16 de Setiembre de 2012

| programa mundial de alimentos quiere apoyar a 50.000 personas vulnerables

Anuncian ampliación de asistencia al Chaco por más de un millón de dólares

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) anunció que ampliará su asistencia en emergencias en la región del Chaco paraguayo para apoyar a 50.000 personas vulnerables afectadas por las inundaciones u otro desastre natural. Esta intervención tendrá un costo de US$ 1,34 millones hasta el final de 2012, y tiene como objetivo apoyar a las familias más afectadas.

A principios de 2012, la región más grande del país (Chaco) fue afectada por una sequía severa que disminuyó significativamente la producción agropecuaria durante el primer trimestre. Seguido a la sequía, durante el mes de abril, grandes lluvias inundaron la zona. Durante los meses de mayo y junio, nuevas inundaciones y un frente frío aislaron a muchas de las comunidades de la región, empeorando aun más su condición de vida.

“En agosto, las inundaciones seguían cubriendo porciones de la región y para muchas de las personas pobres que viven en los departamentos del Alto Paraguay, Boquerón y Presidente Hayes, la situación es grave”, expresó Paolo Mattei, coordinador de Emergencias del Programa Mundial de Alimentos en Paraguay.

“Al mismo tiempo que las distribuciones generales de alimentos en las zonas más afectadas, estamos llevando a cabo una evaluación profunda de la nutrición y de la seguridad alimentaria y en coordinación con Plan Internacional y las instituciones gubernamentales, tales como el Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN). Después de la evaluación, podemos adaptar nuestra respuesta, si es necesario, para incluir componentes nutricionales especiales para las mujeres y niños más vulnerables”, agregó.

En abril de 2012, el Gobierno solicitó asistencia al PMA y la agencia puso en marcha una operación de emergencia que ayudó a 40.000 personas en un período de 3 meses, hasta agosto último. Como el PMA no tiene oficinas en el Paraguay, se desplazó a personal de las oficinas de Bolivia, Ecuador, El Salvador y la Oficina Regional en Panamá, para coordinar de cerca y conjuntamente con las autoridades a nivel local y nacional. La operación fue implementada conjuntamente con la Secretaría Nacional de Emergencias (SEN), que se responsabilizó por el almacenamiento y distribución de los alimentos. Este esquema de trabajo conjunto con el Gobierno se mantendrá durante la segunda operación del PMA, explicó Mattei.

Antes de la emergencia, la desnutrición era prevalente dentro de la población indígena de la Región Occidental o Chaco. De acuerdo al INAN, las tasas de desnutrición crónica entre los niños menores de 5 años en la población indígena fueron del 43 por ciento, mientras que el promedio nacional es del 17 por ciento.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar