12 de Octubre de 2002

 

Con topadoras destruyen selva de ayoreos en el Alto Paraguay

La fiscala del ambiente, María Bernarda Alvarez, constató la incesante incursión de topadoras y otras maquinarias pesadas al sureste del territorio de la etnia ayoreo totobiegosode, en el Departamento del Alto Paraguay. En el sitio se deforesta y se hace mensuras, en forma ilegal.

Cuatro fotos del resultado de la deforestación ilegal de palosanto en territorio ayoreo totobiegosode, en el Chaco.

Cuatro fotos del resultado de la deforestación ilegal de palosanto en territorio ayoreo totobiegosode, en el Chaco. / ABC Color


En la zona habitan los últimos silvícolas de la Cuenca del Plata, los totobiegosode, que han optado por no entrar en contacto con la sociedad nacional.

Conforme con la fiscala, el objetivo de la incursión de extraños en territorio indígena es para realizar mensuras en una finca perteneciente a la reserva de los ayoreos, considerada patrimonio natural y cultural (tangible e intangible), violando expresas disposiciones judiciales de no innovar.

La fiscala sobrevoló la zona y comprobó la sistemática apertura de picadas y la depredación de especies forestales protegidas como palosanto y quebracho colorado. Lo constatado fue apuntado en un informe técnico elaborado por el Ing. forestal Carlos Barrios Benegas, del Ministerio Público.

La inspección aérea también incluyó la zona de amortiguamiento lindante al patrimonio totobiegosode, donde se constató la quema de palmares, aperturas de picadas, construcción de alambradas y viviendas para casco urbano de estancias.

En una intensa cobertura boscosa se observaron innumerables picadas en forma transversal a la picada mayor de la mensura realizada.


PIDEN PARAR MENSURA

El informe técnico indica que la picada principal facilitará la extracción furtiva de especies forestales valiosas como el palosanto. El técnico recomienda la suspensión de las tareas de mensura hasta tanto se resuelvan y compatibilicen los criterios técnicos para realizarla, teniendo en cuenta la presencia de silvícolas en la zona.

Las tierras que conforman el Patrimonio Cultural y Natural Ayoreo Totobiegosode reciben presión permanente por parte de interesados en la explotación de sus recursos naturales, el avance de colonos menonitas y terratenientes brasileños, entre otros.

MENSURA SE HACE PESE A PROHIBICION JUDICIAL

La incursión de maquinaria en territorio ayoreo totobiegosode tendría vinculación con la venta de una parte de la finca Veragilma a dos empresas extranjeras: Itakyry SRL y Luna Park Internacional Limitada, a pesar de que sobre ella pesa una medida cautelar de no innovar, según se presume en la Fiscalía del Ambiente.
Sin un estudio de impacto ambiental, dichas empresas están realizando la mensura del terreno, con el agravante de carecer una metodología adecuada a la permanencia de los silvícolas en la zona.
El antecedente más cercano de este tipo de situación se remonta a 1994, cuando una topadora -abriendo una picada en medio del monte- penetró de lleno en una aldea totobiegosode, provocando la huida de los indígenas, sin tiempo siquiera para llevar del lugar sus bienes.
Al caer la noche, los indígenas volvieron para tirar flechas contra la maquinaria y lanzas contra la camioneta que acompañaba el operativo. En el Ministerio Público no quieren que se vuelva a tener una situación similar, por lo que propician la suspensión de la mensura.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo