13 de Octubre de 2017 13:07

 

El polémico "Uber" tributario

Por Alejandro Acosta

TAXit! es un servicio tecnológico que se describe a sí mismo como un manera más “fácil y eficiente” para llevar la contabilidad, y que despierta una fuerte controversia con el Colegio de Contadores. Es una disputa que algunos comparan con el caso Uber.

TAXit! es una aplicación para celulares que gana popularidad entre los contribuyentes paraguayos, porque en cierta medida automatiza el proceso de llevar la contabilidad e incluso de pagar impuestos, a un precio competitivo con relación a los que cobra un profesional contable. El sistema se basa en tomar fotos de las facturas y dejar el resto del proceso por cuenta de la empresa que presta el servicio. Los profesionales ven con preocupación el crecimiento del sistema y lo ven como una amenaza de monopolio y de degradación de la profesión. 

“En cuanto a la garantía, si vas a ir a contratarle a Juancito Pérez, contador del barrio y a TAXit!... y te van a costar ambos G. 100.000. Lo que les preocupa (al gremio de contadores) es el riesgo de que sea TAXit! el elegido porque es más eficiente. Lo que preocupa a los contadores es que llegamos a la contabilidad como Uber está llegando al ámbito de los taxis de todo el mundo”, dice el director de la empresa, Carlos Zapata.

El caso Uber es un fenómeno mundial generado por una aplicación para celulares, donde conductores particulares pueden ofrecer un servicio similar al de los taxis y generalmente a un precio más competitivo, algo que evidentemente despierta el rechazo de los taxistas.

Alba Talavera, referente del Colegio de Contadores del Paraguay y docente, señala que el problema no es el uso de la tecnología, sino el “monopolio” que se podría crear, al bajar considerablemente los precios que ellos consideran dignos para el gremio. También creen que se desmerita el rol de los profesionales formados en el área.

“Lo único que le diría a la persona es que decida. ¿Quiere que le liquide sus impuestos una máquina simplemente porque es más barato, o quiere tener el asesoramiento permanente de un personal idóneo que lleva años trabajando en el área?”, pregunta la contadora Talavera.

“Hasta servicio personal puede hacer, esto es ingreso versus egreso. Ingresás tu Impuesto al Valor Agregado (IVA) y pagás si tenés que pagar y terminó el tema. Pero hablar del IVA o Iragro es delicadisimo”.

Según explica Zapata, si bien TAXit! invirtió unos US$ 200.000 en la tecnología para automatizar la carga de datos, tiene en todo momento control humano del proceso. Asegura que hay profesionales contables que intervienen en todo momento, principalmente en la presentación de los formularios impositivos.

“Los profesionales contables participan en todo momento, tenemos operarios y profesionales contables, y tenemos un proceso de revisión en el 100% de los casos. Usamos tecnología para el reconocimiento de datos y el ojo humano que siempre hace la revisión. Además el sistema de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) no permite un acceso automatizado de declaraciones juradas”, remarcó el referente de TAXit!.

"Servicio personalizado"

De cada lado de la polémica defienden la “personalización” del servicio contable para el cliente. Talavera, desde el Colegio de Contadores argumenta que TAXit! no podría tener el criterio, por ejemplo, para discernir qué facturas son deducibles o no en el Impuesto a la Renta Personal (IRP).

“Nosotros no somos solamente liquidadores de impuestos, somos técnicos investigadores tributaristas que tenemos que analizar hasta qué punto está bien un gasto, hasta qué punto un ingreso está bien, reúne los requisitos de la ley”, insistió afirmando que la contabilidad tiene reglas cambiantes y no solo es una "carga de datos".

Plantea además que el impacto de TAXit! tampoco está analizado a fondo desde el punto de vista académico. "Acordate que los profesionales seis años estamos luchando para capacitarnos. Te hablo en carácter de catedrática: los alumnos están espantados al ver estas cosas”, afirmó.

TAXit! por su parte defiende el término “personalización” del servicio desde otras perspectiva. “¿Qué es lo que innova TAXit!? Es que lleva el sistema tradicional contable a un ámbito de sistema informático, en el cual el cliente lo que hace es fotografiar su factura y la alza a una plataforma digital, la cual se encarga de cargar al libro de compras o ventas según sea el caso. También lo que hace es identificar si es un gasto de combustible, de almacén u otro tipo”, explica Zapata.

Esto además permite al usuario tener un control, incluso a través de su teléfono celular, de su gastos e ingresos, así como gestionar sus impuestos. “¿Cual es la diferencia con los contadores particulares? Que ellos hacen eso en libros de papel o excel. ¿Cual es la seguridad que tiene el cliente de que ese proceso tiene trazabilidad en cuanto al origen y procesamiento de la información? Por ejemplo, que el contador no anotó 100.000 a algo que era 1.000.000, en cambio con TAXit! puede ver en el celular o la web la fotografía de su factura y que el importe que se cargó es igual. Además está todo cargado históricamente y se puede revisar desde España, Japón, etc.”, comentó.

Además Zapata resalta que es un “proceso extremadamente seguro" y que se firma un contrato con el cliente que le asegura que ese proceso va a estar bien ejecutado y con el rigor de la información, similar al que usan los sistemas bancarios.

Cuestiones de costos

El Colegio de Contadores, como gremio cumple en velar por los intereses de sus asociados sugiriendo una tarifa de honorarios base para los servicios contables para contribuyentes del IRP o Iragro, algo que calculan teniendo en cuenta que se trata de un servicio especializado que se debe realizar por profesionales licenciados, a diferencia de impuestos como el servicios personales que sí pueden ser gestionados por el propio contribuyente.

“Yo sé que la competencia es libre, pero incluso a nosotros nos están tratando de desleales porque estamos cobrando G. 550.000 que es lo que el colegio de Contadores había lanzado como un piso para el IRP. A mi una máquina jamás me va a reemplazar, porque la máquina, te facilita, pero no me puede sobrepasar en mis conocimientos básicos”, resalta Talavera en defensa de la labor de sus colegas.

Por su parte TAXit!, afirma que ese monto de honorarios es “irreal” ya que en el mercado en realidad rigen otros precios y que como cualquier industria, ellos, al ser más eficientes, logran también bajar los costos para el cliente a cerca de G. 100.000.

“El Colegio de Contadores da un monto de referencia, pero no significa que vos vas a poder pagar G. 550.000. Es muchas veces impensable, es una referencia que da a sus asociados para cobrar, pero tampoco está en ninguna ley. Si le preguntás a cualquier profesional si cobra eso, te digo que no, el promedio está entre G. 50.000 a 150.000 por llevarle la contabilidad a una persona. Comparativamente no es que seamos más baratos, sino que comparativamente a igual o a mitad de precio somos más eficientes”, afirma Zapata.

“Con el tema de TAXit! vamos a reunirnos. Nosotros con el procedimiento no estamos de acuerdo; que se avance tecnológicamente y se hagan las cosas como tienen que ser. Que se ahorra tiempo estamos de acuerdo, lo que no estamos de acuerdo es que digan que somos nosotros los que cobramos honorarios altos. Acordate que los profesionales seis años estamos luchando para capacitarnos”, insistió Talavera.

En medio de las acusaciones de supuesta competencia desleal, también surgió el caso de una vendedora de TAXit!, que fue filmada durante una charla en la SET ofreciendo los servicios de la empresa. Zapata explicó que la empresa se desenmarca de ese hecho, ya que no existió ninguna directiva de la empresa para que ningún funcionario ofreciera los servicios en una institución pública y que la misma ya fue desvinculada de la empresa a raíz de ese hecho.

Algo que también se cuestionan a TAXit! es que recibió Gs. 227.477.273 de financiamiento de le Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) para el desarrollo de su tecnología de reconocimiento óptico de datos, tecnología que por el momento beneficia únicamente a esa aplicación.  

Desafío en puertas

La discusión queda abierta y ambos sectores ofrecen sus ventajas y garantías. Será el contribuyente quién termine optando por el servicio que considere más conveniente y confiable. En puertas existe un próximo desafío que pondrá a prueba a ambos sectores. La facturación electrónica.

La eliminación del papel, algo que ya es de inminente aplicación por parte de la SET, implicará una nueva forma de trabajar, tanto para TAXit! como para los contadores. Actualmente el sistema de Tributación se maneja exclusivamente por internet, y este será nada más que un nuevo paso, que tampoco tendría que significar la extinción de uno u otro. 

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo