16 de Abril de 2012

| DIQUES DE ALIVIADEROS NO PERMITEN ESCURRIR AGUAS DEL PILCOMAYO

Planean destruir represas

Una gran masa de agua viene bajando desde Pozo Hondo con dirección a Gral. Díaz, distrito de Tte. 1º Irala Fernández. Para evitar un desastre mayor en la zona, es urgente destruir las represas instaladas en los cauces de los ríos Montelindo y Negro.

TTE. 1º MANUEL IRALA FERNÁNDEZ, Pdte. Hayes (Roque González Vera, enviado especial). La Comisión Nacional del Pilcomayo confirmó datos preocupantes sobre el nivel del río en su curso superior. En la zona de Pozo Hondo el Pilcomayo registró 6,19 metros, de acuerdo a informaciones de la estación pluviométrica de Misión La Paz (Argentina) del viernes último.

En Villa Montes (Bolivia) el río tuvo un nivel de 3.97 metros, algo completamente inusual para esta temporada del año en que el río ya comienza su período de descenso. Esa masa de agua está descendiendo hacia Gral. Díaz, siguiendo la cañada La Madrid.

Técnicos de la comisión nacional estiman que en cinco días, el agua estará llegando a Gral. Díaz. El grave problema es que la zona está completamente inundada. El nivel del agua ya es extremo, por las lluvias y por la misma crecida del Pilcomayo, y ahora se viene un repunte absolutamente atípico.

Equipo de crisis

En la tarde ayer se formó un equipo de crisis, integrado por la ministra de la Secretaría Emergencia Nacional (SEN), Gladys Cardozo; el ministro del Ambiente, Óscar Rivas; el Gral. Wenceslado Vargas y el Gral. Édgar De Mestral, comandante del Tercer Cuerpo de Ejército.

Toda la tarde de ayer se dedicó a tareas de gabinete, análisis de fotografías y verificación de fotos satelitales. La opción planteada por los técnicos es la destrucción inmediata de las represas instaladas en los río Montelindo y Negro, a fin de facilitar el escurrimiento del Pilcomayo, descomprimir Gral. Díaz y evitar la acumulación de agua en una superficie mayor.

Negras perspectivas

Si los diques instalados en los ríos Montelindo y Negro no se destruyen, las aguas no podrán escurrirse. El resultado será la destrucción de pasturas y la inundación de un mayor número de comunidades.

Los técnicos llegaron a la conclusión de que ambos ríos pueden canalizar al Pilcomayo hacia el sur del Chaco paraguayo.

La producción ganadera se encuentra en grave crisis. Unas 160.000 cabezas de ganado están en peligro y cuanto mayor tiempo permanezca el agua en los campos, el riesgo de una mortandad masiva es mucho mayor.

Por las buenas o...

Esta mañana, un equipo de técnicos sobrevolará los cauces de los ríos Montelindo y el Negro en procura de determinar los puntos críticos de escurrimiento. La comisión del Pilcomayo recopilará datos de los puntos donde están ubicadas las represas.

Dada la gravedad de la situación, las autoridades advierten a los ganaderos de la terrible situación que enfrentarán si las represas se mantienen en pie. Si no abren los pasos de agua, los diques serán abiertos por la fuerza, sin importar los medios que deban emplearse.

Se dispone de menos de una semana para que las represas estén abiertas.

Muere una mujer

En la madrugada de ayer falleció Adriana González, de un cuadro de peritonitis aguda. Su muerte se produjo en las cercanías de la escuela agrícola Ñu Apu’a, unos 90 kilómetros al oeste de Fuerte Olimpo y a 230 kilómetros de Tte. 1º Irala Fernández.

Familiares solicitaron ayuda urgente a través de radio Pa’i Puku, el sábado. Se planificó la operación, pero el avión de la Fuerza Aérea Paraguaya no pudo partir ante la inundación de la pista de aterrizaje en la zona. Como la noche se aproximaba se resolvió partir a la madrugada, pero la paciente falleció antes.

De todos modos, una aeronave llegó al lugar para transportar el cadáver hasta Irala Fernández, donde se encuentran los familiares de la fallecida.

Iglesia se solidariza

CAACUPÉ (Desiré Cabrera, de nuestra redacción regional). La colecta realizada durante el ofertorio de la tradicional misa dominical de las 07:00 de ayer, en el Santuario de la Virgen de los Milagros de Caacupé, será distribuida a las parroquias del Chaco para la ayuda a los daminificados por las inundaciones. El anuncio fue hecho por el obispo local, Mons. Claudio Giménez, quien presidió la celebración eucarística.

Al inicio de la misa de ayer, el pastor de la diócesis cordillerana pidió oraciones por todos los afectados por las inundaciones que se están produciendo en el Chaco.

Después de la misa fue abordado por los periodistas y dijo lamentar la lenta reacción de todos, incluso del Gobierno, para socorrer a los afectados. En ese sentido, señaló que el obispo de la diócesis del Pilcomayo, Mons. Lucio Alfert, advirtió hace mucho tiempo que la situación que se estaba viviendo en el Chaco era desesperante, pero que los responsables esperaron demasiado tiempo para actuar en consecuencia.

“Incluso tengo que hacer un mea culpa de la propia Iglesia al respecto, que recién ahora comienza a gestionar ayudas”, acotó.

Colecta de estudiantes

El Centro de Estudiantes de la Facultad de Derecho UNA inicia hoy una colecta para ayudar a los damnificados por las inundaciones en el Chaco. Consiste en alimentos no perecederos, ropa, calzados, abrigos, colchones, frazadas, medicamentos, agua mineral y artículos para higiene personal, etc. La actividad se extenderá hasta el viernes próximo.

Los interesados en apoyar la campaña pueden acercarse de 09:00 a 21:00 a la sede la Facultad de Derecho, ubicada sobre la calle República de Colombia casi Trinidad, y también al antiguo local, situado sobre calle Mcal. Estigarribia y Yegros, de 07:30 a 18:00.

Fueron habilitados varios números para los interesados en apoyar la campaña. Pueden comunicarse al (0981) 487657, con la presidenta del Centro de Estudiantes, Anaya Arrúa; (0981) 764364, Fabiana Zarza, o al (0981) 644949, del vicepresidente de la organización estudiantil, Jorge Melgarejo.

En la sede antigua de Derecho, pueden comunicarse con la abogada Jazmín Ibarrolla, al (021) 440808.

La invitación a unirse a la campaña se extiende a los aproximadamente 3.000 estudiantes de Derecho de la UNA y a la ciudadanía en general. La idea es que la gente entienda que las familias de la zona afectada por la inundación en el Chaco Central nos necesitan, expresó Jorge Melgarejo.

Víveres “caídos del cielo”

Cerca de las 16:30 de ayer despegaban los dos aviones que transportan 2.000 kilos de víveres de la Secretaría Emergencia Nacional (SEN). El plan era lanzar desde las alturas paquetes de alimentos a los damnificados de Tte. Irala Fernández, rodeados por las guas.

Las aeronaves tenían como hoja de ruta Casanillo y Pozo Amarillo, dos lugares que están en situación crítica, indicó el comandante de la Brigada Aerotransportada de la Fuerza Aérea, general de Brigada Obdulio Manuel Báez.

Los paquetes de 32 kilos cargan aceite, arroz, azúcar, harina, poroto, fideo, panificados y sal, según el jefe castrense.

Evacuación de inundados terminó ayer

TTE. 1º MANUEL IRALA FERNANDEZ, Pdte. Hayes (Enviado especial). La evacuación de los pobladores de Gral. Díaz finalizó ayer. Los damnificados se encuentran reubicados a cuatro kilómetros del fortín, en el único lugar con tierra firme en varios kilómetros a la redonda.

Un total de 76 personas quedaron en el sitio. Allí se montaron carpas, un dispensario médico con un promotor de salud y un voluntario de la Cruz Roja Paraguaya. Las operaciones en el fortín se encuentran desde ayer a cargo del Tte. Cnel. Carlos Ramón Zugasti, oficial de Caballería que asume la responsabilidad de la seguridad en el sector, sobre todo de la población evacuada.

Ante la información del repunte del Pilcomayo, los técnicos de la Comisión Nacional realizarán un relevamiento en el terreno a fin de determinar si el campamento es seguro o si corre el riesgo de quedar inundado. De ser necesario, podrían ser evacuados al centro urbano de esta localidad.

La Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) inició ayer el acopio de combustible, carpas y víveres en Joel Estigarribia, base de la 1ª División de Caballería. La intención es tener capacidad de respuesta en caso de ser necesario abrir otro frente de trabajo en la emergencia, ante la crecida del Pilcomayo.

Joel Estigarribia cuenta con una buena pista de aterrizaje; no es asfaltada, pero está compactada y no tiene riesgo de inundación. El cuartel de la 1ª División de Caballería puede recibir a evacuados, en caso de ser necesario.

Desde Pozo Hondo se confirmó que el Pilcomayo ingresó en la cañada de Los Monos rodeando a la unidad de la Armada Paraguaya.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar