01 de Octubre de 2014

| en declaraciones a medio católico señaló que análisis del destituido es “ingenuo”

Vocero del Vaticano dice que Livieres no fue echado por abusos sexuales

El destituido obispo de Ciudad del Este Rogelio Livieres Plano colgó ayer en su página web un artículo que señala que el papa Francisco no lo echó de su diócesis por proteger a un sacerdote acusado de haber abusado de menores, sino por desavenencias ideológicas con sus pares de la Conferencia Episcopal Paraguaya.

Mons. Rogelio Livieres Plano, primero de la derecha, cuando aún participaba de la asamblea de la CEP. Aparecen con él los obispos Sebelio Peralta y Miguel A. Cabello.

Mons. Rogelio Livieres Plano, primero de la derecha, cuando aún participaba de la asamblea de la CEP. Aparecen con él los obispos Sebelio Peralta y Miguel A. Cabello. / ABC Color

El artículo publicado en Catholic News Service (Servicio de Noticias Católicas), el servicio informativo católico más importante y antiguo, lleva por título “El Vaticano dice que la salida de obispo no es resultado de un caso de abuso sexual”. El periodista Francis X. Rocca, del mencionado medio, entrevistó al respecto al vocero del Vaticano, padre Federico Lombardi.

La protección brindada por Livieres al cura Carlos Urrutigoity, acusado de pederastia y acoso sexual fue el principal enfoque de la prensa internacional al difundir la destitución.

Luego de ser destituido Livieres habilitó una página web en la que publica sus posiciones (http://rogeliolivieres.info/). Allí colgó una traducción libre del artículo, que dice en partes: “El Vaticano negó que el papa Francisco haya despedido a un obispo paraguayo controversial por su mal manejo de acusaciones de abuso sexual, atribuyendo la decisión en cambio a otros fallos de gobierno y fricción con sus colegas obispos. Mientras, el obispo describió su despido como un caso de “persecución ideológica” por su oposición a la teología de la liberación”.

“No confundamos a Wesolowski (Josef, arzobispo polaco a quien Francisco ordenó arrestar unos días antes destituir al obispo) con Livieres; uno es un caso de pedofilia, y el otro no” dijo el padre Jesuita Federico Lombardi, vocero del Vaticano, al Catholic News Service. “Livieres no fue removido por razones de pedofilia”, dijo el padre Lombardi. “Ese no fue el problema principal”. “Hubo serios problemas con su manejo de la diócesis, la educación del clero y las relaciones con otros obispos”, dijo el padre Lombardi”, señala el medio.

Según esta publicación, el vocero no quiso entrar en detalles, pero mencionó diferencias con otros obispos sobre la educación en el seminario y aludió a las declaraciones del obispo Livieres, en una entrevista por televisión en la que describió a un obispo como un homosexual. Se refería al arzobispo de Asunción, Pastor Cuquejo.

La publicación cita que el padre Lombardi remarcó que la declaración del Vaticano decía que la expulsión del obispo fue por el “bien mayor de la unidad de la iglesia de Ciudad del Este” y entre los obispos de Paraguay.

El CNS también cita una entrevista con Livieres en Roma, del 27 de setiembre. La publicación dice que el destituido estuvo de acuerdo con que el caso de Urrutigoity fue “completamente marginal” a la acción del Papa, aunque dijo que otros obispos paraguayos habían usado al sacerdote –sobre quien insistió que era completamente inocente de abuso sexual– como un “arma” con la cual atacarlo.

“Dijo que este conflicto con otros obispos está centrado en su oposición a la teología de la liberación. Dijo que el papa Benedicto XVI personalmente le dijo que la teología de la liberación era “el problema en toda América Latina””, escribe el medio. Y contrapone: “El padre Lombardi caracterizó el análisis como “ingenuo” y “absolutamente reduccionista”.

Antecedentes del caso

Monseñor Rogelio Livieres Plano fue destituido por el papa Francisco el jueves 25 de setiembre. Esta decisión se tomó tras una visita apostólica que realizaron a su diócesis el cardenal Santos Abril y Castelló y el obispo auxiliar de Montevideo, Mons. Milton Troccoli. En el informe final se menciona que durante su gobierno pastoral hubo un manejo desprolijo de la diócesis, en el aspecto administrativo y en la relación con sus pares de la Conferencia Episcopal Paraguaya. Una primera medida que había tomado el Vaticano fue la suspensión de las ordenaciones sacerdotales de los candidatos formados en los seminarios creados por Livieres. El obispo hasta ahora no se volvió a mostrar en público.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo