24 de Marzo de 2016 03:18

 

Detenido por masacre dice que sufrió torturas

Por EFE

El juicio por la masacre de Curuguaty, que en 2012 provocó la muerte de 17 personas, entró en receso vacacional, dejando como uno de los últimos testimonios el de Marcelo Trinidad Paredes, quien denunció torturas de la Policía al ser detenido.

Paredes fue arrestado en el hospital de Curuguaty el 15 de junio de 2012, el día en que 11 campesinos y 6 policías fallecieron durante un tiroteo originado cuando las fuerzas de seguridad acudieron a desalojar a un grupo de labriegos, que ocupaban una finca de la zona para pedir que se incluyera en la reforma agraria.

El hombre fue citado el martes como testigo en el juicio, que se celebra en Asunción, y declaró que aquél día había acudido al hospital de Curuguaty, adonde fueron trasladados los heridos durante la masacre, para visitar a un familiar enfermo, según un comunicado difundido por la Articulación por Curuguaty.

En ese momento, Paredes fue detenido junto a Miguel Correa, y aseguró que fue golpeado y torturado por agentes de la Policía Nacional antes de ingresar en un calabozo, y posteriormente en la prisión de Coronel Oviedo, donde guardó reclusión durante 33 días.

Tanto Paredes como Correa fueron separados en junio de 2013 de la causa judicial por la masacre, cuando la Fiscalía comprobó que las pruebas no les vinculaban con la matanza, y llegó a la conclusión de que no formaron parte de lo ocurrido, ni estuvieron dentro del inmueble donde sucedieron los hechos.

En su declaración, Paredes responsabilizó de su apresamiento a la entonces fiscal de Curuguaty, Ninfa Aguilar, con quien dijo haber trabajado como técnico ambiental.

Afirmó que Aguilar, al frente del operativo que ordenó el desalojo de la finca donde sucedieron los hechos, le había dicho tres meses antes de la masacre que Federico Franco, del Partido Liberal y entonces vicepresidente de Paraguay, ocuparía la presidencia.

Franco asumió como presidente de Paraguay después de que Fernando Lugo, en el cargo desde 2008, fuese destituido en un juicio parlamentario impulsado por el hoy gobernante Partido Colorado una semana después de la masacre.

Ese proceso fue tildado de irregular por organismos internacionales como la Unasur, y provocó la suspensión temporal de Paraguay del Mercosur hasta la llegada al poder del actual presidente, Horacio Cartes, del Partido Colorado.

El juicio contra los once campesinos acusados por la muerte de seis policías durante la masacre continuará el próximo lunes, tras el parón de Semana Santa. No hay ningún imputado por la muerte de once campesinos durante la masacre.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo