23 de Marzo de 2016 03:39

 

La popular chipa de Semana Santa

Por EFE

La chipa es elaborada a base de almidón de mandioca, harina de maíz y queso. Es estrella de las mesas paraguayas durante la Semana Santa, tiempo en que las familias encienden el tatakua para cocinar el popular aperitivo.

En muchos hogares, su preparación se inició ayer, aunque en la mayoría de ellos se pospone hasta hoy, Miércoles Santo, siguiendo con la tradición de cocinar grandes cantidades que duren hasta el Domingo de Resurrección.

“Es fundamental para Semana Santa porque es el único alimento que podía durar mucho tiempo”, dijo a Efe Clemente Cáceres, promotor de Cultura de la Municipalidad de Asunción en el barrio de la Chacarita. Unas 30 variedades de chipa se prepararon en un horno de barro en Punta Karapá, un mirador oculto en el interior de ese barrio que revela una panorámica del río Paraguay y de la bahía de Asunción.

Al conjunto habitual de ingredientes -huevo, queso, harina de maíz y almidón de mandioca- se le añadieron otros como carne, lo que convierte a la chipa en un refuerzo del que no se debe abusar. “Una comida muy fuerte que en un descuido puede engordar y más en Semana Santa, cuando se le agregan más cosas para que dure y alimente más”, afirmó.

En este sentido, el Ministerio de Salud Pública ha recomendado a los paraguayos que no utilicen demasiada sal en la preparación de las chipas para evitar excesos de calorías. Pero con sal o sin ella, la chipa, el “pan paraguayo”, es parte de la identidad nacional. De acuerdo con Cáceres, la chipa es de origen guaraní, uno de los pueblos indígenas de Paraguay, pero fue evolucionando con la mezcla de la cultura y la religión católica que trajeron los españoles.

“Semana Santa es una fiesta muy fuerte y muy popular y la chipa la hace genuinamente paraguaya”, añadió Cáceres mientras preparaba la masa y horneaba una bandeja tras otra para alimentar a los vecinos del barrio, que además disfrutaron de conciertos de música folclórica. La chipa es parte del paisaje paraguayo durante todo el año, cuando las chiperas salen a las calles de los pueblos y ciudades desde la mañana para ofertarla como reconstituyente de la jornada.

En muchos de esos puestos, se vende con un vaso caliente de “mate cocido”, el “té paraguayo” preparado a base de yerba mate, que puede servirse coloreado con leche y endulzado con azúcar. La chipa ha pasado de ser una pequeña actividad comercial a toda una industria en el país, donde algunos fabricantes la exportan al extranjero.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo