• HOY

    24°
    MIN
    34°
    MAX
     

    Parcialmente Nublado

  • Domingo 18

    19°
    MIN
    25°
    MAX
     

    Cálido,cielo nublado, vientos variables, luego rotando al sur. Precipitaciones y tormentas eléctricas moderadas.

  • Lunes 19

    17°
    MIN
    28°
    MAX
     

    Fresco a cálido, cielo escasamente nublado, vientos del sureste.

  • Martes 20

    19°
    MIN
    32°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado, vientos variables.

  • Miercoles 21

    22°
    MIN
    33°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos del noreste, luego variables.

  • Jueves 22

    22°
    MIN
    34°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos variables.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.800

    venta
    G. 6.000

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 130

    venta
    G. 190

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.500

    venta
    G. 1.600

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

28 de Agosto de 2018 10:00

 

Curas abusadores: la “vergüenza” no basta

Por Ilde Silvero

Muchas películas y denuncias de hechos reales han provocado la justa y sana indignación de las personas contra los sacerdotes que abusan de menores, niños o niñas. El Vaticano y la Iglesia local condenan esto, pero sentir vergüenza no es suficiente.

El pasado 20 de agosto, el papa Francisco, con mucha humildad y firmeza, manifestó claramente su indignación y rechazo en relación a los abusos cometidos por sacerdotes y obispos, a muchos de los cuales había expulsado del cuerpo eclesiástico.

En estos días, la Conferencia Episcopal Paraguaya se pronunció sobre el tema. En una parte, el comunicado expresa: “Como obispos de la Iglesia Católica en el Paraguay compartimos con toda la ciudadanía la indignación y el dolor por cada caso de abuso y por cada persona lastimada y vulnerada en su dignidad. Además, nos llena de vergüenza cuando estos crímenes y pecados son realizados por católicos y dentro de las instituciones de la Iglesia, en particular por aquellos que ejercen el ministerio ordenado (sacerdotes) o trabajan en instituciones de la Iglesia. Nos duele y conmueve cada caso, y no queremos que estos hechos sigan ocurriendo en nuestra Iglesia y en nuestra sociedad; ni uno solo”.

Otro párrafo dice que “la CEP está firmemente comprometida con la protección de los menores y de las personas vulnerables” y recuerda la vigencia de normas y sanciones a los abusadores, incluyendo su expulsión del estado eclesiástico y el respaldo a su juzgamiento por la justicia ordinaria con todo el peso de la ley, como, cita expresamente, ocurre con el sacerdote redentorista Félix Miranda, condenado por abuso de un menor en Encarnación.

Francamente, es plausible escuchar tanto al papa como a nuestros prelados diocesanos condenar con tanta claridad y firmeza toda clase de abusos cometidos por obispos, sacerdotes o cualquier agente pastoral. Resulta absolutamente inaceptable que un religioso consagrado al servicio de Dios abuse de adolescentes, niños o cualquier persona vulnerable. Si a los ciudadanos laicos corresponde una pena de 10 años de prisión por una violación, a los sacerdotes y pastores evangélicos debería corresponder el doble, unos 20 años, por el agravante de que utilizan su investidura religiosa para cometer sus crímenes.

Durante demasiados siglos, una deplorable ley del silencio protegía las acciones delictivas de los líderes religiosos en todo el mundo. Historiadores serios han revelado las diferentes formas en las que los pastores de diversas religiones abusaban impunemente de las ovejas más vulnerables de sus respectivos rebaños.

Así como proclamamos el basta ya a los líderes políticos corruptos y a los violadores de la Constitución Nacional, en la misma medida y con idéntica fuerza debemos denunciar y exigir justicia a los despreciables seres que utilizan su hábito religioso para abusar de menores y de gente indefensa. No más silencio cómplice, no más temor porque los autores “son hombres de Dios”, no más sentir vergüenza solo en el rincón de nuestras conciencias.

#CreyenteNoTeCalles debería ser la consigna de todas las personas que profesan alguna fe y que toman conocimiento de cualquier tipo de abusos cometidos por sus pastores religiosos. Estos delincuentes disfrazados de guías espirituales no merecen piedad ni siquiera el sentir vergüenza por ellos, sino que deben ser acusados ante la justicia y pagar la pena que corresponda.

Pueden arrepentirse y pedir perdón, y hasta oraremos por su redención, pero ya cuando estén en la cárcel pagando el crimen cometido. Recién entonces, la misericordia del Señor les podría dar una segunda oportunidad.

ilde@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

  • Ilde Silvero, respeto tu catolicismo, pero no comparto tu articulo. Es una verguenza la IGLESIA CATOLICA APOSTOLICA ROMANA. Bergoglio es patetico cuando dice que la homosexualidad es una enfermedad siquiatrica, para que todos, miremos otro lado. La iglesia catolica, reparte por el mundo entero, HOMOSEXUALES Y ABUSADORES SERIALES. El pido "PERDON, ya no basta. La iglesia catolica deberia hacer una profunda revision al interior de la institucion, y, que los CURAS Y MONGAS, retomen el curso de la NATURALEZA. Casados y con una familia a criar. Se entiende?

    pepegrillo 28 Agosto 2018, 19:58:25 

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo