11 de Diciembre de 2016 12:43

 

Sesenta días sin Félix

Hoy se cumplen 60 días del secuestro del ganadero horqueteño Félix Urbieta Ramírez. Según sus familiares, los captores enviaron una prueba de vida en que solicitaban US$ 500.000 para la liberación del tío del intendente de Horqueta, Arturo Urbieta.

Aunque la FTC no haya confirmado que el grupo liderado por Alejandro Ramos Morel sea responsable, todas las informaciones proporcionadas por los testigos del hecho apuntan a que fue el autor del plagio ocurrido el 12 de octubre último.

Precisamente, esa noche, dos jóvenes irrumpieron en el establecimiento “San Francisco”, ubicado a 15 kilómetros de la ciudad de Horqueta, en la comunidad de Belén Cue. Según los testigos, uno de los delincuentes se identificó como el hijo de Alejandro Ramos Morel, quien supuestamente fue expulsado del EPP.

Al principio, los jóvenes habían pedido US$ 500.000 a cambio de no secuestrar al hacendado. Ante la negativa de Urbieta Ramírez, pidieron G. 100 millones, que no tenía consigo, entonces procedieron a secuestrarlo.

En medio de su desesperación, la familia Urbieta viajó hasta Asunción para visitar en su celda de la Agrupación Especializada al capo condenado Jarvis Chimenes Pavão, a quien le pidieron una colaboración económica. Se maneja que también le solicitaron que interceda ante el EPP.

El encuentro se produjo el lunes 21 de noviembre, específicamente desde las 09:34 hasta las 11:12, en la celda de Jarvis Chimenes Pavão. Los familiares del secuestrado que viajaron a Asunción para reunirse con Pavão fueron su esposa, Ermelinda Agüero de Urbieta (58), y las hijas del matrimonio: Norma Elizabeth (36) y Liliana Doralís Urbieta Agüero (30).

También estuvo el sobrino del cautivo, el intendente colorado de Horqueta, Arturo René Urbieta Cuevas (40), según consta en el libro de novedades de la Agrupación Especializada. Asimismo, estuvieron presentes en la reunión los abogados del narco: Laura Marcela Casuso y Jorge Rodrigo Prieto Morínigo.

Jarvis Chimenes Pavão había revelado en una entrevista exclusiva con ABC Color que pagó el rescate y que negoció personalmente en la cárcel de Tacumbú la liberación de Arlan Fick Bremm, en el año 2014. Liliana Urbieta, una de las hijas del ganadero, confirmó a radio ABC Cardinal que, efectivamente, llegaron hasta Jarvis también para pedirle “recursos, ayuda y esperanzas” para pagar el rescate de US$ 500.000 por su padre.

“Necesitamos recursos para traer a mi papá vivo y somos capaces de negociar con Satanás”, dijo la mujer. También se quejó de que ya pidieron varias veces audiencia con el presidente Horacio Cartes, pero éste se niega a recibirlos.

La hija del secuestrado reveló que “la visita no fue exitosa” y prosiguió con que “él (Jarvis) es una excelente persona, pero no nos pudo ayudar”. La abogada Laura Casuso confirmó que Jarvis estuvo abierto a ayudar a la familia del secuestrado, pero que ahora mismo tenía otros compromisos económicos. También comentó que en ningún momento los visitantes pidieron la mediación de Pavão con el EPP.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo