01 de Octubre de 2016 15:00

 

Nativos no tienen dónde ir tras expulsión

Por Mariana Ladaga Pereyras, corresponsal

MINGA PORÁ. Quince familias Ava Guaraní quedaron sin tener a dónde ir, luego de ser expulsadas el viernes de las tierras que ocupaban, que pertenecerían a Hermann Hut. Los aborígenes, antes que llegara la Policía quemaron sus casas y se marcharon.

Tras abandonar la propiedad, los nativos se mudaron a un sector que es reserva de Itaipú Binacional, entidad que ya les dio 24 horas para que se retiren. La religiosa Mariblanca Barón afirmó que ellos están en completo estado de indefensión y que la hidroeléctrica, que les despojó de su territorio en el pasado, nunca hizo nada por ayudarles.

Los Ava Guaraní ocupaban las fincas 1381 y 1127 de la colonia Itaipú Porá, que antes pertenecía a San Alberto y hoy es parte de Minga Porá, al Norte del Alto Paraná. El viernes al mediodía, una comitiva policial judicial llegó al sitio para hacer lugar a un desahucio, en el marco de un interdicto de recobrar la posesión, firmado por el juez Emilio Gómez a favor de Hermann Hut. Al llegar los agentes, ya no encontraron a nadie ocupando el terreno.

Barón señaló que la que es la Reserva Limoy, propiedad de Itaipú, era anteriormente territorio indígena y explicó que en total 36 comunidades aborígenes fueron expulsados de sus tierras por la hidroeléctrica al momento de su creación.

Según la religiosa, sin tener a dónde ir, y creyendo que se trataba de tierras fiscales, los indígenas volvieron hace unos años a su antiguo hábitat, pero aparecieron títulos que lo señalaban como las fincas 1381 y 1127 reclamadas por Hut como su propiedad. “Hut es consuegro de Afara (Juan, el vicepresidente de la República) y tiene todos los ganchos políticos posibles”, indicó Baron, quien añadió que el hombre les ofreció 50 hectáreas y G 50 millones para que salieran del lugar, pero no aceptaron los aborígenes porque esas tierras ofertadas eran esteros no aptos para vivir.

En estas circunstancias, y atendiendo que ya se les había informado que el viernes serían desalojados, el jueves por la noche las 15 a 20 familias indígenas quemaron sus casas y se fueron a asentar a lo que pensaron que era una franja fiscal, al costado del camino, “pero afectó la parte de Itaipú, que tiene una franja de protección de cien metros de un río”, comentó la religiosa, quien explicó que ya la entidad les informó que tienen 24 horas para retirarse, pero no saben a dónde ir.

Barón afirmó que en la mensura judicial que Hut realizó sobre sus parcelas se encontró un excedente de 78 hectáreas y se les aconsejó a los indígenas que allí se instalaran, pero no lo hacen porque hasta ahora no se sabe exactamente dónde está el excedente. En estas circunstancias, “ellos están desesperados, muy preocupados porque no saben a dónde ir. Es una indefensión total, porque Itaipú sacó el territorio a 36 comunidades indígenas y nunca hizo nada por ayudarles a recuperar su tierra. Itaipú tiene una deuda histórica con los indígenas”, aseveró la religiosa que acompaña a los aborígenes.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo