27 de Enero de 2016 17:10

 

Tras promesa laboral, puso en peligro su vida

Como tantos jóvenes, Ana Liz Reyes (23) estaba con muchas ganas de obtener un trabajo seguro. Navegando en las redes sociales contactó con Adrián López, un paraguayo residente en La Plata, Argentina, con el que comenzó a establecer una amistad virtual.

Poco después de comenzar a hablar, la amistad de hizo mucho más frecuente. Los chats iban y venían diariamente y, en una de esas ocasiones, Adrián le dijo que le tenía una propuesta interesante que hacerle.

Le prometió un trabajo seguro en la ciudad de La Plata. Ella debía ir a establecerse en el vecino país y comenzaría a trabajar de inmediato.

Nunca había visto en persona a Adrián, sin embargo, confió en él. Cuatro meses, y miles de mensajes después, Ana tomó sus maletas, se despidió de sus familiares en Ñemby, y dejó Villa Elisa, la ciudad donde había vivido estos últimos años, para buscar horizontes más esperanzadores en La Plata, Argentina.

La noche del ataque

Llegó a territorio argentino en la mañana del domingo 24 de enero pasado. Su amigo virtual le había ofrecido quedarse en casa en la localidad de Melchor Romero, La Plata, sin ningún problema, así que la intención de Ana, al menos por el momento, era pasar su primera noche en el domicilio de Adrián López.

Todo estuvo bien hasta que llegó la noche. Según informó el cónsul paraguayo en La Plata, Christian Leguizamón, a ABC Color, Adrián intentó propasarse sexualmente con Ana Liz. En sus intentos por evitar el abuso, ella forcejeó, la negativa alteró al hombre y derivó en un violento ataque en el cual López le seccionó la vena yugular con un cuchillo de grandes proporciones.

Casi degollada

Al oír el escándalo, vecinos alertaron a los efectivos policiales, quienes acudieron hasta el lugar y encontraron a la mujer gravemente herida, no solo en el cuello, sino que también tenía varios golpes en el rostro y los brazos.

Inmediatamente, la joven fue trasladada hasta el centro hospitalario Alejandro Korn, donde médicos intervinientes constataron la gravedad de las heridas, y fue operada de urgencias, según información que nos proporcionó el cónsul paraguayo Christian Leguizamón, quien, desde lo ocurrido, se hizo presente y está pendiente del estado de la joven.

“Esta mañana estuve por el sanatorio y ya dieron de alta médico a la joven. Se encuentra fuera de peligro, no obstante estará en observación hasta mañana”, relató el cónsul paraguayo a ABC Color.

“No sabía por qué la atacó”

Tras el episodio de violencia, el agresor fue detenido al acto. Según relataron vecinos de la zona al medio argentino TN, ante el requerimiento de las autoridades, el hombre solo atinó a decir que “no sabía por qué” había atacado a Ana Liz Reyes.

El paraguayo fue detenido en la comisaría 14° de La Plata y el caso quedó en manos del fiscal Marcelo Romero, de la Unidad Funcional N° 6. “La causa está caratulada como homicidio doblemente calificado en grado de tentativa”, explicó el cónsul Christian Leguizamón.

Si bien Leguizamón está en permanente contacto con la familia de la joven, que se encuentra en la ciudad de Ñemby, el cónsul paraguayo mencionó que los familiares no desean brindar declaraciones a la prensa.

La violencia continuó

El accionar violento de Adrián López no culminó con la agresión a la Ana Liz. En la noche del martes, mientras estaba detenido en la comisaría 14°, intentó matar a un compañero de celda, y agredió a un efectivo policial. A consecuencia del altercado, el paraguayo fue trasladado a la Penitenciaría 34° de Melchor Romero.

Christian Leguizamón comentó a ABC Color que Adrián López Toledo es oriundo de Tebicuarymí, distrito de Paraguarí. “Cuando fue detenido, declaró que vive en la ciudad argentina desde hace seis años”, añadió el cónsul.

La agresión que cometió contra su compañero de calabozo fue mucho menos grave que la que sucedió con la compatriota, a quien violentó de manera mucho más cruel, según el propio cónsul pudo evidenciar cuando visitó a Ana Liz en el hospital.

“No se puede precisar que entre Ana Liz Reyes y Adrián López existiera un vínculo sentimental”, afirmó el cónsul tras conversar con Ana Liz Reyes, quien por el momento, dijo no sentirse en condiciones de hablar con los medios.

Ahora, la compatriota deberá permanecer por algún tiempo más en territorio argentino, pues debe prestar su declaración a la Fiscalía, de manera a seguir adecuadamente el proceso judicial en contra su atacante.

El cónsul manifestó que, si bien es clara la culpabilidad de Adrián en el hecho, se debe tener en cuenta que “estamos hablando de dos paraguayos, y más allá de lo que haya hecho, tenemos la obligación de garantizarle todas las medidas de protección que se le brindarían a cualquier compatriota”, puntualizó.

Según verificó el cónsul, Adrián Olmedo no cuenta con antecedentes por otros delitos en los registros de la Justicia argentina.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo