17 de Febrero de 2017

| arzobispo insiste en que sacerdote “solo cometió un gesto indecoroso”

Nuevo obispo dijo que comparación de Mons. Valenzuela no corresponde

Los casos de acoso sexual por parte de un sacerdote, sin importar que la víctima sea mayor o menor de edad, constituyen un escándalo y se debe actuar según ley eclesial, dijo Mons. Pedro Collar, quien ayer fue nombrado obispo de la diócesis de San Juan Bautista. Afirmó que las comparaciones del arzobispo de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela, en el caso que sufrió una joven de Limpio por parte del expárroco de esa ciudad, no corresponden, atendiendo que el papa Francisco es claro respecto a que en estos hechos hay que actuar. Instó a las personas a que denuncien este tipo de situaciones.

CIUDAD DEL ESTE (Mariana Ladaga, de nuestra redacción regional). “Cuando se trata de un tema de pecado, de orden moral, sea pequeño, sea grande en cuanto a grado se refiere, lo importante es que uno actúe y clarifique bien los principios, para la persona afectada y también para la comunidad. Un comunicado, una comparación, me parece a mí, personalmente, que no corresponden tanto, teniendo en cuenta lo que el Papa dijo, que se actúe. Que uno sea menor de edad, mayor de edad, eso hay que ver en un segundo momento, pero es muy importante la actuación de la autoridad”, señaló el obispo Pedro Collar. Fue al ser consultado sobre las expresiones y posición de monseñor Edmundo Valenzuela sobre la denuncia presentada por la joven Alexandra Torres contra el ahora expárroco de Limpio Pbro. Silvestre Olmedo, quien, según la denuncia, la acosó y manoseó.

“La gravedad de un hecho y el otro hay que verla concretamente, pero de buenas a primeras es una cosa que no corresponde. Es un escándalo y hay que actuar, pero conforme a la ley canónica, que está delimitada, reglamentada incluso para las prevenciones”, añadió en otro momento.

El religioso instó a las personas que pasen por este tipo de situaciones a que denuncien los hechos. “Siempre es importante hacer las denuncias, aunque fuere un escándalo. Hay que acercarse y ver caso por caso, uno tiene que analizar un poco, investigar, pero toda esa parte está dentro de lo que se llama el protocolo y hay que seguir el protocolo y después vendrán las determinaciones. Hay que actuar. Yo, personalmente, no dudo de eso”, puntualizó.

“Pienso que en ese punto no podemos ni debemos dudar de lo que dispone el papa Francisco, que es muy claro acerca de que cuando se presenta un caso de denuncia de abuso de menor, entonces el obispo está obligado a actuar automáticamente”, dijo el obispo. “Si se da una cosa medio ambigua, eso es una lástima, pero no debe ser así: tenemos que comenzar a observar sencillamente la ley eclesial, que justamente está para proteger la vida de la persona, fundamentalmente de la persona vulnerable”, indicó.

En la CEP

Por otra parte, la conferencia de prensa convocada ayer en la Conferencia Episcopal Paraguaya para anunciar la designación de Mons. Pedro Collar como nuevo obispo de San Juan Bautista culminó abruptamente cuando los obispos ya no quisieron responder las preguntas de los periodistas sobre la defensa que hizo el arzobispo de Asunción, Mons. Edmundo Valenzuela, al expárroco de Limpio Silvestre Olmedo, denunciado por acoso y manoseo a una joven de la Pastoral Juvenil.

“El abuso de menores es un crimen de lesa humanidad, por lo tanto, como dice el Papa, tolerancia cero. Nosotros también decimos tolerancia cero, pero también de nuestra parte hacemos esa distinción cuando se trata de un adulto mayor. Por supuesto que un acto indecoroso es malo y por eso exige una sanción ”, comenzó diciendo Mons. Edmundo Valenzuela, al responder a la pregunta porque la Iglesia minimiza el acoso a la joven de Limpio.

Cuando se le consultó si el caso del cura Olmedo irá al Vaticano, indicó que “si esto fuera una situación de delito de menores, evidentemente se lleva al Vaticano, pero como no es de menores, no es un crimen de lesa humanidad, se hace todo un proceso canónico. Se hace un proceso respetuoso de la persona”.

Se le preguntó qué quiso decir al afirmar que el abuso del cura a una joven es “una piedrita”, Valenzuela indicó que “la montaña es un escándalo, como la violación de menores. Todos los feligreses entienden perfectamente cuando es un abuso de menor y es una montaña. Pero cuando un hijo tuyo ha cometido una falta, esa falta no es una montaña”, apuntó.

El caso del cura Olmedo daba para otras preguntas, pero los panelistas ya no quisieron responder y se retiraron, lo que generó la indignación de los trabajadores de prensa.

Vaticano sigue el caso

Mientras que el arzobispo de Asunción, Mons. Edmundo Valenzuela, considera que el acoso y manoseo del excura de Limpio no merecen ser comunicados al Vaticano “porque no se trata de abuso de menor”, ayer el nuncio Eliseo Ariotti aclaró a los periodistas que uno de sus trabajos en nuestro país es informar a la Santa Sede de todo lo que ocurre en la Iglesia en Paraguay.

“Todos los casos de pedofilia son también enviados a la Congregación de la Doctrina y la Fe y desde allí se dan las indicaciones a los obispos del mundo con el principio de la tolerancia”, indicó Ariotti. Agregó que el Vaticano está informado de todos los casos a través de los nuncios. “Nosotros también colaboramos con la justicia civil. Cuando tenemos el informe canónico lo transmitimos a la justicia civil. Debemos informar todo y el Ministerio de Justicia del Vaticano está al tanto del caso, como la justicia del Paraguay”, dijo finalmente.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo