estoy bien ahora; si no me voy, cuidá bien a mi familia', y luego cortó y llamó a su esposa manifestándole lo mismo; 'Me acertaron, no estoy bien, cuidale a toda mi familia en caso que no vuelva' y puso el celular por su pecho. Tres a cuatro minutos después, a simple vista se notaba que ya falleció".

El juicio se encuentra recién en la etapa de declaraciones, dentro de la cual el tribunal debe escuchar el testimonio de 264 testigos propuestos por la Fiscalía, de los cuales cuatro ya han declarado. Se estima que el juicio se extendería hasta mitad de año, ya que aún faltan las etapas documental y pericial. La semana pasada declaró -en dos días- el comisario Miguel Anoni, jefe de Orden y Seguridad de Canindeyú en aquel entonces, y había manifestado que al ingresar el contingente policial fueron acorralados y atacados a tiros por cerca de 200 labriegos.

La fiscalía acusa por homicidio doloso en grado de tentativa, invasión de inmueble ajeno y asociación criminal a: Rubén Villalba, Felipe Martínez, Luis Olmedo, Adalberto Castro, Arnaldo Quintana, Néstor Castro, Lucía Agüero, Fani Olmedo y Dolores López, mientras que Alcides Ramírez y Juan Tillería están acusados por invasión de inmueble y asociación criminal.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo