21 de Noviembre de 2017

| EXDIRIGENTE PARAGUAYO RECIBÍA SOBORNOS BAJO EL NOMBRE “HONDA”

Napout pedía a Jinkis (Full Play) su coima en sobre y en efectivo

Por Marcos R. Velázquez

La Fiscalía de EE.UU. presentó a un nuevo testigo en el juicio contra Juan A. Napout, José M. Marín y Manuel Burga por el caso FIFA-Gate. Este identificó a Napout y a Burga como los que recibían coimas de Full Play. Dijo que Napout pedía pagos “en sobre, en efectivo y en su oficina”.

Se complica cada vez más la situación procesal del expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) y vicepresidente de FIFA, el paraguayo Juan Ángel Napout quien, junto al brasileño José María Marín y el peruano Manuel Burga, está siendo enjuiciado en los EE.UU. por el megaescándalo de corrupción FIFA-Gate.

En la segunda semana del juicio que se lleva a cabo en la Corte Federal de Nueva York, en Brooklyn, el Gobierno norteamericano presentó a su segundo testigo. Recordemos que la semana anterior el testigo fue el argentino Alejandro Burzaco, ex CEO de Torneos y Competencias (TyC), quien ya había afirmado que los tres acusados recibieron sobornos de su empresa.

En la víspera, la Fiscalía llamó a Santiago Peña, un exempleado de los Jinkis (Hugo y Mariano) dueños de la empresa Full Play.

Peña identificó plenamente a Napout y a Burga como dos de las personas a quienes se pagaron sobornos desde Full Play, según comentó Silvina Sterin, reportera argentina de TN en su cuenta de Twitter.

Añadió que Peña mantuvo en una caja de seguridad en su domicilio toda la información con registro de pagos a los presidentes de las Federaciones, que hacía Full Play y que se la entregó a las autoridades norteamericanas dos años después de la redada en Suiza (27-05-2015). Esa información fue presentada en la Corte y agregada como evidencia.

Dinero “cash” 

“Mariano Jinkis me dijo que Napout quería que se le pague así (cash) y entonces un cambista traía efectivo, dólares, los ponía en un sobre y se los llevaba a la oficina”, declaró Santiago Peña. De esta forma, el exdirigente paraguayo se “libraba” de dejar rastros como sería con una transferencia bancaria.

Solo por la Copa América 2015, realizada en Chile, Juan Ángel Napout recibió US$ 1 millón y figura además US$ 10.175,88 en entradas para un concierto del cantante británico Paul McCartney, siempre según el testimonio del testigo Santiago Peña.

Napout = Honda 

Peña declaró además que sus jefes, los Jinkis, le pidieron que dejara de poner iniciales de los nombres de los presidentes de las Federaciones en el registro de pagos de sobornos.

Fue así que el empleado de Full Play remplazó los nombres de personas por “nombres de fantasía” utilizando marcas de vehículos para asignar el código de cada presidente de Federación que cobraba los sobornos.

En ese registro, Napout figura bajo la marca “HONDA” y no solo una vez sino varias veces (aunque no se especificó el monto total que habría recibido el extitular de la Conmebol). El registro mantenido por el empleado de los Jinkis muestra varias entradas de pagos a Napout, como Honda, todos “cash”, señala la reportera de TN.

Suena como otro testigo, un banquero del Bank Of American quien podría confirmar si uno de los acusados utilizó cuentas en EE.UU.

Sobornos por marcas

Los Jinkis, dueños de la empresa Full Play (acusada por el gobierno de EE.UU. en el caso FIFA-Gate), exigieron al empleado Santiago Peña, testigo en el juicio, que cambie las iniciales de los nombres de los presidentes de Federaciones que recibían sobornos por nombres de fantasía. Peña utilizó marcas de vehículos: 

VW fue Carlos Chavez de Bolivia; Toyota fue Luis Chiriboga de Ecuador, KIA fue para Sergio Jadue de Chile, Peugeot fue para José Luis Meiszner de Argentina, y Benz (por Mercedes) fue para Rafael Esquivel de Venezuela. Napout era HONDA.

Empresa continúa campante

Ayer el exempleado de los Jinkis (Hugo y Mariano) en Full Play, Santiago Peña, confirmó ante la Corte Federal de Nueva York (EE.UU.) que la empresa de marketing deportivo pagaba sobornos a los exdirigentes de la Conmebol.

De hecho, los dueños de Full Play, Hugo y Mariano Jinkis, también están acusados por la justicia norteamericana y existe un pedido de extradición por ambos que fue trabado por el juez argentino Claudio Bonadío.

No obstante, lo llamativo es que la empresa Full Play continúa trabajando tranquilamente con la Conmebol, administrada actualmente por Alejandro Domínguez, quien rescindió contrato con Datisa SA por supuesta corrupción.

mvelazquez@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo