16 de Febrero de 2017 20:11

 

Nacieron en una lancha

El doctor Daniel Gómez, de la Unidad de Salud de Puerto Pinasco, asistió en medio de peripecias un parto gemelar en el interior de una embarcación en las aguas del río Paraguay. Pese al parto riesgoso, tanto los niños como la madre están bien de salud.

El hecho ocurrió en la mañana del miércoles 15 de febrero. El doctor Daniel Gómez, de la Unidad de Salud Familiar de Puerto Pinasco, ya venía atendiendo a la señora Ester Bareiro Martínez, de 41 años, en su control prenatal, y el parto por cesárea se tenía programado para el 3 de marzo. Se había planeado que la mujer viajaría en barco rumbo a Concepción para tener a sus bebés en el Hospital Regional de aquella ciudad, pues en la Unidad de de Salud Nacional no disponen de equipamientos para realizar una cesárea.

Sin embargo, el miércoles la mujer comenzó a sentir fuertes molestias, y acudió al médico quien al darse cuenta de que las contracciones eran demasiadas, decidió abordar a la embarazada en una deslizadora, que utilizan diariamente, y viajar de urgencia hasta Concepción.

La mujer fue acompañada por su esposo, Ricardo Rojas, una hermana y el médico, quien condujo la pequeña embarcación.

El médico contó a este diario que en un primer momento del viaje la mujer no estaba tan grave, pero por el camino, debido al movimiento de la lancha, el dolor se fue intensificando. Luego de tres horas de viaje, los dolores ya eran insoportables. Faltando 30 kilómetros para llegar a Concepción, la paciente rompió bolsa, pero aún así el doctor decidió seguir lo más rápido que se pudiera, pues el parto normal era demasiado complicado y riesgoso.

Unos 10 minutos después de que se rompiera la bolsa, el doctor inspeccionó a la paciente y notó que el pequeño pie de una de las criaturas ya se encontraba en el exterior. En ese momento no tuvo otra opción que detenerse a un costado y asistir el parto.

“El parto del primer niño fue bastante difícil, la cabecita y el hombro del niño tenían dificultades para salir, por suerte después de intentarlo mucho logré extraer al niño, que se encontraba en posición pelviana (sentado)”, relató el médico.

El siguiente niño, quien también estaba en posición pelviana, tuvo un parto bastante más sencillo.

Recurriendo a la creatividad, el doctor procedió a cortar el cordón umbilical e incluso asistir el alumbramiento de la paciente, antes de hacerla llegar hasta el Hospital Regional, ya para un control de rutina.

Afortunadamente, según cuenta el doctor, la mujer soportó bastante bien el difícil parto y se encuentra muy bien de salud. Mañana,  viernes,  tanto la madre como los niños serán dados de alta.

Es la primera vez que al doctor Daniel le tocó atender un parto tan complicado como este, pero la satisfacción por el trabajo es grande y motiva, sobre todo al enterarse de que en agradecimiento, los padres le pudieron su nombre a uno de los pequeños: Daniel Eduardo que nació con 2.900 gramos y Digno Eduardo, con 2.700 gramos, estarán de alta y volverán a Puerto Pinasco, donde, seguramente, asistirán a los controles con su doctor.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo