Sol Invictus

No habrá Navidad este año en Belén, mítica cuna del dios-niño de villancicos y pesebres. El resto del mundo cenará, brindará, intercambiará regalos y scrolleará un genocidio en tiempo real; pero la verdad es que no nos congregan en esta fecha esas historias de Instagram, escribe Montserrat Álvarez.

Palestinos acampan entre los escombros de sus casas destruidas, Gaza, 2021. Foto: Reuters
Palestinos acampan entre los escombros de sus casas destruidas, Gaza, 2021. Foto: Reuters

Cargando...

No habrá celebraciones de Navidad este año en Belén, rodeada por el muro del apartheid (1), en la ocupada Cisjordania: como toda Palestina, está de luto. «Miles de civiles inocentes han muerto o perdido sus hogares, a sus seres queridos, su trabajo y sus medios de vida –reza un comunicado del 10 de noviembre de los Patriarcas y Jefes de las Iglesias en Jerusalén–. Y sin embargo, pese a nuestros llamados a un alto el fuego humanitario y una reducción de la violencia, la guerra sigue. Por lo tanto, Nosotros, los Patriarcas y Jefes de las Iglesias en Jerusalén, invocamos a nuestras congregaciones para que este año se mantengan firmes junto a quienes sufren tales aflicciones, renunciando a cualquier actividad festiva» (2).

Cómo celebrar, en efecto, si al 18 de diciembre el número de palestinos asesinados en Gaza se acercaba ya a los 20.000 según Naciones Unidas (3). Cómo, con la mayoría de los hospitales de Gaza destruidos por bombardeos según The British Medical Journal (4). Cómo, con Gaza bajo sitio, sin «agua ni alimentos ni electricidad ni internet ni nada», informaba in situ –heroicamente, con 74 colegas suyos muertos al 21 de diciembre, según la International Federation of Journalists (5)– el periodista Muhammad Smiry. Cómo, si al 5 de diciembre ya informaba la ONU que 8 de cada 10 gazatíes ya no tenían hogar (6); cómo, si ya advertía que la mitad se estaba muriendo de hambre y 9 de cada 10 no comían a diario (7); cómo, si ya un mes antes, el 11 de noviembre, la OMS denunciaba cientos de muertos por ataques de Israel a hospitales (8); cómo, si antes aún, ya en octubre, Amnesty International presentó pruebas de que Israel bombardeaba población civil con fósforo blanco, prohibido por el derecho internacional (9); cómo, si también en octubre el director de la oficina de Nueva York del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos dimitió en protesta por este genocidio, como lo llamó en su carta de renuncia (10). Se comprende que el Patriarcado hierosolimitano decrete duelo.

Les pido que observen dos cosas. La primera: todo lo enumerado en el párrafo anterior procede de fuentes que, con los respectivos números, encontrarán en las Notas al final de este artículo. Estas les llevarán a los sitios oficiales de la ONU, la OMS, Amnistía Internacional, la Federación Internacional de Periodistas, The British Medical Journal y, entre los grandes medios de prensa, la BBC y Fox News. Me he abstenido de citar fuentes que algún sector del público pudiera considerar «de izquierda» para evitar suspicacias, porque lo que está ocurriendo merece ser conocido por toda la humanidad, sin prejuicios ni exclusiones.

La segunda: tampoco hay opiniones personales; solo datos que pueden verificar. Los términos apartheid (primer párrafo) y genocidio (segundo), son citas, respectivamente, de una publicación del sitio oficial de Amnistía Internacional (1) y de la carta de renuncia del señor Craig Mokhiber (10); también encontrarán los enlaces a ambos textos en las Notas.

El uso de términos como apartheid y genocidio para hablar de la situación de Palestina conlleva actualmente riesgo de censura bajo el rótulo de «antisemitismo». Esto es contrario a la lógica, porque implica confundir las críticas al Estado de Israel con ataques a los judíos, muchos de los cuales no solo son opositores a ese Estado sino que se están manifestando en todo el mundo a favor de la causa palestina (11). Aunque ilógico, este neomacartismo es una amenaza real a la libertad de expresión de quienes tenemos el deber de informar y al derecho a la información que ustedes tienen (12).

Las estadísticas citadas al comienzo pueden parecer irreales. Esta era una de las preocupaciones del poeta palestino Refaat Al-Areer. «Los números –dice el sitio web de su proyecto We Are Not Numbers (13)– son impersonales, y a menudo adormecedores». Ojalá pudiéramos dar más que meras cifras de los miles de palestinos caídos en Gaza –como el propio Al-Areer, asesinado por una bomba israelí en casa de su hermana junto con varios miembros de su familia–. Es injusto no nombrarlos a todos, y absurdo limitarnos a los crímenes cometidos desde el 7 de octubre, como si hubieran comenzado recién entonces, pero la brevedad del espacio nos impone límites, así que en esta ocasión, por no dejar de incluir al menos un ejemplo, recordaremos al médico Hammam Alloh.

Hammam Alloh fue entrevistado telefónicamente el 31 de octubre en un programa de televisión estadounidense que pueden ver en línea (14). Cuando la periodista Amy Goodman le preguntó por qué seguía en la sitiada y bombardeada Gaza, arriesgándose a morir en cualquier momento, el doctor –que contestaba al aire desde el Hospital de Al-Shifa– pareció perplejo, como alguien que acaba de escuchar un disparate. «Pero si yo me fuera –respondió al fin–, ¿quién cuidaría de mis pacientes?».

Fue su última entrevista. «No somos animales», exclamó. «¿Acaso he estudiado medicina tantos años para preocuparme solo por mí?». Diez días después, el 11 de noviembre, un proyectil israelí alcanzó la casa de su esposa, matándolo junto con varios miembros de su familia.

No habrá celebraciones de Navidad este año en Belén, mítica cuna del dios-niño de villancicos y pesebres. El resto del mundo se reunirá, cenará, brindará, intercambiará regalos y scrolleará un genocidio en tiempo real. Pero la verdad es que no nos congregan en esta fecha esas historias de Instagram, sino la historia de una familia pobre y desplazada bajo la ocupación de un poderoso imperio, de un niño que vino al mundo entre el barro y la paja del piso de un establo. Y, detrás de esta, una historia aún más antigua, que viene de mucho antes de los rituales y los calendarios, del primitivo terror de nuestro origen, cuando descubrimos que cada día la luz declina hasta apagarse por completo, y que cada año mengua hasta llegar a la noche más larga. Y esa noche, justo en el instante en el que las tinieblas se vuelven impenetrables, la luz empieza a crecer. Justo entonces, cuando no queda esperanza, y justo allí, donde reinan luto y pena, comienza a renacer el Sol Invicto, porque el don del universo se levanta para todos, no alumbra a unos más que a otros, no respeta el apartheid.

Notas

(1) Amnesty International official website: https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/blog/historia/articulo/israel-crimen-apartheid/

(2) Jerusalem Patriarchate official website: https://en.jerusalem-patriarchate.info/blog/2023/11/11/statement-on-the-celebration-of-advent-and-christmas-in-the-midst-of-war-on-gaza/

(3) United Nations Relief and Works Agency for Palestine Refugees in the Near East (UNRWA) official website: https://www.unrwa.org/resources/reports/unrwa-situation-report-54-situation-gaza-strip-and-west-bank-including-east-Jerusalem

(4) Gaza: Death toll rises to nearly 20 000 as attacks on hospitals and staff continue. The British Medical Journal, 20/12/2023: https://www.bmj.com/content/383/bmj.p2973

(5) International Federation of Journalists official website: https://www.ifj.org/war-in-gaza

(6) United Nations official website: https://news.un.org/en/story/2023/12/1144387

(7) BBC News: https://www.bbc.com/news/world-middle-east-67670679

(8) World Health Organization / Eastern Mediterranean region official website: https://www.emro.who.int/media/news/unfpa-unicef-and-who-regional-directors-call-for-immediate-action-to-halt-attacks-on-health-care-in-gaza.html

(9) Amnesty International official website: https://citizenevidence.org/2023/10/13/israel-opt-identifying-the-israeli-armys-use-of-white-phosphorus-in-gaza/

(10) Fox News [Craig Mokhiber Resignation Letter / PDF]: https://static.foxnews.com/foxnews.com/content/uploads/2023/10/cm_final_letter_signed_pdf.pdf

(11) Public Broadcasting Service (PBS): https://www.pbs.org/newshour/politics/who-are-the-palestinian-and-jewish-led-groups-leading-the-protests-against-israels-action-in-gaza

(12) ¿Quieren hablar de «cancelación»? Gaza y la censura: Esta es la verdadera «cancelación». El Suplemento Cultural, 05/11/2023.

(13) https://wearenotnumbers.org/

(14) https://www.democracynow.org/2023/10/31/israel_gaza_ground_invasion

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...